Universidad

«Bochazo» masivo en las becas Progresar

Cientos de estudiantes denunciaron en redes sociales que su solicitud de acceso a las Becas Progresar fue injustificadamente rechazado. Se trata de un evidente y no declarado ajuste.



Este lunes, Twitter y otras redes sociales se convirtieron en el espacio donde miles de estudiantes salieron a expresar su enojo ante la masividad de rechazos que dejó la beca estudiantil progresar.

Hace un mes, el gobierno trasmitió una conferencia donde el Ministro de Educación Nicolás Trotta y la titular del Anses, Fernanda Raverta, anunciaron el plan de las becas Progresar para el 2021, donde se fijó el paupérrimo monto de $3600 para les estudiantes entre 18 y 24 años. Demás está decir que este “aumento” que, no tiene para nada en cuenta los números altísimos de inflación y el aumento del costo de vida, es insuficiente para cualquier estudiante. Pero aunque insuficiente es una ayuda para costear nuestros estudios.

Les estudiantes universitarios y terciarios venimos sufriendo los estragos de la pandemia y la falta de medidas del gobierno. Desde el 2020, el paso de la presencialidad a la virtualidad de un día para el otro sin ningún presupuesto de emergencia, dejó a cada estudiante a su suerte, dependiendo del acceso que cada uno tenga a las herramientas que necesitamos para estudiar (Internet, computadora) dando la espalda a los miles y miles de estudiantes y provocando una gran deserción.

Así las cosas, el anuncio de la beca progresar no sólo queda insuficiente, sino que el anunciarlo como el gran acierto del gobierno en educación es una burla a la realidad que estamos sufriendo los estudiantes. La beca no solo mantiene los mismos criterios meritocráticos que impuso el macrismo, sino que el criterio «económico» está basado sobre salarios de miseria. Esto fue lo que más bronca causó entre los jóvenes que no son aceptados para recibir la beca porque el grupo familiar supera los tres salarios mínimos. En estos momentos el salario mínimo por debajo de la línea de indigencia y según las estadísticas una familia necesita aproximadamente $61.000 para no ser POBRE.

Mirá también:  Gran marcha contra la criminalización de la protesta

El gobierno nos bocha con la excusa de que un grupo familiar tenga un ingreso salarial que apenas llega a cubrir el costo de la canasta básica. Pero el problema no es que un grupo familiar tenga un ingreso de tres salarios mínimos, el problema es que el salario mínimo es paupérrimo, 60 mil tendría que equivaler a un salario mínimo vital y móvil. Y ni hablemos que entre los criterios sé no contempla un montón de factores cómo cuántas personas integran el grupo familiar, es lo mismo 60 mil para mantener a dos, tres o seis. Pero en algunos casos tampoco sucede e igual son rechazados.

Este bochazo masivo de parte del gobierno de Alberto Fernández que deja afuera a miles de estudiantes es un paso más en el ajuste a la educación.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Artículo: Monthly Review. Traducción por Delfina Castellú Entre los académicos angloparlantes, la valoración usual de los escritos filosóficos de Frederick Engels ha sido hasta hace poco casi totalmente negativa. Los críticos de Engels han tendido a juzgarlo como un fracaso filosófico: un aficionado cuyo diletantismo cargó a la izquierda marxista del siglo XX con una ontología reduccionista, una epistemología positivista y una política fatalista. De acuerdo con sus críticos, el problema nodal de su  pensamiento fue su aceptación del concepto...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre