Se agrava la situación de la pandemia

Entre la segunda ola y el riesgo del colapso sanitario

Mientras transitamos un récord de más de 197 mil casos activos de Covid-19 y en algunos distritos empiezan a reportarse falta de camas, los empresarios de la salud privada cierran clínicas y sanatorios reduciendo el número de camas disponibles sin importarles la salud de la población.

Renzo Fabb
Redacción de Izquierda Web.


Después del fin de semana largo, una imagen se repite en casi todos los hospitales y clínicas del país, sobre todo en los de la región del AMBA: filas larguísimas para hisoparse, en muchos casos de varias cuadras.

El hecho es que la segunda ola llegó más rápido de lo que los funcionarios del gobierno esperaban. Los números de los últimos días son cada vez más preocupantes: con un promedio diario superior a los 10.000 contagios y un aumento de la ocupación de camas de terapia intensiva, se viven horas decisivas para el sistema de salud de nuestro país.

A nivel nacional, ayer se registraron 13.667 casos positivos, en línea con los altos números de las últimas jornadas. Pero más allá de la foto que cada día otorgan los casos diarios confirmados, más preocupante es la película: entre el 1 de marzo y el 1 de abril, los casos activos aumentaron nada menos que 30%, una escalada inédita en nuestro país desde que comenzó la pandemia. Estando al borde de romper la barrera de los 200.000 casos de Covid-19 activos simultáneamente, el sistema de salud se acerca al límite en algunos distritos, en particular de CABA y el conurbano bonaerense.

Mientras tanto, el gobierno nacional negocia junto a sus pares de Provincia y Ciudad de Buenos Aires nuevas medidas restrictivas que se conocerían esta tarde, con el objetivo de paliar el número de infecciones y aliviar el sistema sanitario. Desde el gobierno ya adelantaron que las medidas afectarán sólo a actividades sociales y nocturnas, y no los lugares de trabajo ni clases presenciales.

En una conferencia de prensa esta mañana, la ministra de Salud Carla Vizzoti aseguró que los contagios no se dan en los lugares de trabajo, ya que allí se cuentan con protocolos. La realidad es que de las puertas de las fábricas para adentro, los únicos protocolos que conocen los empresarios son los de las ganancias. Por eso, es necesario formar comités de seguridad e higiene en todos los espacios laborales conformado por los propios trabajadores, que le impongan a las patronales las medidas satinarias necesarias para evitar los contagios.

Mirá también:  Que paguen los ricos y poderosos

Pero la responsabilidad de la clase empresaria en esta grave situación pandémica no termina ahí. En los últimos días se conoció la noticia de que unas diez clínicas privadas cerraron sus puertas en distintas localidades del conurbano bonaerense. Y otras tantas amenazan con hacer lo mismo. Argumentan que debido a la crisis económica ya no pueden sostener sus gastos.

Lo cierto es que los sanatorios privados redujeron entre un 20% y un 30% sus camas destinadas a pacientes con Covid con respecto al año pasado, debido a que les es mucho más rentable utilizar camas para pacientes con diagnósticos de mayor complejidad, que por lo tanto implican mayor facturación.

El cierre de centros de salud en el medio de una Pandemia, y en particular en este contexto tan complicado de subida de casos, no puede ser mejor ilustración de las prioridades del sistema capitalista: a pesar de que esos cierres impliquen una reducción del número de camas disponibles, y además de dejar en la calle a miles de trabajadores de la salud que vienen resistiendo de manera heroica en la primera línea de batalla contra la pandemia, a los empresarios no les importa nada más que sus ganancias, a costa de las necesidades sociales.

Este hecho también deja al desnudo una falencia central del sistema de salud argentino: el sistema público de salud sufre años de desfinanciamiento por parte de los distintos gobiernos, haciendo que una parte importante de la población elija los sanatorios privados, siempre y cuando tenga los ingresos suficientes para pagarlos. Pero cuando el problema de la salud se vuelve prioritario para el conjunto de la sociedad, como sucede en el contexto de una Pandemia, los empresarios privados no tienen pruritos en darle la espalda y huir con sus millones a otro lado.

Mirá también:  Alberto vs Alberto

Frente a esta situación, el gobierno de Kicillof negocia un “salvataje” millonario para esos empresarios, que como han hecho históricamente, reciben con gusto la ayuda del Estado cuando los números no le cierran, pero no dudan en dejar a sus trabajadores en la calle y abandonar a la sociedad en general en medio de una pandemia.

La salida no está en rescatar a los que especulan con la salud de los trabajadores. Hay que estatizar todo centro de salud que cierre y poner esas instalaciones al servicio de combatir la pandemia. Además, hace falta terminar con la especulación de los laboratorios con las vacunas, como el del empresario Hugo Sigman, ir por su estatización para garantizar vacunas para todos. En lugar de pagar la deuda externa, es necesario triplicar el presupuesto en salud para poner en pie un sistema público de salud gratuito y universal. Sólo así se podrá garantizar el derecho a la salud en vez de priorizar las ganancias millonarias de un puñado de empresarios.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre