Crisis en Cuba

Cuba: Al menos 150 detenidos y un muerto tras la represión a las movilizaciones

La represión del gobierno ya provocó un muerto y al menos 150 detenidos, según la escasa información que llega por el bloqueo a internet que mantiene el régimen.

Redaccion
Redacción de IzquierdaWeb.


«Participa Raúl en reunión del Buró Político» titula el Granma, órgano oficial del Partido Comunista Cubano. El hermano de Fidel venía prácticamente ausente de la escena pública desde que cedió su lugar a Miguel Díaz Canel en 2019. El anuncio es otro síntoma de la profundidad de la crisis que está sufriendo el régimen provocado por las movilizaciones que, desde el domingo 11, sacuden la Isla.

Lejos de dar alguna respuesta positiva, el gobierno ha salido a atacar las protestas caracterizándolas como «provocaciones orquestadas por elementos contrarrevolucionarios,  organizados y financiados desde Estados Unidos con propósitos desestabilizadores». Díaz ha llamado públicamente a los «Comunistas leales al gobierno» a enfrentar a los manifestantes en las calles. Una salida represiva que no puede más que seguir deteriorando la imagen del gobierno frente a la población, y aumentar la bronca en las calles.

Para amplios sectores, la situación económica y social se está volviendo insostenible. El bloqueo imperialista ha significado un límite al desarrollo económico de la Isla, el gobierno no ha avanzado en medidas económicas y políticas que permitan mejorar la situación, y la pandemia ha sido un elemento que agravó todos los factores. Hubo desabastecimiento de alimentos y suministros médicos, aumentó el precio del combustible, se multiplicaron cortes de suministro eléctrico. Cóctel explosivo para un pueblo que vive con bajísimos ingresos y un sistema dolarizado que impone privaciones durísimas a los habitantes de la Isla.

Los veteranos, que vivieron las épocas de resistencia como la crisis económica pos caída de la URSS, soportaron momentos dificilísimos unidos con épica revolucionaria en defensa de las conquistas antiimperialistas y anticapitalistas de la revolución. Las nuevas generaciones jóvenes carecen de esta tradición y se percibe sin futuro en la Isla. El régimen asfixiante de la burocracia estalinista-castrista del PCC no se justifica ante conquistas revolucionarias que progresivamente se han ido desdibujando, y acumula un enorme desgaste a ojos de amplios sectores.

Mirá también:  Movilización y campaña por los presos de la Línea ESTE

Los reclamos son legítimos y la masividad y amplitud de las protestas demuestra que hay un enorme descontento genuino por parte de la población. Si bien hay sectores instigados por EEUU que quieren aprovechar el descontento para impulsar un restauracionismo que devuelva la propiedad a los viejos dueños de Cuba (como los gusanos que se movilizaron en Miami), existen también quienes, aún repudiando el bloqueo imperialista y reivindicando los conquistas de la revolución, sufren el asfixiante régimen burocrático del Partido Comunista Cubano. Sufren el deterioro de sus condiciones de vida y la falta de democracia en su vida social y política. El gobierno no puede desconocer los justos reclamos del pueblo cubano porque los mismos quieran ser aprovechados por la derecha. Es el propio régimen asfixiante y antidemocrático impuesto por el castrismo el que alimenta y legitima las alternativas contrarrevolucionarias frente a los ojos del pueblo harto de las privaciones sociales y la falta de libertades y derechos básicos.

Internet ha sido sin duda un factor dinamizador del descontento. El domingo las protestas comenzaron en el pequeño pueblo de San Antonio de los Baños. Las imágenes transmitidas por Facebook Live se viralizaron provocando que, tras algunas horas, se lleven adelante 40 protestas a lo largo y ancho de la isla. Todas difundidas por las redes sociales. El acceso de la población a internet móvil, habilitado en 2018 por exigencia de los propios cubanos, ha significado una revolución en las comunicaciones. De los 11.2 millones de habitantes de Cuba, 4.4 millones ya usaban internet a fines del 2020. Esta apertura democrática permitió la multiplicación de expresiones críticas al régimen como blogs, youtubers, instagramers, portales independientes, etc.

Mirá también:  Contra los trabajadores: el gobierno prohíbe asambleas y movilizaciones

En este marco, surgieron expresiones críticas por izquierda, como el blog Comunistas y otros espacios, que defienden las conquistas anticapitalistas de la revolución del ´59 y al mismo tiempo plantean la necesidad de un avance en las libertades democráticas para los trabajadores y el pueblo.

Comunistas ha caracterizado: «El pueblo cubano salió a las calles. Un pueblo que no estaba convocado por ninguna organización que no fuera la aguda crisis económica que enfrenta Cuba y la discapacidad del gobierno para manejar la situación. Cuba salió a las calles con la consigna equivocada «Patria y vida», pero salió a las calles más allá de una consigna, salió para exigir al gobierno un socialismo verdadero. Los que estaban en las calles no eran artistas e intelectuales solamente, esta vez era el pueblo en su más amplia heterogeneidad». En el mismo comunicado, exigen la libertad a Frank García Hernández (quien se encuentra con prisión domiciliaria) y otros intelectuales y activistas de izquierda que fueron detenidos durante las manifestaciones.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

el capital

El Capital de Marx

El presente artículo es una de las reseñas de Engels del I tomo de «El Capital» con el fin de divulgar las tesis esenciales del libro. Fue originalmente publicado en  «Demokratisches Wochenblatt» («Hebdomadario democrático») , un periódico obrero alemán que se publicó de enero de 1868 a septiembre de 1869, bajo la dirección de Wilhelm Liebknecht. Desempeñó un papel considerable en la creación del Partido Socialdemócrata Obrero de Alemania. Publicamos aquí la primera parte.   Desde que hay en el mundo capitalistas y obreros, no se ha ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

2 COMENTARIOS

  1. No pueden hacer un analisis tan superficial. Sin analizar los efectos del bloqueo es imposible analizar estas manifestaciones. Estuve 4 veces por laburo en Cuba. La mayoria del pueblo defiende a la revolucion. Se equivocaron al dejar que USA pusiera su embajada en la Habana. Estan pagando las consecuencias.

  2. Cuba y la lucha de clases mundial entre capitalismo y socialismo
    13/07/2021
    PRT

    Cuba está sufriendo una crisis económica y política que se refleja en lo social con manifestaciones callejeras en distintas localidades, la cuales se publicaron ampliamente en el día de ayer a través de todos los medios masivos de difusión.

    El presidente de ese país, Miguel Díaz Canel reconoció el hecho en un discurso televisivo al afirmar que el protagonista en las calles era el pueblo, pero aclaró que en ese movimiento se encontraban sectores con reclamos auténticos, y otros, minoritarios, con una voluntad contrarrevolucionaria quienes agitan la intervención del imperialismo bajo el manto de “ayuda humanitaria”.

    También en su discurso, el presidente llamó a los revolucionarios y comunistas a defender la libre determinación del pueblo cubano ante las dificultades que enfrenta la isla y a combatir con firmeza el embate reaccionario. Es de mencionarse que en medio de la situación de pandemia y, a pesar del bloqueo inhumano impuesto por Estados Unidos, los cubanos han desarrollado tres vacunas (una de ellas se encuentra en fase tres) siendo el único país de América en realizar semejante logro.

    Desde nuestro partido sostenemos con firmeza el principio de que los problemas de ese país deben solucionarlos los propios cubanos quienes decidirán soberanamente los caminos no sólo para resolver esta crisis sino también para la continuidad y profundización del socialismo en Cuba.

    Lo destacable, además, es el furibundo ataque propagandístico e ideológico desarrollado profusamente por los medios de la burguesía y el periodismo partidista. La burguesía transnacionalizada aprovecha para dar una vuelta de tuerca a la lucha contra el socialismo.

    El argumento central es que el gobierno de Cuba es una dictadura que reprime al pueblo. Es patético ver y escuchar que gobiernos, funcionarios, políticos, periodistas, personajes de la televisión y la radio afirman tal cosa y claman por el respeto a los derechos humanos cuando ante las revueltas en Chile, el golpe de estado en Bolivia, las brutales represiones en Colombia, Brasil, Perú, los bombardeos y genocidio en Palestina, las guerras imperialistas en Siria, Afganistán, Irak, sólo por nombrar algunos hechos que generan miles de muertos, desaparecidos, heridos, mutilaciones, violaciones, torturas y destrucción masiva que condenan a los sobrevivientes a la marginación y pobreza por generaciones futuras, no han pestañado ni movido un sentimiento o llamado al cese de tal masacre.

    Por su parte, Estados Unidos, además de reprimir abiertamente a su pueblo (recordemos los últimos hechos raciales) ha intervenido y fomentado todos los golpes de estado que ha habido en América e intervenido en las cuestiones internas de innumerables países en el mundo argumentando que ven peligrar sus intereses, tal cual lo hace ahora con Cuba. Pero esto no excita ningún nervio justiciero en estos señores a cargo de la comunicación masiva.

    Esos detestables personajes custodios del capitalismo y sostenedores de la más encarnizada violencia contra los proletarios y pueblos laboriosos en todo el planeta, hablan con la naturalidad que les otorga su cinismo descarado y despótico denunciando a Cuba en donde no se ha registrado ningún muerto, herido, torturado, etc. que haya participado de estas manifestaciones.

    Y no decimos que no los vaya a haber si los provocadores burgueses persisten en sus intentos contrarrevolucionarios. Porque, si esos sectores deben ser reprimidos con la utilización de las armas, seguramente los cubanos lo van a hacer, sin temblarles el pulso.

    Porque, pongamos las cosas en claro: la burguesía gobierna bajo la dictadura de su clase la cual puede tomar forma de “democracia” formal o dictadura militar. Y esto lo hace a través de la herramienta del Estado que es el órgano de represión de la clase que está en el poder.

    La democracia burguesa es una gran mentira porque el pueblo no gobierna ni podrá gobernar nunca bajo esa forma de organización política. La minoría que detenta el capital y se adueña de todo un país y, en consecuencia, del mundo, ejerce su dominio sobre las grandes mayorías proletarias y populares que son quienes, además, producimos todo lo existente, pero sólo somos dueños de nuestro magro salario y de las penurias de todo tipo mientras ellos parasitan y viven de los placeres y de la acumulación constante de capital a nuestra costa.

    Por eso, la lucha que hacen los pueblos del mundo en contra del dominio burgués, es una lucha (con todos sus aciertos y errores) que los proletarios y pueblos del mundo debemos defender como reivindicación de nuestros derechos humanos, nuestra dignidad, nuestra posibilidad y derecho de adueñarnos socialmente de lo que creamos con nuestro trabajo, de nuestro desarrollo humano, objetivos que no entran en la imaginación de la burguesía, porque cuando ellos hablan de “derechos humanos” se refieren, sin decirlo, al “derecho” a explotar trabajo y vidas humanas.

    Por eso, mientras existan clases sociales, los proletarios y pueblos del mundo que conquistan el poder deben valerse de un Estado diferente, un Estado en manos del proletariado y el pueblo, de un Estado en el que el proletariado y el pueblo ejercen la democracia de las mayorías por sobre la minoría parásita, y que tiene el deber de reprimir cualquier intento de la burguesía de reinstalar el sistema capitalista y con él la explotación del hombre por el hombre. Esta es la dictadura que denuncian estos señores burgueses y a la que le temen y, en consecuencia, combaten con furia, mientras sostienen impunemente su dictadura.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre