El pueblo de Chubut sigue movilazado contra la megaminería

Pese a las provocaciones de Arcioni, las movilizaciones en las calles crecen. Chubut resiste. ¿Qué está en juego en este conflicto?

0
40

«A mi no me van a callar ni me van a detener 500 o más ruidosos» decía el gobernador Mariano Arcioni en 2020, cuando lanzaba el proyecto de Ley 128/20 para habilitar el desarrollo de la megaminería a cielo abierto en la provincia de Chubut. No le importó hacer pasar esta ley el último miércoles 15 de la mano de una maniobra en la Legislatura provincial.

Este fin de semana se vivieron jornadas multitudinarias en las diferentes ciudades de Chubut para exigir la derogación de la ley de Zonificación que habilita la megaminería en los departamentos de Gastre y Telsen. En Rawson y Trelew, donde hubo alrededor de 7 mil personas, se volvió a desatar una violenta represión el día sábado ordenada por el gobernador contra las y los manifestantes.

El «No es No» que sostiene en las calles la mayoría del pueblo chubutense es contundente.  Este sujeto que protagoniza las masivas acciones es muy distinto al grupo de «ambientalistas antiminería» que presentan los medios de comunicación subidos a la campaña para desprestigiar la lucha. La disposición de luchar, sintetizada en la frase «es mejor morir luchando que morir de sed» marca que el rechazo a la ley y la defensa del agua no logran frenarse tan fácilmente con la represión.

¿Qué está en juego en este conflicto?

La ley de Zonificación Minera se va a imponer en la medida en que Pan American Silver y sus empleados -Arcioni, los 14 legisladores que pusieron el voto, algunos medios de comunicación y otras instituciones- logren derrotar la oposición popular mayoritaria del pueblo a la megaminería. Es un paso más para imponer el desarrollo, en primer lugar, del «Proyecto Navidad». Proyecto que va a involucrar el consumo de miles y miles de litros de agua por día para extraer plata en un territorio donde ese recurso vital escasea.

Es irónico que el mismo gobierno habilite dicha actividad productiva cuando el 6 de septiembre de este año oficializaba en el Boletín Oficial la declaración de la emergencia hídrica en la provincia. Allí, se decía «promuévase la utilización racional del recurso hídrico, procurándose la utilización de agua subterránea en los diferentes usos para compensar el déficit de agua superficial.»

A propósito del conflicto respecto al agua, Maristela Svampa y Enrique Viale decían que «La Alumbrera, en Catamarca, otra provincia con escasez hídrica, tiene autorizado la utilización de más de 86 millones de litros de agua dulce por día, mucho más que el consumo total provincial y, a su vez, en materia eléctrica representa el 85% del consumo de la energía de toda la provincia. Catamarca muestra hoy un paisaje socioeconómico desolador, a pesar de más 20 años de actividad.»

Lo que está en juego es muchísimo. Y este es un conflicto que estalla luego de años de organización desde abajo e intentos de avance por parte de la empresa y sus representantes políticos. Pan American Silver obtuvo la concesión del yacimiento Navidad en 2010 que, es una de las reservas de plata más grandes del mundo, tal como expresa la compañía en su propia página. Se trata hoy de un proyecto de cerca de 1.000 millones dólares. Para la población se trata del acceso a un derecho humano básico que es escaso.

Para la empresa son recursos que podrían dejarles millones en ganancias luego de años de haber «invertido» por años en la preparación del terreno para llegar a la explotación y desarrollo del proyecto. «Este es un primer paso después de 19 años de espera de la ley de Zonificación», afirmó en una entrevista el gerente de país de Pan American, Ricardo Zarandón.

El mismo 16 de diciembre la empresa decía en un comunicado que la ley de Zonificación es importante en tanto «modificaría el marco regulatorio minero provincial permitiendo el desarrollo de minería a cielo abierto en ciertas zonas de los Departamentos de Gastre y Telsen definidas de conformidad con un mapa de zonificación.» De este modo, solo bastaban su «aprobación del Poder Ejecutivo Provincial y publicación en Boletín Oficial de la provincia para convertirse en Ley.»

Al día siguiente de la maniobra para aprobar la ley las acciones de Pan American Silver Corp., que cotizan en la bolsa de Nueva York, subieron hasta un 8,6%, el máximo desde mayo.

La resistencia se afirma y amplía pese a la respuesta represiva de Arcioni

El operativo de represión no se limita a la violencia directa sobre las manifestaciones, las caerías siguen en los barrios, donde las y los vecinos son gaseados y disparan balas en sus casas. Así lo denunciaron en Rawson, entre otros, vecinas/os de los barrios 2 de Abril, en Área 16 o en Barrio Río Chubut. El operativo de intimidación también se despliega en la capital con policías subiendo a pedir documentos al transporte «por prevención».

Pero, la violencia estatal ordenada por el gobierno provincial no consigue amedrentar al conjunto del pueblo trabajador sino todo lo contrario. La actitud provocadora de Arcioni ayuda a encender cada vez más bronca entre los diferentes sectores de la sociedad en Chubut y más allá. El STIA Chubut se declaró en «estado de alerta y movilización permanente» hasta que sea derogada la ley de Zonificación.

Este mismo sábado las obreras y obreros del mar se plantaron también para exigir le derogación. El Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), el Sindicato Unido Portuarios Argentina (SUPA) y el Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICORANA) se declararon en cese de actividades y estado de movilización. Esta acción la anunciaron de junto a ATECH quien también anunció el cese de actividades.

Este elemento, junto a la amplia solidaridad que se expresa en distintos puntos del país es clave para indicar el profundo dolor de cabeza que significa el conflicto tanto para el gobierno provincial como nacional. Parte de las migajas que deje la megaminería en forma de regalías serán dólares usados para pagar la estafa del FMI. El plan de «desarrollo productivo» del gobierno consiste en arrasar con los recursos y las poblaciones que resisten.

Hay una energía enorme que se expresa con el correr de los días, hoy por la defensa del agua y el territorio. Son amplios los sectores en la provincia de Chubut que salen a las calles a plantear su voluntad de pelear hasta tirar abajo la ley que garantiza la avanzada de los capitalistas ecocidas. Hay claridad sobre la existencia de políticos, funcionarios y organizaciones, como la UOCRA o el sindicato de Camioneros, que defienden los intereses de estos parásitos.

El curso del conflicto depende de cómo se organice, resista y pelee esa fuerza social que desde abajo se planta con fuerza. La ley de Zonificación Minera que tiene que caer y Mariano Arcioni junto a ella. El principal responsable político de ese engendro mostró su verdadero rostro y demostró, junto a los 14 legisladores que aprobaron la Zonificación, que están dispuestos a todo para defender al extractivismo. Su objetivo es imponer los planes e intereses de la Pan American Silver, incluso si el costo socioambiental es demasiado alto.

Si llegaste hasta acá es porque valorás que, entre tantos medios que defienden intereses capitalistas, exista un portal de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Izquierda Web se sustenta con el aporte solidario de nuestros lectores. Sumate a nuestra comunidad para que crezca la voz de los de abajo.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí