A 39 años de la Masacre de La Plata



 

¡PRESENTES!

 

Corría el 4 de setiembre de 1975 y para nuestros camaradas del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) no había nada más importante que ponerse a disposición de los trabajadores que ocupaban la planta de Petroquímica Sudamericana, hoy hilandería Mafissa, para que la huelga que llevaban adelante triunfara. Hacia allí salieron, llevando la colecta del fondo de huelga y comida realizada en distintos lugares de trabajo y facultades: Adriana Zaldúa, Hugo Frigerio, Roberto “Laucha” Loscertales, Lidia Agostini y Ana María Guzner Lorenzo; no les permitieron llegar: fueron secuestrados, torturados y asesinados. En inmediata respuesta los militantes del PST se movilizaron denunciando los atroces crímenes. En Obras Públicas donde trabajaban Adriana y Hugo se paralizaron las tareas en repudio a los asesinatos. El día 5 en represalia a la realización de estas tareas  secuestran, torturan y matan a la compañera Patricia Claverie y a los compañeros Oscar Lucatti y Carlos Povedano. En esos momento gobernaba el Partido Justicialista con María Estela Martínez de Perón en la presidencia y López Rega en el Ministerio de Bienestar Social y en provincia de Buenos Aires Victorio Calabró, hombre de la UOM de Lorenzo Miguel, que, con su silencio, alentaba a las bandas parapoliciales: fascistas de las 3A (Asociación Anticomunista Argentina) y del CNU (Coordinadora Nacional Universitaria) para que impunemente reprimieran, torturaran y asesinaran a luchadores sindicales, estudiantiles, con ensañamiento hacia los socialistas revolucionarios. Esta masacre continúa impune, la causa se mantuvo cajoneada en el despacho del recientemente fallecido juez de la dictadura Dr. Blanco.

Ayer nuestros compañeros y compañeras marcaron una huella llevando la solidaridad a las luchas de los trabajadores para que triunfen. Hoy las jóvenes generaciones de militantes nacidas al calor del “Que se vayan todos” en el 2001 han rodeado de solidaridad a distintas luchas como las de Gestamp, Lear y Donelley, entre otras. Deberán seguir profundizando estas lecciones para los tiempos que vienen para buscar la salida por la cual pelearon nuestros compañeros, que es la salida socialista, por una sociedad socialista donde no existan opresores ni oprimidos.

Mirá también:  Lealtades y deslealtades

LAUCHA, ADRIANA, OSCAR, PATRICIA, ANA MARÍA, HUGO, LIDIA y  DICKY: ¡¡Hasta el Socialismo Siempre!! Fueron Grandes porque grande es la causa por la que lucharon y murieron: la causa de la clase obrera y el socialismo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo se escribe estimulado luego de la lectura de la novela-ensayo “La sombra de Heidegger”, del recientemente fallecido pensador argentino José Pablo Feinmann. En ella, fundamentalmente en la primera parte (carta del padre), se aborda la relación entre la filosofía de Heidegger y el nazismo a la manera de una relación de causa-consecuencia. Este enfoque, que también sostienen otros autores como Rockmore, Nicolás González Varela, y Emanuel Faye, permite una comprensión más cabal de su filosofía y posibilita, según creo, una crítica mej...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias