Parece estar desarrollándose una crisis financiera no vista desde el colapso financiero mundial de 2008.
Los principales bancos centrales del mundo han tenido que intervenir para contener la crisis desatada luego de la bancarrota del Silicon Valley Bank y la absorción del Credit Suisse por parte de su principal competidor. Pero el riesgo a una crisis sistémica aun no terminó.
Se ha vivido una semana de zozobra financiera a nivel global como hacía quizá años no ocurría.
A pesar de que el gobierno de Biden salió rápidamente al rescate del Silicon Valley Bank, el desplome de Credit Suisse demuestra que sus efectos en el sistema financiero global están lejos de estar controlados.
Se trata del peor colapso financiero desde la caída de Lehman Brothers, en 2008. Los "emprendedores" y defensores del "libre mercado" salen corriendo desesperados a buscar la ayuda del Estado. Y Biden se las brinda.
XVIII Conferencia de la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie
Tal vez el anuncio de mayor impacto de la reunión entre Lula y Alberto Fernández haya sido el del avance del proyecto de una "moneda común" de Argentina y Brasil.
"Nuestra supervivencia requiere que luchemos una batalla por el poder político; arrebatar el poder a las multinacionales y sus agentes políticos, burocráticos y militares antes de que sea demasiado tarde".
Representa al 13% de su plantilla. El anuncio coincide con la crisis que están atravesando otras empresas de tecnología e internet, como Twitter, Netflix y Amazon, entre otras.
Los gobiernos del G7 tienen un problema. La guerra de Ucrania contra Rusia no está ganada. Parece que va a ser un conflicto largo y agotador, posiblemente interminable.