Despidos

Garbarino adeuda sueldos y cierra locales

El Grupo Garbarino lleva tres meses sin pagar sueldos a cerca de 4 mil empleados/as. Mientras, Carlos Rosales, el dueño habla de reconversión, entre deudas millonarias las y los trabajadores resisten. Además denuncian suspensiones, despidos encubiertos y el cierre de sucursales en todo el país.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


El Grupo Garbarino adeuda el salario a cerca de 4.000 trabajadores desde hace tres meses. Esto incluye aguinaldos y un bono de fin de año. La lucha de las y los trabajadores autoconvocados incluyó la toma el mes pasado de un depósito ubicado en La Tablada, así como la movilización al Obelisco el martes pasado. Bajo el lema #GarbarinoNoPaga, siguen en pie denunciando la falta de respuestas por parte del dueño de la empresa y los sindicatos.

“Hay 4000 familias que están en el medio y no les dan bola, la olla hay que llenarla todos los días, es un desgaste psicológico terrible, no hay un conflicto tan grande hoy en la Argentina como para que no se haga visible, hace 15 días que Garbarino no vende ni por la Web” declaraba uno de los trabajadores.

La situación que viven es de incertidumbre total. Mientras, el vaciamiento paulatino de la empresa avanza y se refleja en que para el mes de mayo se mantuvo a 1.300 trabajadores/as bajo suspensión. Hay despidos encubiertos y además, se cerraron alrededor de 40 locales alrededor del país, entre los cuales están la sucursal de la calle Florida, Morón, Lanús, Terrazas de Mayo, Nordelta, Villa Crespo, Río Cuarto, Formosa, Corrientes, San Rafael en Mendoza, Salta, entre otras.

La crisis de la empresa la pagan las y los trabajadores

El grupo compuesto por las empresas Garbarino, Compumundo, Digital Fueguina, Tecnosur, Garbarino Viaje y la financiera Fiden fue adquirido hace un año por el empresario Carlos Rosales, presidente de la aseguradora Grupo PROF y protesorero del Club de San Lorenzo. Desde ese momento de 200 locales se pasó a 139, de los cuales 105 son de Garbarino y 34 de Compumundo.

Mirá también:  La (In)Justicia contra los sindicatos

En estos momentos se habla de la posible venta del grupo o su reconversión al rubro del e-commerce, para lo cual aducen hace falta desprenderse de locales y contratar trabajadores con otro perfil. Pero, lo cierto es que las deudas millonarias acumuladas con diferentes acreedores vuelve incierto el panorama. Además, bajo esta excusa los derechos de las y los trabajadores están siendo vulnerados y no les dan respuesta alguna sobre la continuidad de sus fuentes de trabajo.

Según datos publicados por BAE «la Central de Deudores del Banco Central (BCRA),  muestra que la compañía acumula 3.251cheques rechazados, por un total de $ 4601 millones. Entre los principales acreedores, se encuentran bancos, financieras y trabajadores. El listado de acreedores incluye a La Cooperativa Frincredit, con un pasivo de $ 186 millones; Finares con $ 148 millones; el Banco Nación con $ 83 millones y el HSBC, con $ 54millones; entre otros».

La mayoría de las y los trabajadores están encuadrados en el Sindicato de Comercio, conducido por Armando Cavalieri, otra parte está representada por el sindicato de Camioneros, de Hugo Moyano. Según denuncian las y los trabajadores, estos no respaldan este reclamo, mientras llaman a tener paciencia y dicen que no pueden hacer nada.

Pese al cerco mediático que pesa sobre el conflicto, es importante difundir e insistir con que las y los trabajadores autoconvocados de Garbarino, tal como se denominan, siguen de pie. Son 4 mil laburantes y sus familias quienes que reclaman algo básico como los sueldos adeudados, los aportes patronales, mientras no tienen siquiera la cobertura de la obra social.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“La cháchara acerca de la necesidad de demostrar la noción de valor se basa únicamente en la ignorancia más crasa, tanto del tema en cuestión como del método científico. Cada niño sabe que cualquier nación moriría de hambre, y no digo en un año, sino en unas semanas, si dejara de trabajar. Del mismo modo, todo el mundo conoce que las masas de productos correspondientes a diferentes masas de necesidades, exigen masas diferentes y cuantitativamente determinadas de la totalidad del trabajo social. Es self evident que esta necesidad de la distrib...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre