De derecha

Vergüenza: Alberto Fernández elogia a Larreta

En declaraciones que vuelven a poner blanco sobre negro respecto al significado de su candidatura, Fernández elogió explícitamente al nefasto gobierno de Larreta en CABA. “Evidentemente es un hombre muy trabajador” dijo.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


“Lo conozco poco y nada, pero todos me dicen que es muy trabajador. A mí me hubiera gustado que la Ciudad de Buenos Aires tenga otras características, pero no puedo negar la cantidad de obra pública que hizo” fue la opinión vertida por el flamante candidato K y no K para la presidencia.

Se trata de declaraciones que son parte del evidente giro conservador del kirchnerismo. Despolitizando el problema de la administración del Estado como si de una imparcial “eficiencia” trataran sus problemas, deja a un lado el problema de los intereses económicos y sociales que representa un gobierno. Eso mismo ha hecho el macrismo los últimos años, tratando de cerrar los problemas de la política a la “honestidad” (inexistente) contra la corrupción populista. La eficiencia, la “gestión” trascendería los intereses defendidos. Alberto Fernández se encamina al mismo punto.

“Si Macri fue valorado como jefe de Gobierno de la Ciudad, el único motivo es que tuvo un jefe de Gobierno real que fue Larreta” dijo, lavándole la cara a uno de los macristas de la primera hora.

La gestión de Larreta (y del PRO) en CABA es sobre el distrito más rico del país. Su gestión y las obras públicas han estado al servicio por años de los negocios de unos pocos (de las constructoras en particular), la exclusión de los pobres y la expulsión de los trabajadores a zonas más alcanzables. Muchas de sus “obras” son ejemplo de cinismo y gasto desmedido en campaña electoral y para las empresas vinculadas a la obra pública.

Hay ejemplos que son lisa y llanamente burdos. Cualquiera que conozca la zona de Plaza de Mayo ha visto los “sillones” duros como el cemento que hay en torno a varias manzanas a la redonda en los que nadie se puede sentar. ¿Será esta parte de la obra pública que nos habla Fernández? El enrejado de las plazas, que las convierten en un lugar completamente hostil para la recreación o para que alguien pueda dormir ahí. ¿Son acaso elogiables? Aún más: ¿Alguien que no sea un repugnante cheto puede defender los contenedores de basura con tarjeta electrónica para que los pobres no puedan comer… ni basura? ¿Podemos olvidarnos de la pileta pintada en el piso? Con esas “obras” se enriquecieron los empresarios vinculados al Estado y se hinchó el pecho de orgullo a algún señor de buen pasar que le desagradaba ver gente revisando su (¡suya y de nadie más!) basura.

Mirá también:  El Nuevo MAS en el panel de candidatos de la FUBA

Podríamos seguir con la lista de “gestión” de Larreta por largas páginas y el sesgo clasista de su política sería más y más evidente. Podemos poner también el ejemplo del proyecto de la UniCABA, que buscaba cerrar los profesorados porteños.

El contenido de las declaraciones de Fernández es el siguiente: “Hay dirigentes (del oficialismo) con los que hablo y me parecen gente que merece todo el respeto y que siento que podría ayudarme a trabajar“. Parece así querer dar un guiño a un sector del macrismo (ajustadores, represores y cómplices de este gobierno) para integrar la “unidad nacional” a la que apuesta CFK.

“Desengrietar hasta que aclare” es la consigna de Fernández. Quiere “unir”, tal y como dijo en su rechazo al tratamiento de la legalización del aborto. “Unir” a los trabajadores, las mujeres y la juventud con sus verdugos.

Print Friendly, PDF & Email

1 COMENTARIO

  1. Está diciendo la verdad, ni la oposición puede negar la obra pública realizada por Cambiemos.
    Los sillones en los que uno no se puede sentar, son los que destruyen ustedes.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre