Entrevista a Gladys Cabezas

Frenan el intento de designar como profesor al perito que fraguó la autopsia de José Luis Cabezas

Izquierda Web conversó con Gladys Cabezas, hermana del reportero gráfico asesinado. El repudio de familiares y estudiantes ejerció presión y logró la suspensión temporal de la designación de Darío Amado como profesor de la cátedra de Medicina Legal.

Romi Y.

Un ola de indignación se desató ayer entre trabajadores de prensa y la comunidad universitaria cuando se conoció el Orden del día que tenía que tratar el Consejo Directivo de la Facultad de Medicina de La Plata. En él se debía decidir si se designaba a Darío Amado como Profesor Titular. Se trata de quien fuera el perito que confesó haber manipulado la autopsia de José Luis Cabezas.

¿Qué puede enseñar Darío Amado en una universidad pública?” se pregunta Gladys Cabezas en diálogo con Izquierda Web.¿Para qué quiere una cátedra?” se interroga en voz alta y con bronca. Esa misma bronca que durante el día de ayer fue compartida por trabajadores de prensa, estudiantes y buena parte de la sociedad y se coló en los medios de comunicación ante un verdadero escándalo ocurrido en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata.

Una lluvia de repudios cayó sobre las autoridades de la facultad cuando se hizo público el intento de nombramiento de Darío Amado como titular de la cátedra de Medicina Legal. Pero, ¿a qué se debe tamaño rechazo e indignación ante su participación en un concurso de oposición por un cargo docente?

Darío Amado no es cualquier forense. Es el experito oficial de la Policía Bonaerense que fraguó datos y cometió una serie de irregularidades en la primera autopsia realizada al cuerpo de José Luis Cabezas, reportero gráfico asesinado en 1997 por fotografiar y hacer público el rostro del empresario menemista Alfredo Yabrán.

Omitió que José Luis tenía dos balazos en la cabeza, no sólo uno, y que había sido golpeado. En la autopsia dejó entrar a policías, dejó entrar a Prellezo, que no nos olvidemos que fue el asesino”, relata Gladys, hermana de José Luis Cabezas.

Mirá también:  Inmensa marcha en defensa de la educación | “Macri chau”

Posteriormente, Amado reconoció las alteraciones cometidas durante esa primera autopsia y se justificó diciendo que “no tenía tiempo” y que “estaba cansado”. Para la justicia, esos argumentos fueron suficientes. Para la familia de Cabezas, por supuesto que no. Una segunda autopsia en la que participó un perito de parte, rectificó los resultados de la primera -fraguada por Darío Amado- y permitió avanzar en la investigación para encontrar a los responsables.

Gladys relata que lamentablemente “está acostumbrada” al encubrimiento de la justicia. Sin embargo, eso no la paraliza. Apenas se enteró de que Amado tenía grandes posibilidades de ser nombrado como profesor titular en Ciencias Médicas de la UNLP, hizo público su repudio. Durante todo el miércoles proliferaron los rechazos hacia las autoridades de la facultad, que finalmente retrocedieron en su iniciativa de otorgarle la titularidad de la cátedra.

La presión mediática y por supuesto, la solidaridad de un grupo de estudiantes lograron eso”, destacó Gladys luego de conocer que el Consejo Directivo de la facultad se vio obligado a quitar el expediente del orden del día de la sesión. El agradecimiento hacia los estudiantes lo resalta como fundamental, ya que ningún miembro del cuerpo de autoridades de la facultad se comunicó con ella. 

Un triunfo parcial

El freno al nombramiento de Darío Amado al frente de la cátedra es una conquista. Sin embargo, tal como plantea la familia Cabezas, sus compañeros y amigos, se trata de un triunfo parcial. Los miembros del Consejo Directivo tenían dos opciones: retirar el expediente del concurso de manera definitiva o someter el proceso a una investigación.

Mirá también:  UNLP: El kirchnerismo y Patria Grande contra el Paro Activo, abstención del FIT

Por voto de la mayoría, se decidió que una comisión de la Prosecretaría de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Médicas investigue los “posibles delitos” cometidos por Amado durante su desempeño como perito en la causa por el asesinato de José Luis Cabezas. Sí, así como se lee: “posibles delitos”, que ya fueron reconocidos por el propio Amado ante la justicia y que las autoridades de la facultad parecen desconocer.

Gabriel Michi, periodista que se encontraba con José Luis Cabezas en la cobertura de la temporada de verano en Pinamar, cuando fotografió a Yabrán, escribió en su cuenta de Twitter que “hay que mantenerse atentos porque no es la última palabra.” Y efectivamente, es así, ya que hasta el momento no se anuló el expediente ni se rechazó la postulación de Amado al cargo.

Esta situación pone a la UNLP y particularmente a la Facultad de Ciencias Médicas ante la posibilidad de sentar un peligroso antecedente en la educación pública. En sintonía con lo expresado por la familia Cabezas, resulta inadmisible que el encubridor de un asesinato, alguien con los antecedentes de Amado, ocupe el lugar de profesor en una institución educativa.

De no anular definitivamente la postulación al cargo, las autoridades de la Facultad de Ciencias Médicas avalarían un nuevo atropello a la lucha por justicia por José Luis Cabezas. Todavía existe el riesgo de que, a la imposibilidad de condenar a Alfredo Yabrán -quien se suicidó en 1998- y a la reducción de penas y la libertad otorgada a los condenados en la causa, se sume el vergonzoso respaldo de una institución pública al encubridor de los asesinos de Cabezas.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“La cháchara acerca de la necesidad de demostrar la noción de valor se basa únicamente en la ignorancia más crasa, tanto del tema en cuestión como del método científico. Cada niño sabe que cualquier nación moriría de hambre, y no digo en un año, sino en unas semanas, si dejara de trabajar. Del mismo modo, todo el mundo conoce que las masas de productos correspondientes a diferentes masas de necesidades, exigen masas diferentes y cuantitativamente determinadas de la totalidad del trabajo social. Es self evident que esta necesidad de la distrib...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre