En mayo del 2014, los obreros de Gestamp venían peleando por la reincorporación de 69 despedidos. La multinacional, con la complicidad de la patota del SMATA de Pignanell, intentaba arrasar con el activismo independiente de la planta. Osvaldo Bayer se sumó a la campaña impulsada por el Nuevo MAS por la reincorporación de los trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre