Vuelta a la presencialidad

Desidia del gobierno en la vuelta a las clases presenciales

Volvieron las clases presenciales en más de 500 distritos en las últimas semanas. Pero las condiciones de ajuste y desidia que imponen los gobiernos hacen que en las aulas los protocolos y la continuidad pedagógica sean difíciles de garantizar.



Ante la baja de contagios, a partir de esta semana ya son más de 500 municipios a lo largo país los que retomaron el dictado de clases presenciales. Los protocolos indican cuidados como el uso de barbijo, el distanciamiento social, la conformación de burbujas y la ventilación de los ambientes.

El criterio utilizado para la apertura indica que en cada distrito se monitorea la evolución de los contagios cada 14 días, cada 100 mil habitantes la cifra tiene que tiene que ser inferior a 500. A su vez, la ocupación de las camas de terapia no debe superar el 80%.

Muchos establecimientos establecen una modalidad a partir de «burbujas», es decir, donde se alternan los grupos y una semana concurre la mitad de un curso y, la siguiente estudia desde sus casas, de manera virtual.

Al momento, «hay 360 mil trabajadores de la educación (el 60%) que ya cuentan con la primera dosis» según informó la directora general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Agustina Vila.

¿Cómo se vive la vuelta a las clases presenciales?

Nos preguntamos cómo viven el retorno a la presencialidad las y los trabajadores de la educación y los estudiantes. En épocas de grandes pagos de deuda a acreedores externos, ¿presentan las escuelas condiciones adecuadas para que se garanticen protocolos y el proceso de aprendizaje?

Izquierda Web consultó a Eric «Tano» Simonetti, docente y delegado del Suteba La Plata y referente de la Lista Gris Carlos Fuentealba, quien nos comentaba que el avance en la vacunación de trabajadores de la educación ha sido producto del reclamo por parte de los gremios y el activismo. El avance de la vacunación se ve como algo urgente, dada la dificultad que existe en los hechos garantizar el distanciamiento y los cuidados.

Mirá también:  La catástrofe de la obra social de los docentes: “IOMA ABANDONÓ A GABI”

«En ese sentido estamos reclamando que los compañeros que aún no fueron vacunados sean dispensados, es decir, que continúen sus tareas desde la virtualidad para no correr ningún tipo de riesgo».

Tampoco puede pasar desapercibido que en los últimos días el termómetro marcó bajísimas temperaturas en casi todo el país. Aún en ese contexto, la mayoría de los establecimientos debió garantizar la ventilación de las aulas, desarrollar una clase con «normalidad» fue casi imposible al estar expuestos/as a tanto frío en el aula.

En términos generales, la situación edilicia -que hace a una de las condiciones de estudio y trabajo de estudiantes y docentes- sufre de un enorme deterioro. La política de desinversión y ajuste se mantiene a lo largo de las gestiones gubernamentales que se suceden y la pandemia no hace más que agudizar sus consecuencias.

«Los edificios de muchos de los establecimientos públicos no recibieron mantenimiento o reparaciones durante el año pasado ni durante estos meses de escuelas cerradas. En La Plata, por ejemplo, nos encontramos con que un tercio de las escuelas no pudo abrir sus puertas por condiciones edilicias defectuosas», comentó Simonetti.

Y agregaba, «muchas estufas no funcionaban o directamente hay escuelas que no las tienen, hay problemas con el gas. Nos encontramos con falta de agua, porque por ejemplo, la bomba está rota. Todo es producto de falencias que se acumulan de años».

La virtualidad fue difícil de transitar para la mayoría de estudiantes y docentes producto de la «brecha digital» que es consecuencia, entre otras, de la falta de políticas que garanticen las condiciones necesarias. Un informe aseguraba que en el país 1 de cada 5 estudiantes de primaria no contaba en 2020 con acceso a internet.

Mirá también:  El hospital Meléndez, sin insumos y con riesgos derrumbe

Este factor junto al deterioro económico y social ha sido decisivo para afectar la continuidad del vínculo pedagógico y el derecho a la educación de muchos estudiantes de los sectores de trabajadores más empobrecidos. Por lo que se refleja, la presencialidad arranca con muchos baches que no serán fáciles de saldar con la mera vuelta al aula.

«Muchas escuelas encuentran a las y los docentes discutiendo estas problemáticas, organizándose en asambleas para llevar los reclamos a los Consejos Escolares, Ministerio de Educación y diferentes ámbitos estatales para que empiecen a dar una respuesta».

Y apuntó, finalmente, a que son las y los docentes junto a la comunidad educativa quienes se ponen al hombro una vez más la defensa de la educación pública frente a los gobiernos provinciales y nacional quienes llevan adelante una política de ajuste aún en tiempos de pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Llegamos al final de esta hermenéutica del Prefacio de la Fenomenología del Espíritu, al que, recordamos, Marcuse había calificado como una de las más grandes realizaciones filosóficas de todos los tiempos. Como veníamos haciendo respetamos el propio ordenamiento del texto El recorrido (“la odisea”) fue ardua y por momentos escabrosa. No olvidemos que el “fin” propuesto: elevar a la filosofía como ciencia, implicaba ir desmenuzando e incorporando otros intentos para ese objetivo y requería de “medios” en donde el  esfuerzo para penetrar en e...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre