Córdoba: salud le marca la cancha a Schiaretti

Ayer miércoles 23/11, a una semana de la histórica movilización y paro de las y los trabajadores de la salud de la provincia de Córdoba, una nueva jornada de lucha le marcó la cancha al gobierno de cara a la mesa de diálogo convocada para hoy a las 14 horas. Aún no hay respuestas a los reclamos por parte del gobierno de Schiaretti. 

0
121

Cada hospital llevó su bandera, cada sector su cartel, pero todos tuvieron un único reclamo central: salario digno. Es decir, que un trabajador o trabajadora de la salud, que se puso al hombro la pandemia con todo lo que eso implica, que trabaja turnos de 12 horas y que hace guardias de 24 horas, cobre un salario que le alcance a cubrir la canasta básica. «5 años de carrera, 6 años de postítulos y cobro $750 la hora»; «La vocación no justifica explotación»; y «Amo lo que hago pero no vivo con lo que gano», son algunos ejemplos de las consignas que se vieron en esta nueva gran marcha de la salud en Córdoba que convocó a aproximadamente 7.000 personas. La corriente sindical 18 de Diciembre estuvo acompañando la movilización.

Un conflicto de larga data

Estos reclamos no son una novedad, el sector de salud viene en conflicto desde hace tiempo. Durante la pandemia hubo un empeoramiento de las condiciones de trabajo, con trabajadorxs contratadxs y sobrecarga del personal, y con salarios que difícilmente superaban la canasta básica.

Pero sin lugar a dudas estas inmensas jornadas de lucha, de alto nivel acatamiento, han marcado un antes y un después en el asunto. Detonó. Porque el pliego de reivindicaciones tiene muchos puntos. Y si bien el reclamo principal es la recomposición salarial del 200 por ciento al básico, la lista incluye: pase a planta de contratados, basta de precarización laboral, bono de 150 mil pesos en diciembre, incorporación de recurso humano en todas las áreas, y recuperación del 82 por ciento móvil del básico para el cálculo de las jubilaciones. Lo cierto es que la salud está atravesando un brutal ajuste que se refleja en todas y cada una de las instituciones públicas. Basta con hablar cinco minutos con cualquiera de los asistentes a la movilización para dar cuenta de la infinidad de problemas estructurales, institucionales y laborales que hay y con los que conviven a diario.

 

Otro de los elementos a tener en cuenta, y que hace a lo extraordinario de estas jornadas de lucha, es el desborde que ha significado para el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) que, en palabras de los representantes de la Comisión Interhospitalaria, cerraron un acuerdo con salarios a la baja de espalda a las y los trabajadores. Para José Pihen, Secretario General del SEP, no hay más que silbidos y abucheos. Y también es novedoso que el gobierno haya reconocido la representatividad de la Comisión Interhospitalaria, citando a sus representantes a una mesa de coordinación para hoy. «A Barbás y a Schiaretti les decimos que no hay tiempo para más excusas», dijo ayer en el acto de cierre de la movilización una de las representantes de la comisión. Y luego de los aplausos y los bombos, agregó que la mesa de coordinación no tendrá ningún poder de decisión: las decisiones que haya que tomar se darán en las asambleas de cada una de las instituciones de manera democrática.

El colectivo de residentes y concurrentes suma su reclamo particular a la lucha

En Córdoba, el Colectivo de Residentes y Concurrentes, integrado por personal del ámbito municipal, provincial, nacional y privado, y por personal de diferentes especialidades (médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, kinesiólogos, bioquímicos), se suma a las jornadas de paro y movilización como parte del personal y de los equipos de salud bajo la consigna de recomposición salarial.

A su vez, la situación de este sector se ve afectada por particularidades que hacen a la figura de residente y de concurrente, por lo que su reclamo está condicionado por una cuota extra de precarización laboral principalmente. Pilar, una de las médicas que viene participando de las acciones acompañando el reclamo de este Colectivo, nos contó que la figura de residente se diferencia de la de concurrente principalmente porque el segundo no percibe ni salario ni ART ni obra social por su trabajo. Así como lo leen. Ambos deben rendir un exámen para entrar a un hospital, ambos cumplen horario, guardias. El residente rinde y queda y tiene un contrato de exclusividad, el Ministerio le da un sueldo (que cabe aclarar que es una beca) y le da ART y obra social. El concurrente no tiene nada de eso, no le pagan, no tiene obra social, debe pagar su ART, y por lo tanto, tienen otros trabajos. Si bien es una figura que ha sido desplazada por la de residente en muchos hospitales con el paso del tiempo, sigue existiendo en instituciones como el Hospital de Clínicas y el Hospital Pediátrico Niño Jesús, donde el servicio de dermatología está compuesto por 13 concurrentes.

El Colectivo de Residentes y Concurrentes participa de las acciones con el peso de la falta de reconocimiento y el hartazgo de la explotación y precarización laboral. Hay muchos puntos que hay que revisar. No se respetan las guardias; no se respetan las prácticas supervisadas en un montón de lugares; muchas guardias y pisos dependen de los residentes; hay maltrato por parte del Ministerio; y principalmente, a los médicos residentes y concurrentes no se los reconoce como profesionales ni como trabajadores.

Con la experiencia de los residentes en CABA como norte, quieren el básico a 200 mil. El Colectivo celebra la gran unión y coordinación que hay hoy en este sector, cosa que no se veía desde aproximadamente 2016. Desde difusión del Colectivo nos cuentan que ellxs ya tuvieron un primer acercamiento con el Ministerio, que les propuso conformar una mesa de diálogo a 14 días: «Nos pareció mucho tiempo, por lo que la semana pasada decidimos que si para el 23 no teníamos respuesta y una propuesta firme, el 24 llevábamos adelante una  medida de fuerza. Cómo no hubo respuesta, vamos a paro.»

Ayer se reunieron al finalizar la movilización para discutir los próximos pasos a seguir, en el marco de que empieza a ver amenaza de sanciones a quienes participen del reclamo. Hoy están de paro total de 24 horas con cese de actividades con concurrencia a los hospitales de 8 a 12; a partir de las 12 sólo guardia central; visibilización de la lucha en los hospitales; y asamblea al frente del Hospital de Niños a las 18. El paro en las guardias pone en evidencia que las mismas se sostienen gracias a los residentes.

La pelea de los trabajadores de la salud en Córdoba está abierta y tiene vistas de que va a continuar hasta que obtengan una respuesta por parte del gobierno. La mesa coordinadora compuesta por representantes de diferentes instituciones y sectores logró el reconocimiento de su representatividad y hoy va a una primera instancia de diálogo con las autoridades. Hay ánimo de seguir con asambleas, acciones y cuentan con el apoyo y reconocimiento de la sociedad. Cantan «Ole, ole, ola, ola, Salud está de paro, ¿Schiaretti donde está?». Y lo van a seguir buscando en las calles hasta que aparezca.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí