educación pública en crisis

Vidal dejó sin gas a más de 200 mil niños y adolescentes

Este mes de Julio se está presentando como uno de los más fríos. Con temperaturas muy bajas podemos sentir la ola polar que nos cala el abrigo todos los días cuando nos levantamos para ir a trabajar o a estudiar. No es difícil imaginar lo que deben sentir y sufrir los miles de niños que acuden a la escuela pública, no solo a aprender, sino también a alimentarse. Cientos y miles están yendo al colegio en las peores condiciones.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


En la provincia de Buenos Aires se está viviendo una situación crítica por problemas de calefacción, falta de gas e instalaciones eléctricas. La lista de municipios afectados es inmensa, entre ellos se encuentran La Plata, Lomas de Zamora, Mar del Plata, 3 de febrero, General Pueyrredón, San Miguel, Vicente Lopez, Jose C. Paz, Malvinas argentinas, San Vicente, Esteban Etcheverría, Almirante Brown, Moreno, Florencio Varela, etc. Entre los más afectados se encuentra La Plata con más de 100 escuelas afectadas, Lomas de Zamora con 60 escuelas, Florencio Varela con 60 escuelas y Moreno con más de 70. No podemos dejar de remarcar que en este último municipio, el 2 de agosto, se cumple un año de la muerte de Sandra y Rubén producto de la explosión generada por una fuga de gas en la Escuela N° 49. A raíz de esto salió a la luz la innumerable cantidad de escuelas con fugas de gas denunciadas por sus directivos y estufas inhabilitadas por lo mismo. SUTEBA denunció que luego de esta tragedia, María Eugenia Vidal cortó el suministro de gas en las escuelas con graves fallas estructurales pero no se ocupó de finalizar los arreglos antes de que llegue el frío.

Este escenario se empeora teniendo en cuenta las décadas de desfinanciación que ha sufrido la escuela pública. Docentes y estudiantes vienen denunciando esta situación hace años, la infraestructura de los colegios es deplorable: desde que a las aulas les faltan vidrios, puertas y ventanas hasta que se cursa y trabaja en aulas de fibrofácil. Además, desde los ’90 que la escuela ya no cumple solamente con el rol educador, sino también que funciona como una fuente de contención y recursos para los sectores más excluidos por el Estado; «los que caen en la escuela pública» según el presidente. Con la falta de gas hay decenas de colegios que no sólo no pueden dictar clases por el frío estrepitoso, sino que tampoco  pueden dar de desayunar ni de almorzar (para muchos la única comida del día).

Mirá también:  Marzo de 1976: La lucha obrera contra el Plan Mondelli

 

¿Cómo llegamos hasta acá?

Está muy claro que con la gestión de Mauricio Macri la educación ha sufrido enormes retrocesos. Ha empeorado en materia de infraestructura, ha cerrado programas de apoyo escolar estatal como los CEC, ha cerrado cursos, cortado planes educativos (como restringir el acceso al plan Progresar) y los tarifazos al transporte que nos dificultó la vida a todo el mundo.

Sin embargo, docentes y estudiantes vienen protagonizando peleas en defensa de la educación pública hace mucho más de dos décadas. Algunas de las peleas más importantes del ámbito primario y secundario que se dieron en estos años fueron, por ejemplo, en el 2007, con la huelga docente de más de 50 días en la provincia de Neuquén, donde se cobraron la vida de nuestro compañero Carlos Fuentealba; en el 2010 el estudiantazo protagonizado por jóvenes secundaries de CABA; en el 2014 nuevamente los docentes se enfrentaron al ya conocido «trabajan cuatro horas por día y tienen tres meses de vacaciones», llevando adelante una huelga de 14 días no solo por salario, sino también, por infraestructura y condiciones laborales. Mientras Cristina se jactaba del  6% del PBI destinado a la educación, los docentes y estudiantes de la escuela pública denunciaban que no alcanzaba.

Las condiciones en las que se encuentra la escuela pública hoy por hoy es producto de la desidia estatal durante décadas, en mayor o menor intensidad.

Para enfrentar esta situación, docentes, mamas, papas y con los estudiantes a la cabeza, vienen tomando medidas para enfrentar la falta de gas en las escuelas. La escuela Nº6 de Etcheverría viene llevando adelante una sentada, escuelas de Mar del Plata, la media Nº14 de Lomas de Zamora y escuelas de otros distritos han optado por faltazos organizados en sinónimo de protesta. En La Plata la escuela Nº22 optó por un frazadazo.

Mirá también:  SON NUESTROS COMPAÑEROS: REINCORPORACIÓN YA DE TODOS LOS DESPEDIDOS

SUTEBA, por su parte, no dice más que amenazas que no se las cree nadie. A esta altura y con la gravedad del asunto, el paro, más que una amenaza, tendría que ser un hecho.

Los mismos que nos trajeron hasta acá son los que proponen como programa electoral seguir con el acuerdo con el FMI y el ajuste presupuestario. El pago de la deuda externa en un país sin plata solo significa recortes y tarifazos para el pueblo. No sólo la plata que hay no va a ser invertida en la refacción integral de las escuelas, sino que el presupuesto va a recortarse cada vez más. Macri – Pichetto  y Fernández – Fernández solo significan más pobreza y heladas para el pueblo trabajador.

Queda en evidencia que quienes tomamos estos problemas en nuestras manos somos les trabajadores, las mujeres y los jóvenes; no son los gobiernos de turno los que nos brindan derechos, somos nosotros los que se los arrancamos. Los que hemos transitado la escuela pública pudimos notar a simple vista la ausencia del Estado bajo cualquier gobierno, no se puede seguir depositando confianza en los mismos que nos trajeron hasta acá.

Para que verdaderamente cambie esta realidad, y comiencen a resolverse los problemas de la educación de raíz es necesario que gobiernen los que nunca gobernaron… ¡Los trabajadores!

Ludmila Gulloni
Candidata a 1er consejal en Lomas de Zamora por el Nuevo MAS
Egresada del Tomás Espora
Estudiante del ISFD N 1
Estudiante de la escuela pública
Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre