Polémica

El método estalinista de la amalgama (versión 2.0)

Una vez más, una polémica internacional con el PTS.

Victor Artavia
Historiador. Dirigente del Nuevo Partido Socialista de Costa Rica, miembro de la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie.


El piquete estudiantil de la USP

El Movimento Revolucionário de Trabalhadores (MRT), sección brasilera de la Fracción Trotskista (FT), “respondió” a nuestro artículo de polémica conel PTS de Argentina, donde expusimos las calumnias que este partido lanzó contra la corriente Socialismo o Barbarie (SoB) por nuestra participación como tendencia dentro del Partido Socialismo y Libertad (PSOL)en Brasil y el Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) en Francia.[1]

Como apuntamos en esa ocasión, el PTS –y los grupos que conforman su corriente internacional- construyen sus debates con el “método de la amalgama”, el cual, básicamente, consiste en tomar elementos parciales de la realidad, distorsionarlos y “sazonarlos” con un lenguaje falsamente izquierdista, para luego publicarlos en su blog de noticias como si fueran la realidad. A esta primera definición le agregamos otra: adolecen de un terrible “síndrome del ombliguismo”, donde el PTS/FT son la vara para clasificar al resto de corrientes como revolucionarias –lo cual aplica solamente para sus grupos – o como centristas u oportunistas –básicamente todas las organizaciones por fuera de la FT-.[2]

La “contra-réplica” del MRT reproduce estos rasgos desde la primera hasta la última línea; por eso, antes que enriquecer el intercambio polémico entre corriente marxistas, se consume en repetir los argumentos del texto del PTS que originó este debate, con la finalidad de acusarnos de “romper” con la independencia de clase en Argentina, Francia y Brasil.

Argentina: el mito del FIT-U y la “unidad” de la izquierda

Para el MRT, una prueba categórica de nuestro “sectarismo” y “ruptura con la independencia de clase”, es que no formamos parte del FIT-U que encabeza el PTS en Argentina, al cual presenta como la encarnación de la unidad de la izquierda trotskista en ese país.

Posiblemente, ese relato de autoconsumo sea bien recibido en las filas de la FT, pero la realidad que se expresa en la campaña electoral argentina apunta en sentido contrario, pues hay cinco listas de izquierda compitiendo: Nuevo MAS, Política Obrera, Autodeterminación yLibertad y.…dos listas del FIT-U, pues fueron incapaces de presentar una papeleta unificada por la rapiña interna de cargos. ¡Le exigen al resto de la izquierda la tarea que no pudieron garantizar en el frente que dirige el PTS!

Lo anterior desmonta el mito de la “unidad” de la izquierda en el FIT-U, pues cada día es más patente su deterioro e incapacidad de aglutinar al conjunto de fuerzas políticas, tendencia que se incrementa en cada elección y, además, refleja el fracaso de la pretensión oportunista del PTS de hegemonizar la izquierda por medio del aparato electoral.

“Pero el PTS llamó a la unidad de la izquierda y el Nuevo MAS no quiso sumarse por sectario”, repiten en coro los petesianos y sus grupos de la FT, pero sin decir una palabra sobre el llamado de Manuela Castañeiraa Nicolás del Cañopara realizar un debate público sobre lastareas de la izquierda en la actualidad (incluyendo las pautas programáticas y metodológicas para la unidad). Del Caño no dio un solo paso para concretar la propuesta y, para disimular su recule ante la vanguardia, alegó que iría al debate…pero acompañado por el resto de sus socios menores en el FIT-U (es decir, instalar un “debate” de todos contra Castañeira). ¡El PTS pretende hegemonizar la izquierda, pero esconde a Del Caño cuando se le plantea un debate frontal con la otra ex candidata presidencial de la izquierda!

De acuerdo al MRT, la unidad de la izquierda en el FIT-U sería un “salto en la construcción de un referente político que despierte el entusiasmo de cientos de miles de personas que luchan por convencer a los sectores de masas de la necesidad de una salida de clase a la crisis. Y un paso importante en la lucha por instalar la izquierda a nivel nacional como tercera fuerza política, frente a la derecha y el peronismo.”  Es una hipótesis interesante la que sugieren, a partir de la cual nos surge la siguiente pregunta: ¿en aras de construir esa unidad e instalar a la izquierda como tercera fuerza política nacional, no hubiese sido extremadamente oportuno un debate público para entusiasmar a esos “cientos de miles” a sumarse a una campaña anticapitalista de la izquierda unificada? No tenemos la menor duda en responder que sí, pues hubiese elevado el nivel del debate entre la izquierda y los cientos de miles de personas que simpatizan con sus propuestas en Argentina, con más razón cuando varios medios se ofrecieron a transmitir el debate en vivo, espacio que se perdió por el temor del PTS a debatir con el Nuevo MAS.

Por otra parte, el MRT-PTS argumenta que el FIT-U defiende un programa de independencia de clase, un atributo que contrapone a las presiones frentepopulistas que se expresan dentro del PSOL y el NPA. ¡Por la boca muere el pez! …reza un viejo adagio popular que el MRT debería tomar en consideración. Actualmente el FIT-U está inmerso en una interna con el proyectofrentepopulista que sostiene el MST, el cual plantea abrir el frente para la “izquierda social”, una formulación que, proveniente de ese partidocon su largo historial oportunista,significa un giro hacia la derecha.[3]

El PTS no tuvo reparo en abrir el FIT-U al MST, la corriente más oportunista del trotskismo argentino, pero rehusó avanzar a un verdadero proceso de unidad con otras fuerzas de la izquierda revolucionaria, incluido el Nuevo MAS. Debido a esto, ahora está inmerso en una campaña cuyo foco son la rapiña por la rotación de los puestos elegibles, con el agravante de que puso en riesgo la independencia de clase del frente en su conjunto. ¿Qué va pasar con el FIT-U si el MST ganala interna en Córdoba? Nos gustaría saber la respuesta del MRT-PTS.[4]

Mirá también:  Brasil: neofascista asesina a un artista por ser negro y criticar a Bolsonaro

En suma, es falso que el FIT-U encarne la “unidad” del trotskismo argentino y que sea un bloque sólido por la independencia de clase; por el contrario, cada día hay más listas de izquierda por fuera de dicho frente, el cual está profundamente desgastado por las prácticas electoralistas y maniobras burocráticas del PTS, a lo cual se suma la presión frentepopulista en su interior encarnada por el MST, la cual pone en duda la continuidad del FIT-U en el campo de la independencia de clase.

Francia: la autoconstrucción sectaria y oportunista

Con relación a Francia, recordemos que el PTS nos calumnió alegando que le capitulamos a la orientación de conciliación de clases del mandelismo histórico, básicamente porque no le hicimos seguidismo a la política rupturista y caprichosa de la CCR -sección francesa de la FT-, según la cual teníamos que sumarnos en coro a denunciar que los “expulsaron” del partido (lo cual nunca ocurrió, como veremos inmediatamente).Junto con esto, el PTS señaló que SoB no tenía militantes en el NPA, cosa muy extraña, pues negaban nuestra existencia en suelo francés al mismo tiempo que nos acusaban de capitular al mandelismo… ¡La provocación estalinista y el razonamiento cantinflesco se dieron la mano!

Esta vez, el MRT retrocedió y no gastó energía en negar nuestra militancia en Francia, pero insistió en acusarnos de hacerle seguidismo a la dirección oportunista del partido por negar que los “expulsaron” y defender una candidatura unitaria del NPA. La realidad, nuevamente, es muy diferente a la narrativa calumniosa de la secta filo-estalinista del MRT-PTS: no hubo ninguna expulsión de la CCR del partido, pues sus integrantes, en tanto cumplieran con los requisitos formales de militancia -por ejemplo, tener cotizaciones al día y cosas por el estilo- podían participar en la conferencia.

Pero la CCR, antes que apostar a construir un acuerdo con el resto de tendencias de izquierda que se enfrentan al curso liquidacionista de la dirección histórica mandelista, priorizó su autoconstrucción sectaria y rompióantes de la realización de la conferencia, no sin antes desplegar un show internacional denunciando que fueron “expulsados”y acusando al resto de tendencias de izquierda por ser cómplices del mandelismo. Una táctica verdaderamente criminal, pues numéricamente era factible derrotar a la “derecha” del partido si la CCR hubiera participado en la Conferencia, la cual terminó imponiéndose por muy poco margen de diferencia.[5]

Esto fue la cúspide de un proceso rupturista que la CCR inició meses atrás, cuando trataron de imponer a su candidato (aunque aleguen que lo presentaron como una opción a valorar), reproduciendo las maniobras y métodos burocráticos con que el PTS hace sus negocios electorales con el FIT-U. Esto, evidentemente, no fue bien recibido por el resto de tendencias de izquierda en el NPA y la CCR fracasó en su intento por hegemonizar la izquierda del NPA.

Brasil: silencios que hablan

En su texto, el MRT dedica muchos pasajes para criticar nuestro primer texto de polémica, pero callan con relación a un señalamiento que hicimos con relación a Brasil que, a nuestro entender, ordena mucho esta discusión: la ubicación marginal del MRT al quedar por fuera del PSOL.

Recordemos que su solicitud de ingreso fue rechazada en 2017 debido a la filtración de un documento interno, donde exponían su táctica de hacer entrismo y, transcurrido cierto tiempo, provocar la implosión del partido (algo así como el “show” internacional que montaron al salir del NPA en Francia). Esto es un hecho conocido en Brasil, pero el PTS lo ocultó en su primera nota, alegando que el PSOL negó el ingreso del MRT porque es un partido antidemocrático y, no podía faltar, el supuesto“temor” al alcance “todopoderoso” en redes sociales de “EsquerdaDiário”.

En esta ocasión, el MRT escondió este argumento bajo la alfombra, posiblemente porque nadie que escriba eso desde Brasil podría mirarse en el espejo sin sonrojarse de la vergüenza.Pero su silencio no aminora el problema de fondo, a saber, su ubicación marginal al quedar por fuera del PSOL, epicentro del “universo” de las corrientes socialistas que reúne 300 mil afiliados y decenas de miles de militantes por todo el país.

El resultado de esto es muy concreto: el MRT está por fuera de las polémicas reales de la izquierda y, en vez de sumar a la defender al PSOL como espacio de independencia de clase, se dedica a torpedear a la izquierda del partido que lucha por eso contra la mayoría oportunista (como demuestra su campaña de calumnias estalinistas contra SoB). Por ejemplo, actualmente el PSOL está inmerso en su pre-congreso y, en este marco, se desarrolla un importante debate interno –de vida o muerte para el futuro del PSOL- sobre la estrategia y táctica para derrotar a Bolsonaro, dando lugar a polémicas entre la mayoría oportunista y la izquierda radical: ¿frente amplio con el PT o frente de izquierda anticapitalista sin patrones?; ¿esperar a las elecciones para enfrentar a Bolsonaro o llamar a huelga general para provocar su caída inmediata?, etc.

Estos son algunos de los temas que se discuten acaloradamente dentro del PSOL actualmente, los cuales incorporan a miles de militantes de base por todo el país. Lastimosamente para el MRT, todo este debate lo mira desde afuera y, antes que apostar a fortalecer ala izquierda radical por medio de sus publicaciones, emplea su blog de noticias para condenar como oportunistas a las tendencias que enfrentan a la mayoría oportunista con un programa anticapitalista y con independencia de clase.

Lo más absurdo del caso, es que, al mismo tiempo que el MRT-PTS da por cerrada su caracterización del PSOL como un partido de conciliación de clases y no para de escupir calumnias sobre la izquierda radical (en particular contra SoB Brasil), defiende su táctica electoral de “afiliación democrática” que, en pocas palabras, consiste en inscribir candidaturas pidiendo “prestada” la leyenda electoral del PSOL. Aunque traten de maquillar esto con un tono crítico, es un hecho objetivo que participar en una campaña electoral bajo una divisa partidaria representa un grado de compromiso político, lo cual da muestras del oportunismo electoral del MRT que, a cambio de construir sus figuras públicas y capturar algunos votos, no tiene reparo en apelar al PSOL para ir a elecciones, pero,finalizadas las votaciones, acusa a las corrientes de izquierda del PSOL de capitular a la conciliación de clases por dar la batalla a lo interno del partido.[6]

Mirá también:  Para entender Brasil, hacia unas elecciones clave: habla Roberto Sáenz | Mirá los videos

No vamos a desgastarnos en rebatir nuevamente cada una de las acusaciones que nos achacan, como su insistencia en nuestra supuesta “capitulación” a Rede por participar en las elecciones de Santo André o su caracterización liquidacionista del PSOL justo cuando se desarrolla una pelea interna entre la izquierda radical y la mayoría oportunista (cuyo resultado va ser muy definitorio para el futuro del partido, pero la pelea está en curso y no saldada aún); para eso remitimos a nuestro primer texto de polémica y otras publicaciones de SoB Brasil.

Conclusión

Haciendo un breve recuento del balance de los grupos de la FT tenemos lo siguiente:

  • En Argentina, el PTS fracasó en su intento de hegemonizar la izquierda por medio del aparato electoral, lo cual se refleja en la crisis interna del FIT-U, una cooperativa electoral que, a la rutinaria rapiña interna por los cargos, ahora se sumala presión frentepopulista del MST, la cual pone en riesgo los atributos de independencia de clase de dicho frente. La supuesta “unidad” de la izquierda en torno al FIT-U es un mito de autoconsumo para la militancia de la FT.
  • En Brasil, el MRT es una corriente marginal que está por fuera de los debates reales entre las corrientes y los miles de militantes de izquierda en el PSOL. Tampoco realiza el mínimo esfuerzo por construir acuerdos políticos con la izquierda radical del PSOL en su lucha contra la dirección oportunista del partido; por el contrario, no para de atacar a las corrientes que la conforman, como hace con la campaña de calumnias contra SoB Brasil. Algo verdaderamente torpe, pues cierra las puertas a un eventual reagrupamiento con la izquierda del PSOL en caso de avanzar hacia un nuevo espacio anticapitalista con independencia de clase (una hipótesis a valorar según la resolución de la lucha interna en el PSOL).
  • En Francia, la ruptura sectaria de la CCR facilitó que la dirección histórica del mandelismo mantuviera el control del NPA, es decir, dejó con vida a una corriente oportunista que cuenta con un aparato electoral para fortalecer una política de conciliación de clases.

De lo anterior, se desprende que los grupos de la FT son incapaces de construir hegemonía entre la izquierda, pues su escuela política –sintetizada en la experiencia del PTS en Argentina- es imponerse por medio del aparato electoral y con maniobras, lo cual puede rendir algunos resultados efímeros, pero no alcanzan para sostenerse en el tiempo.[7] En eso les pasa factura su “ombliguismo” autoproclamatorio, producto del cual se conciben como la única corriente trotskista revolucionaria sobre el planeta y, por ende, la medida universal de la independencia de clase.

 

 

[1] La respuesta del MRT se puede acceder en  Nuevo Partido Socialista/SoB: romper con la independencia de clase, y nuestro primer artículo de polémica es el siguiente El método de la amalgama.

[2] El “ombliguismo” es un rasgo fundacional del PTS-FT, perceptible en sus balances del movimiento trotskista de posguerra, donde califican abusivamente a todas las corrientes como “revisionistas”, “centristas” o “no revolucionarias”, por no interpretar correctamente el legado de Trotsky. Una crítica que, además de doctrinaria y conservadora, es insustancial debido a que el PTS-FT replica el andamiaje objetivista y sustitucionista del “trotskismo de Yalta” (del cual son una variante crítica), a saber, caracterizan que hubo Estados obreros deformados o burocráticos donde la clase obrera no tuvo ninguna centralidad político-social. Sobre esto remitimos a nuestro ensayo Las rebeliones populares, las tareas estratégicas y los debates en la izquierda (página 84 y ss).

[3] Cuando el Nuevo MAS conformó Izquierda al Frente con el MST, el acuerdo se sustentó en un programa unificado con independencia de clase y, muy importante, con el criterio de que el Nuevo MAS encabezaba el frente, para bloquear cualquier desliz oportunista del MST. Por esta misma razón no le aceptamos nunca ir a internas, cosa que sí es el caso hoy del FIT-U.

[4] En el caso de Córdoba la división interna del FIT-U es mayor, pues el MST, IS y PO presentaron sus propias listas. En un mini-debate realizado por La Voz quedó manifiesto la presión frentepopulista que expresa Luciana Echevarría, pre-candidata por el MST, lo cual incluso destacó la precandidata del PO. El video se puede accesar en https://fb.watch/7jwbJIylQr/.

[5] Sobre la conferencia del NPA remitimos a la lectura del balance de nuestra corriente Francia: los debates estratégicos en el Nuevo Partido Anticapitalista.

[6] En este sentido, el problema no radica en que el MRT participe en campaña con el PSOL, lo contradictorio es su caracterización del partido como un espacio que cristalizó hacia la conciliación de clases (por lo cual ataca a las corrientes de izquierda que lo conforman) y, al mismo tiempo, insiste en que su táctica de presentar candidaturas por “afiliación democrática” es principista porque critican la política de la mayoría del PSOL.

[7] Con más razón en los países donde su acumulación constructiva está muy por detrás a la que tienen en Argentina.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre