De nuevo la crisis bancaria: el First Republic Bank sufre el retiro del 40% de sus depósitos y puede caer

First Republic recibió un rescate de U$S 30.000 millones el mes pasado, pero eso no evitó la corrida contra sus depósitos.

1
170
First Republic Bank crisis bancaria

Un nuevo coletazo de la crisis bancaria que el mes pasado encendió las alarmas del sistema financiero mundial vuelve a despertar temores. Otra vez un banco estadounidense se encuentra al borde de la quiebra luego de que informara una salida del 40% de sus depósitos.

Se trata del First Republic Bank, uno de los bancos que ya había tambaleado el mes pasado cuando la caída del Silicon Valley Bank generó un tembladeral en todo el sistema bancario estadounidense, primero, y europeo, después.

Según informó en su balance del primer trimestre, el banco registró una caída en sus depósitos superior al 40% respecto al trimestre anterior, lo que representa una sangría de más de 101.000 millones de dólares de depósitos.

Es significativo que este banco ya fue rescatado el mes pasado cuando un grupo de los principales bancos de los EE..UU. (JP Morgan y Bank of America, entre otros) le inyectaron liquidez a estos bancos «menores» para evitar que su caída genere un efecto dominó y arrastre tras de sí a todo el sistema.

First Republic recibió una inyección de U$S 30.000 millones entonces, pero eso no evitó la corrida contra sus depósitos, ante los temores persistentes de sus clientes que llevaron su dinero a bancos más grandes, más difíciles de caer.

Como correlato, este martes las acciones del First Republic cayeron un 49% en Wall Street, totalizando una caída espectacular de su capitalización bursátil de alrededor del 90% desde principios de marzo.

Ante el desplome, el banco anunció que despedirá al 25% de su personal, así como otros recortes en sus gastos.

First Republic es uno de los bancos considerados «regionales» que fueron las principales víctimas de la crisis desatada el mes pasado, con la caída de otros competidores de tamaño similar como Silicon Valley Bank, Signature y Silvergate.

A pesar de los rescates millonarios, la crisis alcanzó también a gigantes del mundo financiero, aunque no estadounidenses pero sí europeos, como el Credit Suisse, que tuvo que ser comprado por su principal competidor, UBS. También el Deutsche Bank -principal banco de Europa- sufrió una fuerte caída bursátil.

Este nuevo coletazo confirma que la crisis aun no ha terminado y que la incertidumbre por la economía global parece haber llegado para quedarse. Es que más allá de las razones estrictamente económicas (la política de subida de tasas de interés de la Fed y otros bancos centrales) lo que hay también es un panorama geopolítico marcado por la tensión y la inestabilidad, como lo demuestra las muy deterioradas relaciones China – EE.UU. y la continuidad de la guerra en Ucrania.

1 COMENTARIO

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí