Inflación

Control de precios: un discurso electoralista pero ninguna medida real

El kirchnerismo retoma su discurso de enfrentamiento con los "poderes concentrados" de cara a las elecciones, pero no se toma ninguna medida efectiva contra la especulación capitalista en los precios.

Redacción de Izquierda Web.


Luego de establecer por decreto el congelamiento de más de 1400 productos, el gobierno ha ensayado una suerte de «giro a izquierda» discursivo contra las grandes empresas alimenticias.

En un intento de recuperar la ya vieja épica kirchnerista de enfrentamiento a los «poderes concentrados», el oficialismo ha esbozado un discurso que apunta contra los «formadores de precios» y desde las redes sociales se instalaron campañas para no consumir los productos de algunas de las firmas que se oponen a la medida.

Sin ir más lejos, Victoria Tolosa Paz acusó a medios y empresarios de querer «arruinar al gobierno» e incluso habló de «golpe blando». Las declaraciones van en línea de las del propio Roberto Feletti, quien advirtió acerca de quienes «especulan políticamente con la mesa de los argentinos» y apuntó recientemente contra dos grandes cadenas de supermercados.

Frente a las dificultades manifiestas para mejorar su imagen hacia el 14 de noviembre, daría la impresión que el kirchnerismo busca realinear su base social para apaciguar el golpe en las urnas que muy probablemente se repita.

Bien lejos de la supuesta «radicalización» que denuncian los medios de la derecha, este giro discursivo busca, además, interpelar al votante que no asistió a las urnas en las PASO para que esta vez lo haga en apoyo del oficialismo.

No es casualidad que este discurso aflore en las dos semanas previas a las elecciones, ante una necesidad imperiosa por parte del gobierno de mejorar sus números, algo que por ahora parece muy difícil por la continuidad de la crisis, la aceleración de la inflación y las recrudecidas disputas internas en el Frente de Todos.

Mirá también:  Noticias macrilandia XXXVII: Deuda a mares, inflación a chorros, gasto en cuentagotas

Mucho ruido

Como ya hemos analizado en este portal, la medida del congelamiento de precios tendrá un efecto muy limitado o nulo debido a varias razones.

La más fundamental de todas es que no cuestiona la gran propiedad privada de la producción de alimentos en nuestro país: la inmensa mayoría de lo que consumimos está en manos de unas pocas pero gigantes empresas, cuyo poder de fuego en el mercado y de lobby político es mucho más fuerte que la letra muerta de un decreto.

Además, los empresarios hacen la movida típica de estos tipos de controles de precios: si no pueden aumentarlos más antes de que entre en vigor el acuerdo (que supone retrotraer los precios al 1 de octubre) lo harán cuando el acuerdo termine. Pero para ese entonces las elecciones ya habrán quedado bastante atrás, por lo que no encontraran resistencia por parte del gobierno.

El candidato oficialista Daniel Gollán lo dejó en claro en su cuenta de Twitter, cuando calificó la medida de «acuerdo provisorio». Está claro que en el mejor de los casos simplemente se están pateando los aumentos hacia adelante, siempre y cuando el congelamiento sea efectivo, lo que aun está por verse.

Como dijimos en otra ocasión, incluso si efectivamente los precios de los alimentos se aquietan mientras esté en vigencia el decreto, el efecto en el poder adquisitivo de las familias trabajadoras probablemente sea muy, muy limitado. El desmoronamiento impresionante del salario real en los últimos años hace que estas medidas parciales prácticamente ni se sientan en el bolsillo.

Mirá también:  Tras las medidas del gobierno, se dispara el dólar blue y se suspende la venta de dólar ahorro

No es que el gobierno no sepa esto sino que, por el contrario, la proximidad de los comicios de medio término lo empuja a tomar medidas de este tipo que sirvan como justificativo para retomar la iniciativa política.

Se trata, en resumen, de un discurso electoralista que no afecta la propiedad privada de la producción y distribución de alimentos a los hogares, que es el problema de fondo en lo que respecta a la especulación con los precios de los alimentos. Sin afectar esta propiedad privada y acompañar al mismo tiempo una recuperación del salario real, el congelamiento quedará como un discurso para la tribuna.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre