«Dólar soja 3»: la concesión de Massa a los patrones del agro que retienen 7 millones de toneladas de grano

Se trataría de una cotización diferencial de la divisa norteamericana cercana a los $300, un 50% por encima del dólar oficial (hoy en $208).

0
160

Tras una nueva ronda de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, el superministro Sergio Massa se encuentra a la caza de divisas para aumentar las reservas del BCRA, tal como exigió el organismo de crédito.

Para eso echará mano de una receta conocida: el famoso dólar soja ya implementado dos veces durante 2022. Esta vez los portavoces de la cartera de Economía eligieron bautizarlo como dolar agro ya que se espera su ampliación a otros rubros de las agroexportaciones.

El anuncio oficial será efectuado en los próximos días, con más seguridad el miércoles de esta semana. Pero los números ya están rondando los medios. En concreto, se trataría de una cotización diferencial de la divisa norteamericana cercana a los $300, un 50% por encima del dólar oficial (hoy en $208). La soja tendrá una ventana de 30 días para la liquidación, y otros productos contarán con un período de 90 días.

La acumulación de divisas terminó siendo el punto principal en las discusiones de Massa con el Fondo, teniendo en cuenta que se espera una caída de las exportaciones de casi 20.000 millones de dólares producto de la sequía. Con eso en mente, el Fondo rebajó el objetivo de divisas en 2.000 millones (el original era de 12.500 millones de dólares).

Según la Cámara de la Industria Aceitera argentina, en marzo de 2023 el ingreso de divisas del agro configuró unos USD 1.228 millones, menos de la mitad con respecto al mismo período del 2022 (2.802 millones). Con el dólar agro el gobierno espera recaudar unos 6.000 millones más.

Pero un dato elocuente del cual el gobierno no pasó revista es la cantidad de toneladas de soja que, a pesar de la sequía, permanecen sin liquidar desde el final de la campaña del año pasado. Se trata de 7 millones de toneladas. A la cotización actual (USD 558,69 la tonelada) esto representa más de USD 3.900 millones. Una prueba cabal de que el problema de divisas argentino no radica simplemente en los vaivenes de las cosechas. Por el contrario, el centro del problema es la avaricia capitalista de las patronales agrarias, que retienen el grano a la espera de una cotización más favorable. Antes que tocar las ganancias de esos sectores concentrados, el gobierno del Frente de Todos eligió una vez más beneficiarlos.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí