Entre la salud de los jugadores y el negocio empresario

Fútbol en Pandemia: cada vez más contagios e irresponsabilidad dirigencial

Entre jugadores y cuerpo técnico, un importante rebrote en muchos equipos de primera han aumentado las dudas sobre el cumplimiento de los protocolos. Dirigentes y empresarios ligados a la televisación de los partidos hacen lobby para que ni se mencione la posibilidad de suspenderlos o postergarlos.

Renzo Fabb
Redacción de Izquierda Web.


La primera advertencia provino de los casos confirmados, hace un mes, en Racing y Sarmiento. Pero la gota que derramó el vaso y terminó por destapar la grave situación sanitaria que atraviesa el fútbol sucedió el lunes, cuando Banfield salió a disputar su partido contra Estudiantes de La Plata con un equipo compuesto prácticamente en su totalidad por juveniles, debido a que se confirmaron nada menos que 18 casos positivos de Covid-19 en el plantel.

El caso de Banfield sólo es el más extremo de una situación que viene afectando a cada vez más equipos: un importante rebrote de Coronavirus afecta tanto a jugadores como a integrantes de los cuerpos técnicos, estos últimos muchos de ellos parte de la población de riesgo.

Sin ir más lejos, hace apenas unas horas se conoció el resultado positivo del test realizado a Julio Falcioni, actual DT de Independiente y paciente de riesgo debido a su edad y a ser paciente oncológico. Independiente –que deberá disputar el “clásico” de Avellaneda la próxima fecha vs. Racing- cuenta al día de hoy con 11 contagiados, que se suman a la cada vez más extensa lista de equipos afectados por la Pandemia en los últimos días.

Dicha lista la encabeza el ya mencionado Banfield, pero que hay que sumar, además de Independiente, los 16 contagiados en Gimnasia y Esgrima de La Plata, los 12 en Sarmiento de Junín (incluido su entrenador, Mario Siaqcua, que debió ser internado), 1 en Boca (aunque se estan esperando más resultados) y uno también en el caso de Huracán, su entrenador Frank Kudelka. Si a esto le sumamos los clubes del ascenso y los casos de jugadores cuyo contagio no está confirmado pero están aislados a la espera de resultados, la lista se extiende aun más.

Mirá también:  Francia: Los trabajadores de la salud a la vanguardia de la movilización

Escándalo Único

Por si esto fuera poco, el fútbol volvió a estar en el centro de atención esta tarde, cuando se conoció la noticia de que se había suspendido la vacunación en el Estadio Único de La Plata debido a que esta noche disputarán allí un encuentro River y Atlético Tucumán por los dieciseisavos de final de la Copa Argentina.

No sólo porque La Plata es actualmente la ciudad de mayor riesgo según su curva epidemiológica de los últimos días, sino también porque la gente citada (en general adultos mayores) con su turno en mano se acercaba hasta el estadio sólo para enterarse ahí mismo que su vacuna debía seguir esperando unos días más, es que se desató un escándalo en redes sociales y medios de comunicación. Debido a ello, la provincia debió reanudar la vacunación esta tarde luego de haber estado suspendida desde la mañana. Pero la política de los dirigentes del fútbol argentino sigue siendo la misma: que se juegue a toda costa.

«Fase 1»

En todo este contexto, ni los dirigentes de la AFA ni las autoridades de la Liga Profesional de Fútbol parecen estar dispuestos a tomar alguna medida real para contrarrestar la preocupante situación sanitaria. Desde el departamento médico de la AFA se defendieron asegurando que los protocolos existen, advirtiendo que los casos se deben a la relajación que se vive en el conjunto de la sociedad. Los dirigentes de los clubes, por su parte, eligen hacer silencio.

Desde la AFA se limitaron a disponer que «el fútbol vuelve a Fase 1», un anuncio que suena más impactante de lo que realmente es, ya que de lo que se trata es que se vuelvan a cumplir los protocolos que se habían elaborado para el retorno de los entrenamientos y los partidos en septiembre pasado, y que evidentemente no se estaban cumpliendo.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre los cacerolazos

Frente a esta situación en donde varios equipos se ven diezmados, por razones tanto sanitarias como deportivas, lo más lógico sería posponer los partidos de los equipos afectados hasta garantizar que no haya contagios en los planteles. Sin embargo, el lobby de las grandes empresas de medios que tienen a su cargo los derechos de televisación y los dirigentes que le son aliados imponen que se cumplan a rajatabla el calendario hecho a la medida de la televisión. Así, subordinan la salud de los deportistas y empleados de los clubes a las ganancias empresarias.

Las empresas lucran con la transmisión televisiva y vía streaming de un fenómeno de masas que es parte de la cultura popular y que por lo tanto debiera ser de libre acceso. Es la mercantilización de un deporte tan popular como el fútbol lo que está detrás de que sea el negocio lo que prime por sobre la salud de sus protagonistas, y finalmente sobre el deporte mismo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre