Covid-19

Brasil: Colapso sanitario en Manaos

La capital del estado de Amazonia en Brasil atraviesa horas criticas tras el rebrote por el Covid-19 que ha causado el colapso de los hospitales, la falta de camas de terapia intensiva y de un insumo básico como el oxigeno para tratar a los pacientes que dependen de respiradores.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


La consecuencia más trágica es el disparo de la tasa de muertes. Tan solo entre el lunes y viernes de la semana pasada se registraron mil muertes en la ciudad, la mayoría a causa del coronavirus. Estas son las catastróficas consecuencias y vidas humanas que se pierden a causa de la política negacionista y genocida de Jair Bolsonaro.

La crisis del sistema sanitario público afecta sobre todo a las mayorías pobres y trabajadoras de la ciudad de Manaos, la más grande de la región con 2.2 millones de habitantes. Los hospitales están colapsados y las y los profesionales de la salud no dan a basto. Ante este escenario, las personas deben transitar la enfermedad en sus hogares sin la posibilidad siquiera de acceder a una atención mínima o a un tratamiento adecuado. Por ello, en la última semana donde los casos se dispararon la tasa de fallecimiento por consecuencias del Covid-19 aumentó un 130%, se habla de la durísima cifra de 8 entierros por hora registrados.

«Esta semana hubo un aumento muy grande de óbitos en los domicilios. Lo que se hacía en todo un mes, ahora se hace en una semana», declaró Arlindo França, director del Centro de Emisión de Certificados de Defunción de la Secretaría Municipal de Salud a la agencia EFE.

Por esta razón hay profesionales y funcionarios que acuden a los domicilios a expedir los certificados de defunción, mientras los familiares de las victimas hacen filas para garantizarles a sus muertos una sepultura en cementerios también desbordados. El servicio de las funerarias se ve afectado por el colapso y, como en la ciudad rige un toque de queda a partir de las 19hs hasta las 6hs, por lo que solo prestan servicios durante el día a quienes presenten el acta de defunción.

Mirá también:  Mar del Plata: Estallido de la situación sanitaria

Esta situación de posible desborde y falta de un insumo elemental como el oxígeno para tratar a los pacientes graves dependientes de un respirador fue advertida con antelación a las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación. La respuesta que dio el gobierno de Bolsonaro fue ignorar la advertencia y dar la espalda a miles de personas que hoy son las víctimas de su política criminal ante la pandemia. Pese al envío insuficiente y tardío de tubos de oxígeno, muchas personas recurren al mercado negro para acceder a la compra de ese elemento vital para tratar a sus familiares internados.

La barbarie vuelva a azotar a la capital de la Amazonia

La Amazonia es un estado que ya acumula 223.360 contagios y 5.930 muertes por la enfermedad. Según datos del municipio de la ciudad de Manaos, habría al menos 400 personas a la espera de una cama en el área de cuidados intensivos de los hospitales locales. Se administra el uso de los tubos de oxígeno y las/los profesionales de salud deben elegir a quien suministrarlo.

El aislamiento del estado por la falta de infraestructura y carreteras dificulta la llegada de ayuda y la provisión de los tubos de oxígeno a los hospitales. Muchas ciudades de estados vecinos como Maranhao, Piauí, Río Grande do Norte y Paraíba han recibido vuelos con pacientes para que reciban un tratamiento ante el desborde sanitario.

Recordemos que este estado ya había sido uno de los epicentros de los contagios y muertes durante la primera ola que azotó al Brasil. Mientras, en los últimos días el presidente Bolsonaro rechazó la evaluación para el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V y no resuelve ninguna medida sanitaria a la altura de la tragedia que vive la población. Están a la vista las consecuencias de su discurso de minimizar las consecuencias de pandemia por Covid-19 al cual tildó de una simple “gripecita”.

Mirá también:  8. Darwinismo social, pandemia y crisis capitalista

Brasil, con sus 210 millones de habitantes, continúa siendo uno de los epicentros de la pandemia y el segundo país con más muertes en el mundo por Covid-19 después de los Estados Unidos, con casi 207.000 víctimas, y el tercero con más contagios tras la nación norteamericana e India, con unos 8,33 millones de casos.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Después de la hibernación

Traducción de Viento Sur La crisis de la covid es una gigantesca deflagración cuyos efectos serán duraderos. Por ello, todo el mundo comprende ahora que no habrá vuelta a la normalidad. Se podría sacar la conclusión optimista de que la crisis marcará el comienzo de días mejores. Pero un punto de vista más realista es que el capitalismo, como sistema, resistirá e incluso buscará aprovechar la crisis para reforzar su supremacía. Aguardando el año pasado Tal podría haber sido el título de esta contribución, en homenaje a Philip K. Dick (192...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre