Casi el 60% de las exportaciones agroindustriales están en manos de cinco empresas

Concentración y extranjerización del sector más productivo de la economía argentina. El campo registra este año ganancias récord mientras la pobreza y la miseria salarial de los trabajadores va en aumento.

0
19
cosecha record

El campo vive meses de ingresos récord. El ingreso de dólares al país por exportación ya superó los 20.000 millones, sin contar agosto, que se calcula que sumará otros u$s 3.000 millones.

En ese contexto, los datos muestran que el 57,6% de las exportaciones de productos agroindustriales están en manos de sólo cinco empresas, todas ellas de capitales extranjeros. Si se considera a las principales ocho exportadoras, el porcentaje llega al 83,5%, con sólo dos firmas de capitales nacionales entre ellas.

Estos números revelan la enorme concentración y extranjerización de la principal rama exportadora de la economía argentina, la mayor fuente de ingresos de divisas al país.

La empresa que encabeza el ranking en términos de volumen es la norteamericana Cargill, seguida muy de cerca por COFCO, un holding de capitales chinos. Estas firmas ya exportaron 9.4 y 9.3 millones de toneladas en lo que va del año, respectivamente.

La lista continúa con otras dos empresas yanquis, ADM (8.6 Mt) y Bunge (8 Mt). También muy cerca viene Oleaginosa Moreno (de capitales suizos) que ya exportó 7.9 millones de toneladas.

Estas enormes cantidades se da en un marco de ganancias extraordinarias para el sector agrario, entre los altos precios de las commodities y la mayor demanda mundial por la reactivación económica pospandémica.

La cosecha está tocando niveles récord. En el caso del maíz, la campaña 2020/21 ya rompió la barrera de las 34 millones de toneladas, constituyendo la mayor de la historia para esta altura del año. El trigo está en una situación similar: hay posibilidades de campaña récord de 20 o 21 millones de toneladas este año. Al día 18 de agosto, los productores de trigo ya habían declarado un volumen de ventas 54% mayor al mismo período del año pasado.

Estas ganancias millonarias contrastan con la situación de pobreza en el país y la miseria salarial que sufren millones de trabajadores, con un gobierno que convalida un salario mínimo de $29.100 y el salario promedio en el país apenas se encuentra en torno a los $40.000.

Es una situación de desigualdad brutal. Alberto Fernández no ha tocado los niveles bajos de retenciones que estableció el gobierno anterior. Manuela Castañeira ha sido la única candidata que ha propuesto aplicar una fuerte política de retenciones al 50% para tomar medidas de fondo, económicas y sociales, como un salario mínimo de $100.000, afectando las ganancias de estas grandes empresas.

Si llegaste hasta acá es porque valorás que, entre tantos medios que defienden intereses capitalistas, exista un portal de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Izquierda Web se sustenta con el aporte solidario de nuestros lectores. Sumate a nuestra comunidad para que crezca la voz de los de abajo.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí