Organización sindical

Entrevista a un trabajador de YPF

Roberto es un trabajador de YPF, referente sindical de un grupo denominado 28 de Octubre, quienes en esa fecha en 2016 tomaron las instalaciones del sindicato SUPEH filial Plaza Huincul. Reclaman contra la burocracia que impidió la presentación de una lista opositora.



El sindicato sigue tomado en reclamo por la democracia sindical. Los integrantes del movimiento han recibido persecución gremial, a tal punto que integrantes del mismo fueron despedidos sin justa causa; obviamente el gremio no intercedió a favor de mantener las condiciones laborales. Este año se cumplen 4 años de la toma pacífica. 

 

Izquierda Web:- ¿Cómo está la actividad laboral en la zona? Me refiero a si se respeta la cuarentena o hay actividades que siguen normal.

La actividad laboral en la zona se ha visto afectada en un gran porcentaje, diría un 70 %, ya que la industria petrolera, la administración pública , han suspendido sus tareas en un alto porcentaje. La cuarentena, al no haber una concientización social, una contención por parte de salud pública, una estructura social de contención –para aquéllas y aquéllos que sufren violencia doméstica-, una estructura tecnológica –no todos tienen acceso a internet-, una estructura económica para los más vulnerables; se ha hecho difícil hacerla.

Izquierda Web:- En la mayoría de las empresas hay suspensiones con rebaja salarial. ¿En Huincul y en la región pasó lo mismo?

Sí, la idea de bajar los salarios con el argumento de que las empresas no obtienen ingresos por la retracción económica es en los dirigentes un punto en común. Ellos actúan como una empleadora de las empresas, quienes les pagan sumas considerables y aparte reciben el porcentaje de la afiliación del trabajador. Descuento no voluntario hay que destacar. Y tampoco se puede salir a enfrentarse con el gremio pues los trabajadores comienzan a recibir persecución sindical y laboral al mismo tiempo. Aquí no se discute la rentabilidad en dólares que las empresas petroleras y la provincia misma han tenido en los últimos años, no se discute la pérdida del poder adquisitivo contra una inflación enorme, que hemos sufrido los trabajadores, sueldos pesificados contra un dólar que se ha incrementado en una proporción no equitativa a los salarios, por lo que las empresas han visto bajar sus costos salariales. Los trabajadores no tenemos respaldo económico para subsistir en este escenario, nosotros vivimos el presente con muy poco margen de ahorro para el futuro. Esos ahorros, nuestras ganancias, ahora las deberemos utilizar para sobrellevar la baja salarial. Deberemos poner en la balanza la educación universitaria de nuestros hijos, el mantener al día nuestras deudas y poner un plato de comida en la mesa. Cuando las empresas y los dirigentes sindicales eso ya lo tienen resuelto con holgura.

Mirá también:  La depresión pospandémica

Izquierda Web:- ¿Cómo afecta a los trabajadores petroleros en concreto el acuerdo de Pereyra con las petroleras privadas?

Es un golpe tremendo, Pereyra ya no representa a los trabajadores, representa los intereses empresariales, como Cassia, Caló, Barrionuevo, Martínez y tantos otros sindicalistas que hace 30-40 años que están en la cúpula burocrática. Pereyra decía que no iban a haber despidos y los hubo, que no iban a haber suspensiones y las hubo, que no iba a haber rebaja salarial y la hubo… Hoy el trabajador petrolero está en una incertidumbre tácita porque no sabe hasta cuándo tendrá que sostener la crisis, ya hubo experiencias en los 90, 2008, 2010, cuando ante una retracción económica los trabajadores suspendidos perdieron una gran parte de lo que con tanto esfuerzo habían conseguido. Hoy estamos en la misma situación. Con el agravante, de que las empresas y el sindicato, a espaldas de los trabajadores y usando como argumento el Covid-19, ponen un diagrama de trabajo resistido por nosotros, el 14 por 14, pues sostenemos que para cuidar la salud del trabajador el diagrama sostenido es el 7 por 7. Un diagrama más extenso pone en peligro la salud psíquica, física y familiar del operario. Aumentan las adicciones, el desarraigo hace su daño. Y un diagrama de trabajo no impide que nos enfermemos del Covid-19, no hay nada que garantice la inmunidad al virus, lo único que se está garantizando es la sustentabilidad de la compañía a expensas de la salud de los trabajadores. Y también la sustentabilidad de la provincia, pues al provenir la garantía del pago de los salarios del cobro de las regalías, también en un futuro muy cercano pueden verse afectados los empleados públicos con el desdoblamiento salarial, al igual que lo que pasa en Chubut, si somos exagerados.

Izquierda Web:- En muchas fabricas las patronales aprovechan la cuarentena para avanzar sobre los convenios colectivos. ¿En la región pasa lo mismo?

Sí, en realidad creo que aprovechan la corrupta burocracia de los sindicatos. Por ejemplo, Pereyra firma una adenda donde quita derechos a los trabajadores, reduce su salario y los deja expuestos a la voluntad patronal de si despedirlos o no. Está desprotegido. Ya bajaron el salario del trabajador; faltaba el diagrama, que por sucesivas muertes no pudieron modificarlo por la repercusión social que la desaparición física de los compañeros conllevó. Muertes que evidenciaron la precariedad laboral y la ausencia de la voz sindical. El SUPEH es un sindicato que no existe, no tiene representación sindical, no se eligen delegados ni dirigentes porque hay un impedimento burocrático sindical para que eso suceda, no tiene peso sindical, no es referenciable, así que está atado a lo que firme petroleros privados, SUPEH es como el parásito del tiburón, valga la expresión. El SUPEH llegó a la ridiculez de decir que su convenio de trabajo era de última generación porque sumaba la figura del delegado ambiental. Los trabajadores no tienen un mísero delegado elegido democráticamente como indica la ley, ¿ para qué le serviría al trabajador un delegado ambiental, qué ha hecho el delegado ambiental, si existe, cuando se producen los derrames o la pérdida de vida de los compañeros?

Mirá también:  Cuarentena solidaria en el hospital Paroissien

Izquierda Web:- Es evidente que esta situación se va a prolongar en el tiempo, ¿ qué perspectivas ves, teniendo en cuenta que tanto las burocracias sindicales y las patronales pretenden que la crisis sanitaria la paguemos los trabajadores? ¿ hay descontento por abajo?

Nadie sabe cómo y hasta cuándo estaremos en esta situación, es día a día, es muy lento el camino. No se debe intentar acelerar el cambio. Mientras dure la dirigencia burocrática en sintonía con los intereses de las cámaras empresariales, la perspectiva para el trabajador no es muy buena, en esa instancia en el futuro seguramente habrá despidos.

Izquierda Web:- ¿Qué conclusión final tenés?

La negativa al impuesto a las grandes fortunas por parte de sindicalistas y políticos y la razón de bajar los salarios de los trabajadores es de la misma ideología. En época de crisis somos siempre los trabajadores los que enfrentamos la pandemia y la depresión económica con ajuste salarial y desempleo. Por eso necesitamos, no un pacto social sino el control social de los medios de producción. Para luchar por ello, necesitamos de una ley de asociaciones sindicales que permita la presentación de nuevos candidatos, para quitar por fin de la escena política a los traidores dirigentes que en una pelea por defender los derechos de los trabajadores nos entregan a la patronal; son colaboracionistas del régimen neoliberal.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre