Sindicales

Conflicto aceitero: Hablamos con Javier, delegado de Dánica Lavallol

En el marco de la huelga nacional de Aceiteros los trabajadores de la planta de Dánica en Llavallol lanzan sus medidas de fuerza ante una patronal que continúa atacando sus derechos históricos. Conversamos con Javier, delegado de la planta, quien nos contó la situación que están viviendo los trabajadores.



¿Como es la situación actual?

-J: Hoy estamos los trabajadores haciendo un acampe nuevamente, siendo parte de la lucha que viene dando la Federación por la paritaria 2020 y la paritaria 2021.

La huelga se sostiene hace varios días creciendo la fuerza y la solidaridad con la misma: ¿Ustedes cómo la viven?

-J: Si, hoy es nuestro día 11 de paro. Y quiero decir también que estamos peleando porque nos respeten el convenio colectivo de trabajo 420/5-Aceitero y acá en particular, sumamos la pelea por la reincorporación de Hugo y Lucas, dos compañeros despedidos durante la pandemia. En Dánica la situación con la paritaria es más grave porque estamos cobrando el sueldo con la paritaria 2018, nunca nos actualizaron.

¿Hubo alguna respuesta de la empresa?

-J: Ayer la empresa trajo un escribano y con gente tercerizada quiso sacar las ruedas que estaban tapando el portón de entrada para los camiones y eso llevó a qué se genere un conflicto más grande porque empezamos a recibir amenazas. Nos dijeron que si nosotros no dejábamos entrar y salir los camiones no nos pagaban el aguinaldo ni las vacaciones. ¡Cuando estamos en una huelga nacional! Y la amenaza la hicieron efectiva: tenemos compañeros que tienen que empezar a salir de vacaciones esta semana que viene y ayer tendrían que haber depositado el aguinaldo y no sólo no hubo nada sino que pegaron un cartel en la puerta donde argumentaban que si no dejamos pasar los camiones no pagan nada. Están jugando con la necesidad de la gente, natural en esta época de fiestas. Y sin un peso, nos largaron a la calle prácticamente! No nos pagaron nada desde que estamos afuera!

¿ Cuál es el clima que se vive entre los compañeros ante estos sucesivos ataques?

-J: Esto lleva a que el compañero se envalentone más aún. Porque juegan con la necesidad, con el bolsillo, con el hambre. Lo que busca la empresa es generar violencia molestandonos, generar desánimo. Pero nosotros estamos firmes, no vamos a aflojar y vamos a ir por todo. Sabemos que en algún momento vamos a tener la pelota y ahí vamos a ver quién decide. Acá estamos convencidos de que esta lucha la tenemos que ganar entre todos. Comprendemos que los Aceiteros estamos peleando para que no nos rebajen el sueldo y vivir dignamente, mientras ya sabemos que las empresas quieren reducir sus «costos» aprovechando para eso la pandemia.

Gracias Javier, una vez más nos ponemos a disposición de las medidas que quieran tomar. Desde la Corriente Sindical 18 De Diciembre, les hacemos llegar nuestra solidaridad.

-J: Gracias a todos por el apoyo, a las organizaciones sindicales y políticas. Abrazo grande y VIVA LA LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA ACEITERA.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre