Estados Unidos

El laberinto legal de Trump contra los resultados de las elecciones

Las denuncias de Trump para evitar el triunfo de Biden por vías legales no están llegando a buen puerto y sus apoyos se reducen día a día.

Martin Mandeb

Pasados ya algunos días de la elección del 3 de noviembre y confirmada la derrota de Donald Trump, el próximamente ex presidente de los Estados Unidos continúa con su campaña para cuestionar la legitimidad de la votación, denunciando por todos los canales posibles que en los comicios se habría llevado adelante un fraude electoral en su contra.

A las declaraciones realizadas en la madrugada posterior a la votación y sus berrinches por Twitter, Trump les ha sumado presentaciones judiciales denunciando irregularidades en las votaciones de todos los estados clave donde el candidato demócrata lo derrotó. Pero hasta ahora las diferentes justicias estatales donde se han presentado denuncias no le han sonreído al candidato republicano, lo cual no es de extrañar.

Sucede que el fundamento con el cual el magnate presidente levanta sus denuncias se basa no en hechos comprobables y/o de público conocimiento, sino en la supuesta ilegalidad de millones de votos realizados por medio del correo que suelen demorar en el tránsito para llegar a ser contados y elevados al centro de cómputos. Trump (que desde hace varios meses se encuentra denunciando esta modalidad de votación y ha llamado a sus seguidores a que fueran a votar presencialmente) deseaba que estos votos no fueran contados para así poder imponerse sobre Biden. Ya contados una gran parte de los mismos, ahora lo que plantea Trump es que en todos los estados donde haya sido derrotado1 estos votos básicamente se anulen sin prueba alguna que le permita sostener su relato.

Ante lo ridículo de la denuncia, prácticamente ningún sector importante le ha dado crédito a las declaraciones de fraude. Al silencio de los jueces de la corte suprema2 -que, en última instancia, serían los que deberían declarar dar curso a todas las denuncias de fraude-, el rechazo de la mayoría de las autoridades estatales3 se le ha sumado la prudencia de la mayoría de los republicanos con alguna autoridad importante por fuera del órgano ejecutivo. Es el caso de Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el senado que, aunque ha declarado que «Donald Trump está en su derecho de investigar cualquier posible irregularidad en la votación»4, no se le ha pasado por la cabeza hacer una sola declaración que defienda la victoria del actual mandatario. La denuncia de fraude solo ha recibido un pequeño guiño del fiscal general William Barr, que autorizó la investigación de irregularidades por parte de la administración federal. Este pequeño guiño, de todas maneras, ya se ha encontrado con el repudio interno dentro del mismo departamento: Richard Pilger, director de la rama de Delitos electorales que se encuentra en el departamento de justicia, renunció en protesta por la decisión de Barr5.

Mirá también:  El Brexit en un laberinto

Pareciera, entonces, que los deseos de Trump de quitar de en medio a millones de votos que han inclinado la balanza en su contra no podría prosperar. Sus denuncias han tenido un débil apoyo tanto en la super-estructuras de la institucionalidad norteamericana como en la sociedad civil, que ha festejado la derrota del monstruo elegido por el colegio electoral en 2016. Para consumar su deseo de quitar del conteo a millones de votos las principales autoridades de la corte suprema, el colegio electoral y una parte más importante de la sociedad debería sostener y defender con hechos prácticos tal discurso.

 

1 Esta ilegalidad de los votos por correo al presidente no se le ha ocurrido sostenerlo en los estados donde la misma modalidad de votación voto le dió la victoria, como ocurre en Nebraska, Dakota del Norte y Montana.

2 Es de notar, de todas maneras, que en las últimas horas algunos jueces pertenecientes a la mayoría conservadora de la corte se han pronunciado en contra de los intentos de la actual administración de dar por tierra el ObamaCare, todo un desaire al presidente quizás posibilitado por los resultados de la última elección. Véase «Key Justices Signal Support for Affordable Care Act» https://www.nytimes.com/2020/11/10/us/supreme-court-obamacare-aca.html?searchResultPosition=1

3 Véase “Sin rastro de fraude en las elecciones presidenciales de Estados Unidos” https://elpais.com/internacional/elecciones-usa/2020-11-11/sin-rastro-de-fraude-en-las-elecciones-presidenciales-de-estados-unidos.html

4 Véase «Para el líder del Senado, Trump tiene derecho a cuestionar el resultado electoral» https://www.perfil.com/noticias/bloomberg/bc-trump-tiene-derecho-a-cuestionar-resultado-electoral-mcconnell.phtml

5 Véase «El fiscal general de Estados Unidos ordenó investigar «irregularidades» en las elecciones» https://www.pagina12.com.ar/304882-el-fiscal-general-de-estados-unidos-ordeno-investigar-irregu

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“(…) Marx era, ante todo, un revolucionario. Cooperar, de este o del otro modo, al derrocamiento de la sociedad capitalista y de las instituciones políticas creadas por ella, contribuir a la emancipación del proletariado moderno, a quien él había infundido por primera vez la conciencia de su propia situación y de sus necesidades, la conciencia de las condiciones de su emancipación: tal era la verdadera misión de su vida. La lucha era su elemento” Engels, “Discurso ante la tumba de Marx”, cementerio de Highgate, Londres, 17/03/1883   ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre