Pandemia

Covid-19: por primera vez, ANSES registró una reducción de la cantidad de jubilados

Por las consecuencias de la pandemia, se redujo por primera vez en la historia la cantidad de jubilados en la ANSES.

Redacción de IzquierdaWeb.


La tendencia ha sido siempre la contraria, sin excepción, debido al simple crecimiento de la población y de su porción jubilada y pensionada. Casi acostumbrados al Covid-19 y sus consecuencias, a las cifras de muertos, casi hasta parece que el virus no hubiera sido una catástrofe históricamente extraordinaria.

Pero sí, lo fue y lo es. Así lo demuestran los registros de la ANSES. Los datos corresponden al Sistema Integrado Previsional Argentina (SIPA):

Al cierre de junio de 2021, había en el sistema previsional un 1,4% menos de beneficiarios que en el promedio de 2020: 5.618.873 contra 5.699.574, unos 80 mil menos. Y es más bajo aún en relación al promedio del 2019: un 1,9% más bajo, más de cien mil en términos absolutos.

Esos números corresponden a la cantidad de personas que perciben la jubilación o pensión. Pero hay otro registro que también indica una caída: la cantidad de beneficios con aportes. Se trata de ingresos por familiar o allegado fallecido. Una misma persona puede cobrar, por ejemplo, una jubilación propia más una pensión por cónyuge. Entonces, teniendo en cuenta la totalidad de ingresos de ese tipo; en enero de 2020 eran 6.936.227 mientras en junio de este año llegaron a 6.823.435. Son más de 112 mil menos. 

Las causas

Las causas que explican esta tendencia son fundamentalmente dos: las muertes de personas mayores por Coronavirus y el crecimiento de la precarización laboral.

En períodos normales, las muertes de personas mayores suelen compensarse por las nuevas altas para aportes contributivos. Es decir, luego de una vida de esfuerzo y aportes al sistema, más personas entran al sistema que las que fallecen. Año a año ha sido así, hasta el 2020.

Hay que recordar que la amplia mayoría de muertos por la pandemia son personas de edad avanzada. Del total de 116 mil en Argentina, más del 80% estaban en edad de estar jubiladas. Esto implicó un fuerte crecimiento de la tasa de mortandad en esa franja etárea, con más de 85 mil muertos. Y las nuevas altas del sistema en 2020 cayeron a su vez casi a la mitad: de 200 mil nuevos trámites para jubilarse en promedio anual a 100 mil el año pasado.

Mirá también:  Cuarentena obligatoria: ¿Alguien puede pensar en la salud mental?

El 30% de los fallecidos en la pandemia en Argentina eran mayores de 80 años, 27% persones de entre 70 y 79 años, 22% entre 60 y 69.

Eso último explica a su vez que, en contraste, hayan crecido las pensiones no contributivas en detrimento de las hechas con aportes. Mientras el porcentaje de jubilaciones y pensiones con aportes caía (como indicamos con los números de más arriba), la «Pensión Universal para el Adulto Mayor» pasó de 162 mil haberes a 206 mil, más de 43 mil personas más. Es un crecimiento del 27%.

Fue el virus, sí; pero también fue el capitalismo con su precarización laboral. 

El gobierno ajustó a los jubilados

En medio de la catástrofe, la realidad es que el gobierno ajustó a los jubilados. Para empezar, la mínima está en niveles escandalosamente bajos: 29.062 pesos contando el último aumento de diciembre de 2021. Un jubilado con la mínima es indigente.

En los dos últimos años de Macri, los ingresos reales de los jubilados se habían reducido casi en un 20% y el gobierno creó una nueva fórmula que hizo que (con suerte) empaten con la inflación este año y pierdan un poco en 2020.

Es decir, en términos reales los ingresos de los jubilados siguen estando por debajo de los de 2017. Son cuatro años de retroceso o consagración del retroceso. Y sin embargo la recaudación de ANSES subió muy por encima de lo que los jubilados perciben.

La nueva fórmula previsional aprobada a finales del año pasado tenía por objetivo ayudar al acuerdo con el FMI.

Vino a reemplazar a la aprobada por Macri en diciembre de 2017, suspendida por decreto por Alberto Fernández a principios de 2020. Durante la era macrista, se calcula que la nueva ley hizo perder casi un 20% de ingresos reales a los jubilados en cuatro años. Ese retroceso fue convalidado por la nueva ley.

Mirá también:  Chaco: El gobierno aprovecha la pandemia para seguir ajustando

En su momento, el gobierno nacional hizo público un informe que, por ser aparentemente cierto, era completamente falso. Como regateando en un bazar, los informes oficiales trataban de vender a toda costa lo que es un ajuste como una «vuelta» a la movilidad pre macrista, en años de crecimiento económico.

«La fórmula que se propone es sustancialmente la misma a la sancionada en el año 2008 y que resultó en una mejora sostenida en el poder adquisitivo de los jubilados y jubiladas hasta el año 2015» decía el informe de Hacienda en defensa del nuevo proyecto. La trampa es que, justamente, no estamos en 2008. Suponiendo que la fórmula sea exactamente igual que la terminada por Macri en 2017: las mismas medidas en contextos diferentes implican resultados diferentes. Nadie se pone un sobretodo en pleno verano esperando que tenga los mismos resultados que en invierno.

En un contexto de aún relativo crecimiento económico (como el que aún había en esos años), con cierta «paridad» entre los aumentos salariales y la inflación. así como cierto aumento de la recaudación impositiva, las jubilaciones podían no verse tan golpeadas en una economía no tan golpeada. En un contexto como este, cruzado por la contracción económica, la caída real de los salarios y la caída de la recaudación; los jubilados no van a parar de perder.

Hacienda también decía que la nueva fórmula «permitirá reducir el actual déficit previsional, dado que, si bien el salario real aumenta junto con el crecimiento económico, lo hace menos que los recursos tributarios». ¿Cómo se reduce el déficit si no es ajustando gastos? De ninguna manera, las matemáticas son implacables; si hay cierta cantidad de dinero, se ahorra gastando menos.

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo se escribe estimulado luego de la lectura de la novela-ensayo “La sombra de Heidegger”, del recientemente fallecido pensador argentino José Pablo Feinmann. En ella, fundamentalmente en la primera parte (carta del padre), se aborda la relación entre la filosofía de Heidegger y el nazismo a la manera de una relación de causa-consecuencia. Este enfoque, que también sostienen otros autores como Rockmore, Nicolás González Varela, y Emanuel Faye, permite una comprensión más cabal de su filosofía y posibilita, según creo, una crítica mej...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre