Pandemia Covid-19

El gobierno deja correr los contagios en las fábricas

Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof esconden lo que está ocurriendo en los lugares de trabajo y en las clínicas.

Manuela Castañeira
Referente de la izquierda argentina.


Apelan a la “responsabilidad individual” pero invisibilizan que crece el contagio en las fábricas y que el personal sanitario está cada vez más estresado y sometido al contagio. En pleno pico de casos y de transmisión comunitaria que irradia también en muchas regiones del interior del país es una irresponsabilidad dejar todo cómo está y no reforzar la #cuarentena. La política del gobierno parece ser que la economía funcione a como de lugar, supuestamente administrando los contagios para que no colapsen las terapias. Y, en el proceso, las y los trabajadores terminan siendo carne de cañón en la pandemia.

Mientras tanto, los dirigentes sindicales tradicionales miran para otro lado; incluso algunos adoptan posiciones negacionistas como muchos empresarios, rifando la salud de las y los trabajadores en vez de defenderlos. Es necesario presionar por abajo a estos dirigentes sindicales traidores para que convoquen a medidas de fuerza para hacer valer los criterios sanitarios en todos los lugares de trabajo.

Es necesario pararle la mano a las empresas en las fábricas, exigir suspensión de tareas por 15 días al 100% mientras estamos en este pico de contagios y triplicar de inmediato el salario de las y los enfermeros y de todo el personal de salud y que se los reconozca como profesionales.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La abnegación no es una palabra menor en la vida de los revolucionarios, y en esto el Che Guevara fue un ejemplo. Su impulso revolucionario lo llevó a dejar la comodidad de las oficinas del Banco Central de Cuba, del cual era presidente, para internarse en el monte nuevamente y luchar hasta su muerte. El imperialismo y la burguesía, después de matarlo, han buscado mercantilizarlo y ubicarlo como fetiche de vidriera. Por nuestra parte, creemos que debemos partir de su reivindicación como revolucionario y de una evaluación objetiva pero tambié...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre