Buenos Aires: los trabajadores de servicios esenciales el primer día de cuarentena general

Las vivencias de algunos trabajadores el primer día de cuarentena generalizada: abusos policiales, condiciones de riesgo e insalubridad, represión a los cuentapropistas. La cuarentena no puede significar coartar libertades democráticas.

0
48

En la Capital Federal, un trabajador monotributista de una dependencia estatal, un call center de atención al cliente, salió luego de cumplir su horario a las 5 de la mañana de hoy. Los supervisores dijeron que, como no habían previsto la situación, a falta de comprobantes imprimieran las facturas del mes pasado como certificado en caso de ser requeridos.

Cuando es parado por la Policía de la Federal, le dicen que la factura no era válida y fue retenido por una hora para averiguación de antecedentes. Llamó la atención entre los comentarios que, aparte de sugerir a sus jefes brindarles documentación válida que acredite que se encuentra en la calle para ir o volver de trabajar, dijeran que “tuvo suerte de no ser parado por la Gendarmería o Prefectura no habría averiguación de antecedentes sino la detención directa y una causa”.

Una trabajadora de esa dependencia nos hace llegar su preocupación cuando nos relata el episodio sufrido por su compañero, porque se ven en la obligación de no descuidar un servicio importante para un sector de la población vulnerable, que toman con seriedad y compromiso. Sus jefes son autoridades del mismo estado que los amenaza por no circular con la documentación correcta. ¿Quién cuida realmente a los trabajadores?

En otros servicios esenciales, se sigue repitiendo el mismo panorama de exposición de los trabajadores a riesgos innecesarios en plena pandemia. Un trabajador y delegado del ferrocarril Sarmiento expresaba la situación de falta de elementos de cuidado básico así:

«¿Es necesario la cuarentena? Si.

A nosotros como ferroviarixs nos toca venir a laburar para mover el tren y que quienes tengan que llegar, lo hagan. Si tenes que hacer cuarentena, quédate en tu casa, nosotros la haríamos con gusto pero vamos a trabajar.

Pero atentos, porque la empresa trenes argentinos, junto al ministro de transporte, no nos garantizan ni siquiera los elementos básicos para poder prevenir el contagio del virus. Necesitamos alcohol en gel, lavandina, guantes, barbijos y jabón. Que lo bajen ya, porque sino los trenes van a dejar de andar.

Somxs esenciales ahora nos dicen. Si así lo somxs, que nos protejan. Porque nosotros también tenemos familias a quien cuidar.»

A su vez, al estar prohibida toda actividad reivindicativa –como asambleas en los lugares de trabajo- muchos trabajadores están expuestos hoy a todo tipo de excesos de sus jefes, sobrecarga de tareas, falta de condiciones mínimas de salubridad, sin la más mínima posibilidad de defenderse.

Los requisitos para el recién anunciado Salario Social Complementario son sumamente restrictivos. Los trabajadores cuentapropistas, cuya actividad radica en ganarse el peso de todos los días en la calle, están recibiendo respuestas represivas a su intento de trabajar para la mínima subsistencia. En la ciudad de La Plata hoy a la mañana, la policía quiso llevarse presos a quienes intentaban limpiar autos en la calle.

 

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí