Cuarto plenario nacional de la Corriente sindical 18 de diciembre

30 de abril 14hs - en Unione e Benevolenza. Para enfrentar el ajuste del gobierno, las patronales y el FMI. Por una coordinadora delas luchas, los sindicatos antiburocráticos y las agrupaciones clasistas.

0
310

El sábado 30, convocado por la Corriente Sindical 18 de Diciembre, el SiTraRepA, la Lista Gris Carlos Fuentealba, la Lista Marrón del neumático, mecánicos, metalúrgicos, compañeros estatales y de la salud de Neuquén y del gran Buenos Aires, plásticos, petroleros y activistas de decenas de gremios, haremos un gran plenario para discutir como enfrentar los ataque que se avecinan y como coordinar y unir a los luchadores, esto de cara a las luchas mas importantes del ultimo período como la de los compañeros  de EMA, los tercerizados ferroviarios, los compañeros de Garbarino, de GRI Calviño, etc.

Un escenario de guerra contra los trabajadores

El acuerdo con el FMI es ley del Congreso y aunque digan que no va atraer ajuste, “el ajuste llegó hace rato” y la garantía de su aplicación es que cada 3 meses se instalarán 100 burócratas del FMI a controlar las cuentas públicas y decir que hay que hacer para que cierren los números.

El primer desembarco de la “infantería” del FMI será en mayo. La guerra contra los bolsillos de los trabajadores empezó hace rato ¡Hay que organizar la resistencia de forma urgente!

Los 100 grupos económicos mas importantes del país, los que controlan la energía, las tierras, los granos, los alimentos, los puertos, los remedios, las finanzas, las industrias, etc. —la mayoría multinacionales—, son los que ganaron fortunas en pesos, los cambiaron por los dólares prestados por el FMI a Macri y luego fugaron esos dólares que ahora todos tenemos que pagar.

Esos 100 grupos la siguen levantando con “pala mecánica”, y como si fuese poco la guerra en Ucrania les aumentó sus ganancias enormemente sin hacer nada.

La otra guerra, la “guerra contra la inflación” de Alberto duró lo que sus palabras en la boca: nada.

De todas las cifras oficiales que andan dando vueltas, queremos destacar una: el desempleo bajó al 7%, pero la pobreza está en el 37 %. Para decirlo en criollo se trabaja mucho y se gana nada. Eso es lo que explica que la pobreza siga tan alta, aunque el desempleo baje.

“Este año los salarios le van a ganar a la inflación” dice el gobierno y los sindicalistas “felpudos” repiten, pero eso no significa gran cosa porque en los últimos años licuaron los sueldos, reventaron los salarios y el poder adquisitivo ¡Ni un miserable bono van a dar por decreto! Van a rever las paritarias para a lo sumo adelantar alguna cuotita, y a los millones de compañeros que están precarizados, o en negro y no tienen paritarias que los parta un rayo.

El gobierno aplica el plan del FMI y deja hacer en beneficio de las grandes patronales. Los liberfachos, Juntos y algún otro espécimen por el estilo, piden más ajuste, dicen que con lo que ajusta Alberto no alcanza. Algunos piden dolarizar la economía, despedir estatales, sacar los planes sociales, liberalizar las leyes laborales, aumentar la edad jubilatoria, aumentar la productividad, y un largo etc. anti-obrero. Es decir, quieren redoblar la guerra a los trabajadores.

Los K “posan” de opositores, pero son parte del gobierno, no votaron el acuerdo con el FMI, pero dejaron que pase. Ahora presentaron una ley para cobrar un impuesto a los activos externos no declarados, es decir, un impuesto a la plata en negro que fugaron los empresarios argentinos en las ultimas décadas.

Obvio que uno está a favor que le cobren impuesto a los que más tienen, y más cuando evadieron ilegalmente, pero una ley así es difícil que se apruebe sin movilización social y es casi imposible de concretar porque debería conseguir el levantamiento del secreto bancario de todo el sistema financiero internacional. Parece un poco difícil, ¿no?

Es decir, el proyecto de ley suena mas a una maniobra, a “un chamuyo progre” para no pagar el costo político del ajuste y ser competitivos en el 2023 que un intento serio de cobrarle impuesto a los millonarios.

Por ejemplo, mucho mas fácil y concreto sería subir las retenciones ala soja al 50%, como propuso en campaña nuestra compañera Manuela Castañeira y luego discutir para que se emplea esa plata: si para pagar al Fondo o hacer un plan de infraestructura controlado por los trabajadores.

La verdad, y todo trabajador lo sabe, es que si querés conseguir algo tenés que ganar la calle en serio y eso es el lo que no están dispuesto a hacer. Ganar las calles, hacer un plan de lucha en serio, no un acto o un paro dominguero para que la crisis real y concretamente la paguen los empresarios y no los trabajadores y el pueblo. Es hora de pasar de las palabras los hechos. Se está con los ajustadores o contra ellos.

No hay un camino escrito para la lucha, no hay un plano preestablecido, hay que hacerlo al andar. Cada gremio, cada  lugar de trabajo, cada sector de trabajadores tiene su especificidad, “es un mundo”. En cada lugar habrá que exigir, desenmascarar, denunciar, imponer; en cada lugar será distinto, en cada lugar habrá que organizarse distinto, habrá que crear los espacios de democracia para debatir, pero lo que síes seguro, es que si desde las bases no tomamos estas tareas en nuestras manos el ajuste se profundizará.

Las luchas y los debates en la vanguardia

En el ultimo tiempo hubo pocas, pero importantes luchas, todas ellas de vanguardia, la de los trabajadores eléctricos de EMA y la de los tercerizados ferroviarios de MCM, Comahue y Lideres que lograron cierta repercusión nacional producto de los cortes del puente Pueyrredón y de las  vías del Roca. Las dos contra la tercerización de servicios y por el pase a planta permanente. La lucha de los ferroviarios sigue abierta. Está la ejemplar lucha de las obreras y obreros de La Nirva que tomaron en sus manos la empresa ante la estafa y el vaciamiento del dueño y ahora enfrentan amenazas de desalojo.

También estuvo la lucha del frigorífico Arebeef, y la ejemplar lucha de lo “elefantes” de Neuquén. Estas dos por aumento de salario, y condiciones de trabajo. La del frigorífico también tuvo que enfrentarse a despidos. Todas las luchas fueron auto organizadas y auto convocadas ante la traición abierta o encubierta de los gremios.

Otra lucha que cruzó todo el año pasado y continúa en este es la de los jóvenes repartidores por aplicación, la lucha es por el reconocimiento de la relación laboral y del sindicato. Precarizados al cubo, súper explotados, poniendo en riesgo su vida en moto o en bici, miles de jóvenes empezaron a repartir como para tener una entrada durante la pandemia y lo que era transitorio vino para quedarse.

El reconocimiento de la relación laboral y que se reconozca el sindicato abre la puerta para tener un convenio y un sueldo acorde a la realidad y no la miseria que pagan las apps. El SiTraRepA ha estado a la cabeza de estas peleas, de la solidaridad activa con las otras luchas y se ha ganado el reconocimiento de todos los luchadores.

En este 2022 que recién se inicia las luchas son más aisladas. La lucha de Garbarino tomó estado público cuando se ligaron a la izquierda y rompieron el cerco que les armó Cavallieri y demás sectores burocráticos. También viene del año pasado la lucha de los municipales de Berazategui, despedidos por organizarse por fuera de la burocracia del municipio. Están en lucha los metalúrgicos de GRI Calviño contra los despidos y la reforma laboral de hecho. Hay otras luchas que viene de mas tiempo atrás como la de Latam, etc.

Todas estas luchas fueron auto organizadas y los gremios traicionaron abierta o encubiertamente. Todas estas luchas dejaron grandes lecciones y plantearon varios debates y sobre todo mostraron la emergencia de un activismo duro, inclaudicable, que llevó la pelea hasta las ultimas consecuencias realizando acciones heroicas.

En relacióna los debates, queremos comenzar diciendo que, si bien a muchos activistas no les gusta las discusiones entre las corrientes luchadoras, se siente “tironeados”, o no entienden los debates o les parecen directamente estrafalarios, hay que decir que hacen parte de la imprescindible democracia de los trabajadores y eso es un valor incalculable, siempre dentro de ciertos limites.

Hecha esta aclaración queremos puntualizar algunas diferencias con el Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC).  Lo primero que hay que decir que no estuvo activo, que no puso el peso de los sindicatos que dirigen, su influencia y sus dirigentes para que los conflictos ganen. Su actitud fue “vengan al pie”.

Las representaciones sindicales que se le arrebataron a la burocracia son efectivamente una conquista enorme, pero tienen que estar al servicio de la unidad de los trabajadores y sobre todo del triunfo de las luchas, sea del sector que sea y sean como sean.Priorizar las representaciones sindicales sobre los luchadores de carne y hueso, sobre las luchas tal cual son, los alejan de las mismas.

En el conflicto de EMA no estuvieron sus referentes principales. En el caso de los tercerizados ferroviarios, fue peor, ya que el “Pollo” Sobrero, dirigente de la Unión Ferroviaria del Sarmiento, y el otro gran referente del PSC, no solo no acompañó la lucha, sino que su programa no era el de los compañeros, el “Pollo” estaba por la equiparación salarial y no por el pase a planta. La UF de Haedo no hizo un minuto de paro por los tercerizados ferroviarios.

En el Plenario del 5 de marzo, no se dejo hablar a Miguel Díaz delegado del SUTNA Córdoba en lucha por la reincorporación de un compañero, porque había uno que tenia más “cargo”. Vale mas  el cargo que la lucha…La democracia de los trabajadores tiene jinetas en la versión del PSC/PO.

En cuanto al MAC/ PTS, tuvieron una orientación de coordinar las luchas, pero con la condición que les sirva a ellos mismos, es decir, instrumentalizan los conflictos en función de sus propios intereses y no los de la lucha. Por ejemplo, tuvimos que dar una pelea junto al activismo independiente para que nos incorporen al encuentro de Madygraf y posteriormente a la coordinadora de las luchas. Recientemente hicieron otro grupo de coordinación y nos dejaron afuera, pero por la pelea de los sectores independientes nos integraron. Producto de esta instrumentalización los echaron del conflicto de los tercerizados ferroviarios.

Pero la instrumentalización no termina ahí, meten en los ámbitos de lucha de la vanguardia las internas políticas del FITU, todo lo intentan transformar en un acto electoral con lo cual a veces chocan hasta con sus otros socios de FITU.

La orientación electoralista no tiene límites: sin ir más lejos para este 1º de Mayo, Día Internacional de lucha de los Trabajadores, llaman a un acto del FITU, no a un gran acto de lucha del espacio de Lezama y demás sectores que están en contra del FMI, sino a un acto político electoral de cara al 2023, como si estuviese a la vuelta de la esquina y no a dos siglos de distancia.

Por nuestra parte, no preguntamos de que partido sos, ni que ideología tenés, queremos coordinar y unir a todas las luchas, a los sindicatos recuperados, a las comisiones internas independientes, a los delegados antiburocráticos, a las agrupaciones clasistas ya todos los que quieran luchar contra el ajuste del gobierno, las patronales y el FMI. Por un básico de $130.000. Para terminar con la precarización laboral y por el pase a planta permanente. Queremos que se reconozca al SiTraRepA.

Para poder discutir todas estas cuestiones y empezar a dar pasos en un camino unitario y de lucha, te invitamos a participar del 4º Plenario de la Corriente Sindical 18 de Diciembre. Te esperamos.

Seremos directos: te necesitamos para seguir creciendo.

Manteniendo independencia económica de cualquier empresa o gobierno, Izquierda web se sustenta con el aporte de sus propios lectores. Sumate con un pequeño aporte mensual para que crezca una voz anticapitalista.

Me quiero suscribir

Sumate a la discusión dejando un comentario:

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí