Estafa y vaciamiento

Vicentín: Los empresarios le bajaron el pulgar a la propuesta del gobierno

El directorio del fraude se niega a dar un paso al costado y se cae la negociación por la creación de un fideicomiso para rescatar a la empresa que habían propuesto desde el gobierno nacional.



Las negociaciones entre el gobierno y el directorio de Vicentín se cayeron el jueves pasado luego de que los últimos rechazaran la propuesta de salvataje que les había hecho el gobierno provincial, con el aval de Nación. Los empresarios del fraude no están dispuestos a dar un paso al costado y se cerró la posibilidad de crear un fideicomiso para administrar la empresa.

En la segunda audiencia de conciliación convocada por el Juez Lorenzini, a cargo del concurso de acreedores de la agroexportadora, las negociaciones que había iniciado el gobierno provincial para crear un fideicomiso para rescatarla se frenaron por completo luego de que los empresarios pusieron como condición su continuidad dentro del directorio.

La salida de los Vicentín, Padoán y Nardelli -el clan de los fundadores y herederos del grupo agroexportador- del directorio de la empresa era una demanda de los acreedores nacionales e internacional por el desprestigio que cargaban los empresarios luego de llevar a la crisis a la cuarta exportadora de cereales del país y también del gobierno nacional, que necesitaba algún gesto luego de ceder en toda la línea a los empresarios.

El gesto no estuvo y el gobierno volvió a retroceder, retirándose de las negociaciones y dejando la resolución del caso al Juez en lo Civil y Comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini. El mismo juez que desestimó la intervención del gobierno nacional en la empresa y propicia las negociaciones para Vicentín.

También ayer se frenó un allanamiento de las oficinas de Vicentín, requerido en el marco de la causa que investiga el fraude al Banco Nación durante la gestión de González Fraga. El fiscal local no dio vista al pedido de la justicia federal y el allanamiento, ya anunciado, se retrasó 24 horas.

Mirá también:  La vida de los trabajadores importa

Por extraño que parezca, el clan Vicentín -que incluye a sus herederos, los Padoán y Nardelli- se sienten con la potestad de poner condiciones sobre la empresa a pesar de haber llevado a una de las principales agroexportadoras del país a concurso de acreedores, estar bajo investigación por fraude crediticio, lavado de activos y fuga de capitales.

Esto se explica únicamente por el vergonzoso retroceso del gobierno nacional que, tras anunciar la intervención e intención de declarar de interés público la empresa, haciéndola pasible de expropiación, le cedió en toda la línea a los empresarios, llegando al ridículo del presidente mostrarse arrepentido en declaraciones radiales de haber intentado ir contra la empresa.

A esta altura queda claro que a estos empresarios explotadores, estafadores y fraudulentos no hay forma de enfrentarlos con diálogo y buenas intenciones, como pretende el gobierno nacional. Que no están dispuestos a ceder un centímetro lo demuestran no sólo sus acciones recientes, sino toda la larga historia de la empresa, que se pone como emblema de la productividad nacional pero que creció de la mano de las dádivas del Estado en democracia y dictadura.

Hoy más que nunca queda claro que la única forma de enfrentar a la derecha y evitar que se siga consumando el fraude, el lavado y la fuga es, como reclamamos desde la izquierda,  la expropiación sin pago del 100% de la empresa, sin pago ni indemnización, su puesta en funcionamiento bajo control obrero y la confiscación preventiva de los bienes de sus directivos, su juicio y castigo correspondientes.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre