Charla para ingresantes de la UNC

Córdoba: ¡Defendamos el derecho a la educación superior pública!

Desde el Ya Basta llevamos adelante una charla para ingresantes de la UNC, para intercambiar sobre el ataque que está sufriendo la educación pública superior en el contexto de pandemia y el problema de naturalizar un segundo año de modalidad virtual para la UNC, sin las inversiones necesarias para volver a una presencialidad segura.

Davi

Con la participación de más de 50 personas, estudiantes ingresantes de distintas Facultades como Psicología, Economía, Sociales, Filosofía y Humanidades y Comunicación, sumado a la participación de Docentes universitarios, queremos compartir algunos de los aportes que surgieron.

LAS DIFICULTADES MATERIALES PARA ACCEDER AL CURSADO

No podemos proponer virtualidad si no todxs estamos en condiciones de acceder” Alejandro, docente Facultad de Ciencias Sociales. 

    Lo primero que queremos resaltar es la enorme cantidad de problemas que se mencionaron para acceder al cursado virtual y cómo esto supuso el abandono de los estudios por parte de muches compañeres, sobretodo de primero y segundo año. Mientras el gobierno nacional a través de su ministro Trotta y el Rector Juri de la UNC hablan del éxito de la modalidad virtual, lo que expresan estudiantes y docentes es una realidad totalmente distinta. . 

Horacio, ingresante de la Lic. en Comunicación Social planteó “estoy trabajando y tuve un problema para rendir uno de los exámenes de ingreso, hubo un anuncio confuso, pensé que teníamos una hora para responder el examen y eran 50 minutos. Entregué a las y 52 y no se subió mi exámen. Perdí la posibilidad de promocionar aunque me había preparado mucho y se me complica con el trabajo”.  

Lautaro, de segundo año de cs. políticas planteó que “la experiencia virtual fue bastante disfuncional, muchos se terminaron yendo porque no poder conectarse generó muchos problemas y porque la facultad parecía que nos daba la espalda. Hay una gran barrera entre el secundario y la educación superior y para un montón de nosotros que recién salimos, te topas con la situación de crisis mundial, teniendo que afrontar un espacio universitario nuevo, donde cada uno estaba solo y con profes con pocas herramientas para dar las clases, adaptandose, con una incertidumbre enorme porque no sabíamos si íbamos a volver a presencialidad o no. La sensación es que la facultad te está expulsando. Y si bien hay muchos profes que hicieron todo lo posible, la realidad es que a nivel universidad y gobierno no hubieron respuestas”. En el mismo sentido, Francisco, estudiante del profesorado de Geografía, planteó que el año pasado “pude hacer el ingreso presencial en el Simón Bolivar y luego se pasó a todo virtual. Eso complicó las cosas porque no todos tenían buena conectividad, la zonas alejadas implican mala conexión y hubo falta de dispositivos. Sumado a la poca flexibilidad de horarios y la demanda de tareas, como si fuese lo mismo cursar presencial que virtual, cuando en las casas las situaciones son muy diversas.. me encontré en la situación de tener que abandonar la carrera y el centro de estudiantes no dio mucha respuesta”. Es decir, una modalidad virtual que excluye a quienes no tienen dispositivos, conectividad, materiales. Incluso Evelyn, estudiante de ciencias económicas y de psicología expresó que “la problemática virtual principal fue con Respondus, que a la hora de usarlo se tildaba la máquina, se trababa el meet, se caían los links”. Es decir que al ya ajustado presupuesto universitario se le suman decisiones de inversión que nada tienen que ver con necesidades pedagógicas si no a acuerdos con empresas privadas para contratar sorftwares de control. 

LA FRAGMENTACIÓN Y ATOMIZACIÓN DE LA VIDA SOCIAL Y POLÍTICA EN LA UNIVERSIDAD

    Pero lo que más atravesó la charla fue, por un lado, la falta de respuestas institucionales ante estos problemas, tanto de las autoridades nacionales como de la Universidad y sus facultades; pero centralmente una preocupación enorme por la falta de respuesta por parte los Centros de Estdiantes y el vaciamiento de los espacios de discusión y debate. Con los gremios cerrados, sin asambleas ni elecciones estudiantiles, la vida social y política de la UNC se vio totalmente interrumpida. 

Lautaro, estudiante de Historia contó “me tocó estar en cursadas donde nos anotamos 200 y terminamos aprobando 40 o 30 porque teníamos un montón de compañeres con problemas de conectividad y no hubo respuestas ni a nivel universidad ni políticas nacionales para el acceso. Los centros de estudiantes hicieron oídos sordos. El año pasado en filo hubo una sola asamblea virtual en todo el año. Y eso es un problema porque el centro de estudiantes es la herramienta que tenemos para organizarnos, sacar medidas y soluciones de conjunto para los problemas de la educación hoy. No atendieron a las demandas ni llamaron a espacios de participación para expresar estos problemas y organizar una lucha por nuestro derecho a cursar”. Cami, estudiante de la Facultad de Sociales planteó que “una profe en un teórico había dicho que en el consejo no le habían permitido la participación y me pareció súper injusto. A la vez de parte del estudiantado la voluntad por formar parte de la vida universitaria se ve muy afectada por esto de la virtualidad. No por intención, si no por desconocimiento”

Lxs profes Alejandro y Cecilia de la Facultad de Sociales contaron que “la virtualidad ha disminuido el acceso a información y ámbitos de debate tanto estudiantiles como del cogobierno de la Facultad, teniendo les docentes muy poco espacio para decidir en este contexto, encontrándose con los Consejos cerrados a la participación y que resuelven cosas de forma unilateral” 

    Esta atomización, donde les estudiantes no se conocen entre sí, ni a sus profes, no sólo impacta en los procesos de enseñanza y aprendizaje si no que debilita la fuerza de la comunidad educativa para pelear por el derecho a la educación superior pública, laica, científica, feminista. Franco, estudiante de Historia y militante del Ya Basta es parte de les 27 estudiantes procesadxs por luchar en 2018 en defensa de la educación pública y expresó que “los Centros de Estudiantes no sólo no convocaron a ninguna asamblea para organizar al movimiento estudiantil contra el avance del juicio a lxs 27 estudiantes, si no que estuvieron ausentes de todas las acciones de lucha en la calle que se organizaron por el desprocesamiento”. Entonces, ¿qué perspectivas se abren para frenar el ataque a la educación pública superior y organizar al movimiento estudiantil?

  DEFENDAMOS EL DERECHO A LA EDUCACIÓN Y EL DERECHO A LA SALUD

    Desde el Ya Basta entendemos que, en medio de esta pandemia, no podemos renunciar a la defensa del derecho a la educación ni al derecho a la salud. Por eso planteamos que debemos pelear, en primer lugar, por un retorno lo más inmediato posible a la presencialidad con estrictos cuidados sanitarios para primer y segundo año, que son quienes más dificultades encuentran para adaptarse a la vida universitaria y así evitar una deserción masiva de la UNC. Por supuesto que esto implica medir día a día la evolución de la pandemia, pero aún si es necesario cerrar momentáneamente los establecimientos educativos para evitar contagios, se debe aprovechar ese tiempo para invertir y acondicionar la infraestructura para la vuelta a la presencialidad lo antes posible, pelear por aumento de presupuesto y para que la virtualidad no se vuelva una condición permanente. En este sentido estuvimos debatiendo esta propuesta en la calle, llevando una campaña de juntada de firmas con volanteo en Patio Olmos para intercambiar con les jóvenes sobre esta perspectiva.

    Junto con esta pelea debemos organizar la lucha contra el avance del juicio a lxs 27 estudiantes de la UNC, que pelearon en 2018 por condiciones dignas de cursada, y que ahora enfrentan un ataque de la justicia íntimamente ligado al ataque de conjunto que sufre hoy la educación superior. Para eso, debemos fortalecer la respuesta en la calle y apostar a una gran movilización contra el avance del juicio para las próximas semanas, tarea que estaremos impulsando desde el Ya Basta en conjunto con la Asamblea Interfacultades. 

Por último, se acerca el 1ro de Mayo, día internacional de lxs trabajadorxs y es un desafío para nosotres retomar esta fecha, para pelear por los derechos del conjunto de la juventud trabajadora que estudia en la Universidad pública, apoyando a lxs trabajadores de la salud en lucha en Neuquén y retomando la unidad entre estudiantes y trabajadorxs por la defensa de nuestras condiciones de vida en el marco de la pandemia.

¡Sumate a dar esta pelea con el Ya Basta!

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“(…) Marx era, ante todo, un revolucionario. Cooperar, de este o del otro modo, al derrocamiento de la sociedad capitalista y de las instituciones políticas creadas por ella, contribuir a la emancipación del proletariado moderno, a quien él había infundido por primera vez la conciencia de su propia situación y de sus necesidades, la conciencia de las condiciones de su emancipación: tal era la verdadera misión de su vida. La lucha era su elemento” Engels, “Discurso ante la tumba de Marx”, cementerio de Highgate, Londres, 17/03/1883   ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre