Crisis del gas en Europa: la UE reduce el consumo, el Kremlin reduce el suministro

Así como Rusia utiliza el suministro de gas como forma de ejercer presión, el imperialismo que conduce la UE también necesita mantener a todos sus aliados a raya. Europa podría estar al borde de una de sus crisis más graves en décadas.

0
423
Gas de Rusia en Europa

Los países de la Unión Europea firmaron un acuerdo en el que se comprometen a reducir al menos un 15% su dependencia al gas ruso para marzo de 2023.

La decisión fue tomada por amplia mayoría en el Consejo Europeo esta mañana. El único de los veintisiete miembros que se opuso fue Hungría, uno de los países con alto nivel de dependencia del gas que proviene de Rusia.

La medida se da en el marco de sucesivos recortes en el suministro a occidente por parte de la empresa de gas estatal rusa Gazprom, como manera de ejercer presión mientras continúan los combates en Ucrania.

«En un esfuerzo por aumentar la seguridad del suministro energético de la UE, los Estados miembros llegaron este martes a un acuerdo político sobre la reducción voluntaria de la demanda de gas natural de 15% este invierno», anuncia el documento que se firmó hoy en Bruselas.

A partir de este miércoles, Gazprom reducirá el suministro de gas del gasoducto Nord Stream a 33 millones de metros cúbicos diarios, lo que equivale a apenas el 22% de su capacidad. Los países de la Unión Europea miran con preocupación qué sucederá cuando termine el verano boreal y la demanda de gas aumente.

Por eso, el acuerdo al que suscribieron hoy los países europeos prevé que la reducción en el consumo de gas ruso se haga efectiva ya desde el próximo invierno. El porcentaje se calcula sobre el consumo medio de cada país en los últimos cinco años. Cada país evaluará qué medidas aplicar para hacer efectiva la reducción.

Sin embargo, al acuerdo debieron agregársele numerosas excepciones, ya que no todos los países cuentan con los recursos y la infraestructura suficiente para reducir su dependencia al gas ruso en un período de tiempo tan corto. Además, numerosos países dependen del suministro de gas para la producción de electricidad, por lo que las dificultades son complejas.

A pesar de las apariencias de consenso, el acuerdo no impacta de igual manera en las desiguales economías de la UE. Los países más importantes cuentan con más recursos para hacerle frente a esta medida, que se hará sentir en los países más dependientes y de menor envergadura. Así como Rusia utiliza el suministro de gas como forma de ejercer presión, el imperialismo que conduce la UE también necesita mantener a todos sus aliados a raya.

Junto con el acuerdo, la UE también aprobó una prórroga de seis meses a las sanciones económicas que recaen sobre Rusia.

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí