Por la memoria de Ana y de todos los compañeros desaparecidos

A 39 años del secuestro de Ana María Martínez

“Por la expresión en el rostro del compañero responsable de la atención del frente de ‘democráticos’ cuando le abrí la puerta de mi departamento cuando fue a darme la noticia, instantáneamente me di cuenta que habíamos perdido la batalla: ‘Apareció el cuerpo’, dijo casi sin aire.”

Ana Vázquez
Redacción Semanario Socialismo o Barbarie.


En Plaza de Mayo, José Metrovich (quien era compañero de Ana) con las Madres y Enrique Broquen

Con estas palabras comencé siempre a contar a mis compañeros mi vivencia en esa actividad, de pocos días, pero exhaustiva, con un gran dolor pero con mucha fuerza revolucionaria. Fueron 8 días, hasta recibir la trágica noticia, en que hicimos “de todo” junto con el compañero de Ana, desde el equipo de “democráticos” del Partido Socialista de los Trabajadores, para denunciar su secuestro y encontrarla.

Era el 4 de febrero de 1982. La dictadura se venía abajo. No por obra de ninguna acción de las fuerzas imperialistas, patronales y eclesiásticas que la sostuvieron con fervor, sino por la acción de miles de familiares de desaparecidos, torturados, presos, trabajadores y jóvenes, como Ana, que pusieron el cuerpo y sus convicciones para que el grito de “Se va a acabar, se va a acabar, la dictadura militar” se hiciera realidad.

Llamamos, a través de nuestro compañero abogado Enrique Broquen, a la más amplia unidad de acción a luchadores y organizaciones y políticas, sociales y de derechos humanos para lograrlo. Tuvimos mucho eco, en primer lugar de las organizaciones de lucha por los derechos humanos, que se pusieron al hombro y al instante la consigna “Aparición con vida de Ana María Martínez”. También de parte de la prensa que nunca nos había publicado “ni una línea” de las innumerables denuncias, reflejando que el gobierno militar tenía los días contados. Fue histórica la tapa de la revista Gente con el titular: “¿Quién mató a Ana María Martínez?” y una entrevista a quien era su compañero.

Nuestros enemigos ya habían tomado la decisión política cuando la desaparecieron: dejar en el cuerpo sin vida de Ana el testimonio de su infamia cometida durante años. No se fueron sin dejar su última marca de sangre. Pero aun así, tras el duro golpe, y la avalancha de impedimentos que pusieron los gobiernos democrático burgueses para frenar la pelea contra el genocidio, la lucha por juicio y castigo siguió. La Comisión de Familiares y Amigos de Ana continuó la dura pelea hasta lograr una condena ejemplar. Fueron juzgados y condenados a prisión perpetua Jorge Norberto Apa y Raúl Guillermo Pascual Muñoz, el 6 de diciembre de 2018, quienes fueran miembros de los Servicios de Inteligencia de Campo de Mayo.

Mirá también:  30 de abril de 1981: Un minuto que adelantó el reloj de la resistencia obrera

Uno de los condenados, Norberto Apa (que goza de prisión domiciliaria), también está imputado en el juicio que se desarrolla actualmente llamado “el de la contraofensiva montonera”.

A esta altura de los juicios, a pesar de los miles que aún no pasaron por los estrados judiciales (o no pudieron ser denunciados en su momento, o han fallecido) los condenados lo son en varias causas. Etchecolatz se lleva el premio mayor en número de sentencias, pero no es el único. El entramado de las fuerzas de seguridad con los servicios de Inteligencia y la colaboración a full de los “servidores civiles” hizo posible la sincronización de ese accionar criminal.

La lucha continúa y a ella apostamos y apoyamos

La Comisión de Familiares y Amigos de Ana María continúa la lucha por el juzgamiento y condena de los demás participantes de su secuestro y crimen, así como por la destitución del fiscal Fabián Fernandez Garello, de Mar del Plata, el cual fue parte de los servicios de Inteligencia del Estado que actuaron en dictadura en esa ciudad y está acusado de actuar en delitos de lesa humanidad en el año 1981, cuando integraba la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA). Hay testimonios de que actuó contra militantes del Partido Comunista y del PST. Pero su defensa considera que “no está individualizada qué conducta se le ha enrostrado” (www.lacapitalmdp.com, 25/1/21) y mientras se espera una nueva resolución, apelará la elevación a juicio.

Al cumplirse 38 años de su secuestro hubo un acto en el Poder Judicial para repudiar su permanencia en su cargo y exigir su destitución, con la presencia de la Comisión de Familiares y Amigos de Ana María y de la Comisión Provincial de la Memoria, así como de trabajadores judiciales y agrupaciones de izquierda, como el Nuevo MAS.

Mirá también:  El negacionismo debe ser un delito

A 39 años de su secuestro y asesinato, a su memoria, que está presente, comprometemos nuestro esfuerzo militante para continuar la lucha por Verdad y Justicia por todos los crímenes de ayer y de hoy que, aunque en una situación totalmente distinta, seguimos sufriendo de parte de las fuerzas represivas y sus organismos de seguridad.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

el capital

El Capital de Marx

El presente artículo es una de las reseñas de Engels del I tomo de «El Capital» con el fin de divulgar las tesis esenciales del libro. Fue originalmente publicado en  «Demokratisches Wochenblatt» («Hebdomadario democrático») , un periódico obrero alemán que se publicó de enero de 1868 a septiembre de 1869, bajo la dirección de Wilhelm Liebknecht. Desempeñó un papel considerable en la creación del Partido Socialdemócrata Obrero de Alemania. Publicamos aquí la primera parte.   Desde que hay en el mundo capitalistas y obreros, no se ha ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre