Adiós a nuestro compañero y amigo Carlos Gadano



     
     
    Con una gran tristeza escribo estas líneas para homenajear a un gran compañero y amigo que se nos fue, Carlos Gadano, quien empezó su militancia revolucionaria en la década del 60 en La Plata, en la Facultad de Arquitectura, uniéndose al PRT. Más adelante viaja a General Roca, ciudad de donde era oriundo, para garantizar la legalidad partidaria del PST, donde desarrollaría una intensa actividad como constructor del partido y dirigente de la regional. En su actividad Carlos fue, en palabras de muchos de sus compañeros más cercanos, un “maestro” que formó a muchos compañeros, que aprendieron de él la lectura política, el análisis de las coyuntura, de la etapa o la época. Carlos enseñó a caracterizar no sólo las situaciones políticas, sino a las personas o militantes, dirigentes que intervenían en determinados procesos. Un compañero recordaba recientemente: (Carlos) “Nos enseñó el método de organización de nuestro partido, incluso la de otras organizaciones. Nos enseñó a escuchar, leer, mirar, intervenir no sólo con la palabra, sino también la intervención concreta en un conflicto, movilización o coyunura.”
    En el poco tiempo que lo conocí, colaboramos muy estrechamente, puedo decir que era una persona sumamente solidaria y dada al partido y a los compañeros, que siempre estaba dispuesto a dar una mano, ayudar, escuchar y dar un consejo. En el último tiempo fui muy apegado a él, no solamente en los espacios de militancia, sino también juntándonos a comer, o a consultarlo por cuestiones políticas o incluso personales, aunque siempre terminábamos discutiendo y charlando apasionadamente de los problemas de construcción del partido, porque Carlos estaba embarcado en la construcción del Nuevo MAS en la zona como herramienta política, tarea que asumía muy seriamente y en la que jugaba un papel fundamental, transmitiéndonos a los más jóvenes las enseñanzas acumuladas de 50 años de militancia revolucionaria, de rica experiencia concentrada como la intervención en procesos de lucha como el Rocazo, el acenso de los 70, la UOCRA, o la construcción partidaria (PST y Viejo MAS). También se ocupaba de reunir y atender políticamente a compañeros y simpatizantes del partido y se ponía al hombro tareas como las finanzas, o la legalidad partidaria. Discutía en las reuniones siempre con la perspectiva de la construcción, de que los compañeros se tenían que reunir, de que había que construirse en la juventud. Un compañero recordaba el día que inauguramos el nuevo local en Roca, que Carlos decía que “había que llenarlo de jóvenes”, porque tenía claramente la vista puesta en el futuro de nuestro partido.
    Carlos era también un muy buen propagandista de las ideas del marxismo revolucionario. Compañeros como Alcides destacan lo didáctico y claro que era para explicar las cuestiones teóricas, y cómo aprendieron de él las cuestiones básicas del marxismo revolucionario, cómo “bajaba a tierra” las discusiones para que queden fijas. Tuvimos la posibilidad, el año pasado, de realizar con él un curso de materialismo dialéctico con compañeros de la Universidad, tarea a la que Carlos se abocó con entusiasmo, preparando las charlas con apuntes, y explicando didácticamente, con pasión, los conceptos principales de la teoría marxista, la división de la sociedad en clases y la perspectiva de la lucha por el socialismo.
    Carlos fue un hombre que dedicó su vida a la pelea por el socialismo, un compañero sumamente valioso, humana y políticamente, un revolucionario al que extrañaremos todos los que lo conocimos, los que tuvimos la suerte de militar con él, o de intercambiar algún espacio común. Su partida nos deja un sabor amargo por lo valioso y entrañable que era como compañero y como persona, como amigo. En este día, estamos tristes porque perdimos uno de nuestros mejores camaradas, pero también estamos contentos por haber tenido la suerte de conocerlo, por haber aprendido de él, y por seguir sus pasos en la construcción de una perspectiva socialista, para terminar, como quería Carlitos, con este sistema capitalista basado en la explotación y la miseria.
    Compañero Carlos Gadano ¡HASTA EL SOCIALISMO SIEMPRE!
    Facundo

    Print Friendly, PDF & Email

    Colaborá con la izquierda


    Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

    Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

    Me quiero suscribir




    Recomendadas

    Internacional

    Lectura recomendada

    Alain Badiou y el marxismo

    Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

    Trabajadores

    Las Rojas

    Últimas noticias