Derechos laborales

Estados Unidos: Continúa la lucha por la sindicalización de las y los trabajadores de Amazon en Bessemer

A fines de marzo se conocerá el resultado de la votación luego de la campaña que llevaron a cabo las y los trabajadores de un almacén de Amazon en la ciudad de Bessemer, estado de Alabama, para sindicalizarse. Esto ocurre pese a la campaña feroz de la empresa contra el derecho de organizarse de sus empleadas/os.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


Las y los trabajadores del almacén de Amazon ubicado en la ciudad de Bessemer, Alabama, siguen en pie en su lucha por conquistar el derecho a sindicalizarse pese a los furiosos intentos de la empresa por impedirlo. La campaña que lleva meses está por llegar a su definición a fines de marzo, donde el Comité Nacional de Relaciones Laborales certificará y publicará los resultados de la votación que tuvo lugar a principios de febrero.

Se trata de la posibilidad de que un porcentaje importante de las y los 5.800 empleados puedan afiliarse libremente al Sindicato de Tiendas Minoristas, Mayoristas y Departamentales (RWDSU por sus siglas en inglés). Esto significaría estar organizados colectivamente contra el gigante de la superexplotación en el mundo del e-commerce.

Recordemos que se inauguró “en marzo del 2020 este nuevo y enorme centro de cumplimiento (fullfilment center) de cuatro pisos para almacenar, empacar, hacer envíos y entregar mercancía comprada en línea, en un suburbio empobrecido en las afueras de la ciudad de Birmingham donde el 80 % de las personas empleadas son afrodescendientes y el ingreso familiar promedio es de 31,610 dólares.»

Darryl Richardson, un trabajador del centro de 51 años que está a favor de la sindicalización decía “No tenes tiempo de mirar alrededor. Sos tratado como un número. No te tratan como a una persona. Ellos te quieren trabajando como un robot.”

Amazon fue la empresa que más facturó durante la pandemia y cuenta con 400 mil empleados sólo en las áreas de almacenes y puntos de entrega en todo el país. Aún así, redujo el salario a los trabajadores de reparto que terceriza (vía el sistema de Amazon Flex) sin avisarles y lo «compensó» pagándoles con el dinero que daban de propina las y los clientes.

El desgaste físico se suma a la presión para cumplir con los “objetivos de productividad”. Estos “objetivos”, sirven para calificar el desempeño y la continuidad del empleado/a y, se miden por el tiempo que tarda en recoger cada orden. Si no cumple con el promedio de 33 segundos por orden, Amazon coloca al trabajador/a en un régimen de observación que pone en riesgo su continuidad laboral.

Mirá también:  Neuquén: El gobierno no pagará actualización salarial pactada con Estatales

“Somos humanos. Nuestros cuerpos sufren del extremo cansancio. Yo creo que Amazon lo sabe, pero no le importa” relataba otra trabajadora acerca de las condiciones y el régimen laboral extenuantes.

Una rabiosa campaña anti-sindical desplegada por Amazon

La importancia del proceso de organización sindical en el gigante del e-commerce suscitó la atenta mirada no solo de activistas y organizaciones políticas locales, incluso The Guardian publicaba en un artículo sobre el tema que “si los trabajadores triunfan en un lugar tan conservador como Alabama, los expertos en temas laborales dicen, que esto puede abrir el camino para que se organicen sindicalmente en los ‘centros de cumplimiento’ de Amazon en estados con una legislación más favorable a la sindicalización, como California, Minnesota y Nueva York. Aún más, si el sindicato triunfa contra Amazon puede representar una victoria simbólica de enorme valor para el movimiento obrero a nivel nacional.”

Hay que tener en cuenta el dato que indica que el porcentaje de sindicalización de las y los trabajadores activos en Estados Unidos cayó de un 35% en 1950 hasta un 11% en la actualidad.

“Vos vas al abaño para tener un segundo de privacidad, pero ellos te ponen prácticamente un cartel en la cara” cuenta Richardson “Eso se siente como un tipo de hostigamiento. Eso me resulta demasiado extremo.” Según denuncian las y los trabajadores que pelean por su derecho a organizarse sindicalmente la empresa llega al extremo de poner canciones contra el sindicato hasta en los baños.

Amazon incluso creó una web en el marco de su campaña anti-sindical llamada doitwithoutdues.com donde dice, entre otras cosas, “¿Por qué gastar hasta 500 dolares en cargas sociales? Nosotros vamos a garantizarte altos salarios, seguro médico, beneficios en oftalmología y odontología”.

Mirá también:  Córdoba | Sigue la pelea de los trabajadores contra la privatización de EPEC

Tal como te contábamos en notas anteriores la persecución y campaña antisindical fue enrome. “La empresa, en conjunción con los gobiernos, llegó al punto de que la ciudad cambiar la sincronización y el tiempo de los semáforos en la entrada del almacén con el objetivo de que las y los activistas no tuvieran tiempo de conversar con los empleados afuera o poder entregarles un boletín informativo. Debido a esta terrible situación ya se produjeron varios accidentes.”

Parte de la presión y el chantaje que ejerce la empresa está en bombardear con que estos supuestos beneficios se perderían si desembarca la organización sindical legalmente a la empresa e incluso amenaza con despedir a quienes participen activamente de la campaña. La empresa juega con el hecho de pagar 15 dólares la hora mientras el promedio de los trabajos de ese tipo paga alrededor de 7 dólares. La contrapartida es la superexplotación y estafa.

Las y los trabajadores reclaman entre los puntos más importantes contra la falta de medidas y protocolos de seguridad e higiene tras la pandemia. Se calcula que alrededor de 20 mil trabajadores de Amazon se contagiaron de coronavirus. Mientras, la empresa dice que la tasa de contagios es más baja que la del promedio de la población a nivel general y que invirtió billones para mantener a sus empleados a salvo. En marzo del año pasado despidieron a un trabajador que encabezó los reclamos por protocolos y medidas de prevención en el almacén de Staten Island.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Versión del Marxist Internet Archive. 18 de febrero de 1940, Fourth International, mayo de 1940, bajo el nombre de J. Gerland. Una ola que se aleja deja las piedras más pesadas primero, después los guijarros y lleva la arena un poco más lejos. Para los desertores del marxismo, la piedra más pesada es el mismo corazón de la doctrina (su método), la dialéctica. Es lo primero que abandonan. Es larga la lista de los revolucionarios fatigados que desde ahora hace casi tres cuartos de siglo llevan denunciando a la detestada dialéctica mientras que...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre