Situación Nacional

Alberto vs Alberto

La marcha atrás, en política, tiene como consecuencia siempre un inevitable desgaste del liderazgo. Por supuesto que, en ocasiones, es preferible retroceder a seguir avanzando con la "dirección rota", lo cual, en el caso del gobierno puede derivar en un choque frontal contra las expectativas de una base progre ante la que, una vez más, quedó descubierta la cara oculta de "Alverso" Fernández.



Parecía que Macri era inigualable como presidente en la producción de material para memes. Aunque todavía lejos de disputar la punta, Alberto metió dos hitazos en una semana. A las jocosas declaraciones racistas frente al presidente de españa, se sumó el aumento retroactivo del monotributo. Ambas acciones fueron motivo de que se llenen las redes de creatividad por parte de la comunidad memera. Hasta el proto fascista de Bolsonaro se permitió bromear corriendo por izquierda al presidente, publicando una foto junto a un grupo de indígenas del amazonas con el texto «la selva». ¡Mirá que hay que meter la pata para que Bolsonaro te pueda tratar de racista!.

Alberto acaba de retroceder dos veces en un día. Como a nadie que no viva en un tupper le habrá pasado desapercibido, el presidente dijo que «los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva, pero nosotros, los argentinos, llegamos en los barcos de Europa”. No solo desconociendo la multiplicidad étnica de nuestra población, identidad invisibilizada por la historia oficial por que vienen luchando muchos colectivos de comunidades originarias, sino también, sub-humanizando a los compatriotas de nuestros países vecinos… la patria grande bien, gracias.

En segundo lugar, el gobierno tuvo que suspender el insólito aumento retroactivo a monotributistas. La suspensión de la movilidad jubilatoria retrasó las actualizaciones de las categorías de los contribuyentes. La actualización se realizó recién en junio, pero una vez aplicado el ajuste del 35%, se generó una deuda retroactiva incluso para quienes tenían sus contribuciones al día. Estalló la bronca, agravando la situación el hecho de que el monotributo es excusa en nuestro país para encubrir precarización laboral, encubriendo relaciones laborales que deberían ser de dependencia, como lo es en casi la mitad de los trabajadores del Estado, y en los repartidores de las APPS, por mencionar algunos rubros. Al final, el gobierno salió de urgencia a cancelar el aumento retroactivo y patear el ajuste para más adelante.

Mientras el país se encamina hacia el cronograma electoral, el Frente de Todos venía aprovechando la descompresión del goteo en la llegada de vacunas, que representó la entrada en los últimos días de varios cargamentos importantes de dosis además del componente activo para comenzar a producir la vacuna rusa en el país. Esta situación le permitió a la alianza de gobierno retomar la iniciativa política luego de las discusiones internas por la política de ajuste a las tarifas. El gobierno sabe que, en clave electoralista, es importante «mostrar gestión» de cara a las urnas, y, en medio de la pandemia, gestionar es vacunar. Ante esta situación, Juntos por el Cambio pasó del anti-cuarentenismo a un antivacunismo selectivo: «anti-vacuna rusa», «pro-vacuna yanqui»… agua por todos lados.

Mirá también:  La escalada del dólar marca el inicio del año político

Pero el perfil sanitarista del Frente de Todos es hipócrita en tanto el fernandismo llevó adelante un ajuste fiscal que se profundizó desde comienzos del 2021. Redujo el déficit pronosticando una inflación irrisoria del 29% para planchar salarios y reducir presupuestos en salud y educación. El país llegó a la segunda ola de la pandemia sin las condiciones necesarias para enfrentarla en condiciones, lo que generó que Argentina supere los 80.000 muertos por Covid-19.

El número es significativo para la cantidad de habitantes de nuestro país, ubicándolo en los tops de muertos cada 100.000 habitantes. Y si no se multiplicaron las imágenes desoladoras en el país como sí ocurrió en Brasil y otros lugares de Latinoamércia fue por el esfuerzo, sensibilidad y gran solidaridad de los trabajadores de salud. El sistema de salud demostró ser un factor con cierta flexibilidad. Flexibilidad que no se calcula sólo por los recursos, que son escasos fruto del desfinanciamiento de años, sino por la solidaridad y esfuerzo del personal de salud que cargó sobre sus hombros la contención de la pandemia. Personal de salud que vio gravemente agravadas sus condiciones laborales y la reducción de su poder adquisitivo mes a mes.

El gobierno pisa en falso cuando intenta avanzar con la planillita de excel que, junto a Guzmán y el FMI, pergeñó en el presupuesto 2021 para «normalizar en términos capitalistas» la economía nacional. Las medidas de ajuste planificadas chocan contra la opinión de amplios sectores de trabajadores que sufren en su poder adquisitivo las consecuencias fácticas de estas medidas macroeconómicas (traducción: igual salario, menos pan, menos carne y menos leche para los laburantes).

Mirá también:  Parazo y movilización de los residentes de la Secretaría de Salud de Nación

La pifia intentando encontrar un punto de equilibrio para dejar a todos contentos y termina ofendiendo a todos. Fernández encabezó la fórmula del FDT con el objetivo de expresar un gobierno de mayor concesión a la oposición de derecha, al imperialismo y a los llamados «poderes concentrados» de la ciudad y el campo, pero esos sectores siguen teniendo un rechazo categórico a cualquier alianza en la que participe el kirchnerismo. A su vez, la presión de la opinión pública de los sectores populares, que ven cómo se deteriora su nivel de vida al ritmo de la inflación y la crisis económica, introduce una presión electoral en el FDT. Para mitigar el efecto negativo de este descontento, Alberto escenifica un discurso popular que no lleva a fondo en el plano de los hechos. Para ejemplo está el actual conflicto con los productores de carne, que más que efectos económicos como la baja de precio de los cortes, busca echarle a las patronales del campo por la inflación. Otra vez: campaña política para los medios.

Sus fallidos, así como sus idas y venidas se explican, en última instancia, con esta crisis de personalidad progre-liberal. El gobierno necesita «guardar las formas» para congraciarse con su base obrera y popular mientras lleva adelante un ajuste a los trabajadores y concesiones a la derecha y el imperialismo. Agradar y resultar «menos antipático» para los «poderes reales» y a su vez presentar los ajustes como inevitables y condicionados por los mismos. Este juego a dos puntas tiene la mecha corta, porque los trabajadores están haciendo una experiencia con el alversismo. Escuchan los argumentos pero las papas no llegan a la olla. Las «equivocaciones» siempre son contra los de abajo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

el capital

El Capital de Marx

El presente artículo es una de las reseñas de Engels del I tomo de «El Capital» con el fin de divulgar las tesis esenciales del libro. Fue originalmente publicado en  «Demokratisches Wochenblatt» («Hebdomadario democrático») , un periódico obrero alemán que se publicó de enero de 1868 a septiembre de 1869, bajo la dirección de Wilhelm Liebknecht. Desempeñó un papel considerable en la creación del Partido Socialdemócrata Obrero de Alemania. Publicamos aquí la primera parte.   Desde que hay en el mundo capitalistas y obreros, no se ha ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre