En la nueva redacción, los trabajadores se niegan a aceptar delegados patronales

0
6

 

Luego de dejar afuera de la redacción unificada de ambos diarios a las dos comisiones internas, los Olmos intentan completar la tarea imponiendo “delegados” elegidos por la patronal. El argumento, repetido por los jefes y los carneros que se postulan, es que Aconcagua S.A. (la “productora de contenidos” que inventaron para imponer la flexibilidad y la multitarea que el convenio de prensa prohíbe) es “otra empresa”, entonces tiene que tener “otros delegados”.

Mediante la presión de los jefes, intentan obligar a los trabajadores a elegir una junta electoral que llame a elecciones. La respuesta de los trabajadores viene siendo la misma: ya tenemos delegados, y es la patronal la que no los deja entrar en la empresa; cualquier otra “comisión interna” es trucha, y no la avalamos ni la avala el sindicato.

Este aguante de los compañeros “exportados” a Aconcagua S.A. es un primer triunfo contra una patronal que parecía venir imponiendo sus tiempos y decisiones. Y hay que destacar que este “parate” al avance de la patronal no lo puso el Ministerio de Trabajo, que, como bien explicaron los delegados en el programa de Víctor Hugo, viene haciendo un papel de “testigo” en las audiencias, anotando todo y no proponiendo nada, jugando el mismo juego de la patronal: el desgaste.

Tampoco vino del gobierno que pone millones de pesos en Crónica, lo que le daría la posibilidad concreta y material de intervenir si quisiera. Pero parece que la recién lanzada campaña de Cristina “contra la precarización laboral”, que consiste en premios a los patrones que blanqueen a los trabajadores (osea, lo que deberían hacer obligatoriamente), no prevé en cambio ningún castigo para las patronales que pretenden aplastar los derechos gremiales y los convenios colectivos para imponer la flexibilidad laboral y la pérdida de puestos de trabajo.

No, el freno a la patronal vino del sector de trabajadores más presionado, los que están en la nueva redacción separados de sus delegados y del grupo más activo del diario. Sin duda las marchas del gremio a la puerta de la redacción y la campaña que empezamos en los medios, han ayudado a que los compañeros se mantengan firmes hasta ahora. También el hecho de que la Utpba haya comunicado públicamente que no ha avalado ninguna nueva elección de delegados en Crónica y BAE. Pero este apoyo de la Utpba a los delegados legítimos no sabemos por cuánto tiempo se va a extender: no olvidemos que todos los delegados del gremio son parte de un Plenario Autoconvocado opuesto a la conducción del sindicato. Además, la patronal puede echar mano de algún sello sindical que avale una comisión interna trucha, como sucede todos los días en muchas empresas.

La resistencia de los compañeros que trabajan en la nueva sede tiene que ser acompañada por un fortalecimiento de la campaña de denuncia, con afiches, pintadas y movilizaciones a las que convoquemos a todas las agrupaciones gremiales antiburocráticas y combativas, no solo a las del gremio, y a las organizaciones políticas y sociales que siempre apoyan la causa de los trabajadores. Esto es lo que se hizo en los anteriores conflictos de Crónica, y es lo que hay que volver a hacer ahora, para que la denuncia de que una patronal ligada al gobierno y a la CGT oficialista intenta arrasar con los derechos gremiales de los trabajadores, se instale lo suficiente para hacer una presión real sobre la patronal y el Ministerio.

 

  • BASTA DE PERSECUCIÓN GREMIAL, NO A LA FLEXIBILIDAD LABORAL
  • TODOS LOS TRABAJADORES Y DELEGADOS A LA NUEVA REDACCIÓN

 

Trabajadores de prensa del Nuevo MAS

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir