Rechazamos al golpismo y el imperialismo

Venezuela: un nuevo capítulo del golpe de Estado

En nombre del gobierno de Trump, Mike Pompeo amenaza con la intervención militar directa de los Estados Unidos. Leopoldo López pidió refugio a la embajada chilena. Todo indica que el grupo de militares que se mostró en la mañana de hoy junto a Guaidó y López era apenas un puñado insuficiente para torcer la situación en favor de los golpistas.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


Mike Pompeo aseguró que “todas las posibilidades están abiertas” respecto a Venezuela. Así, insinuó que estarían dispuestos a intervenir militarmente de forma directa. La amenaza fue dirigida particularmente a tres funcionarios chavistas para torcer su apoyo a Guaidó: Vladimir Padrino, ministro de Defensa; Iván Hernández, de la Guardia presidencial; Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo. Según Pompeo, los tres habrían participado de negociaciones con los golpistas para participar de la intentona pero hasta ahora se han mantenido en el apoyo a Maduro.

Hace algunas horas se supo que Leopoldo López pidió refugiarse en la embajada chilena en Caracas, mostrando así poca confianza en el golpe en curso. Se supone que en cualquier momento Guaidó dará un mensaje público después de horas de silencio.

Desde la mañana de hoy, Venezuela vive un nuevo capítulo del golpe de Estado “en cuotas” iniciado en enero de este año. Guaidó se mostró en un video junto al derechista Leopoldo López para anunciar la “fase final de la Operación libertad”, llamando a un alzamiento militar acompañado por un pequeño grupo de uniformados. La intentona parece estar fracasando nuevamente.

En oportunidad de la asunción de Maduro a un nuevo mandato y con la excusa de los “vicios legales” de la elección que le dio nuevamente el triunfo, Donald Trump y un grupo de gobiernos subordinados desconocieron su gobierno y le dieron base así a la proclamación de Guaidó como “presidente encargado”. A partir de ahí se extendió en el tiempo una situación de “doble poder” burgués. De un lado, quienes ostentan el poder efectivo: Maduro mismo, las Fuerzas Armadas y la Asamblea Constituyente (de convocatoria “democrática” cuestionable). Del otro, la Asamblea Nacional legislativa de mandato ya vencido dominada por la oposición de derecha.

El golpe de Estado hoy suma a un sector de las fuerzas armadas pero sigue siendo de todas formas muy minoritario. De enero a esta parte la intentona golpista viene estancada debido a que no ha logrado una base de apoyo real en el ejército ni mucho menos entre amplios sectores de masas. En estas condiciones, el nuevo llamamiento de Guaidó parece ser más mediática que otra cosa.

La nueva proclamación golpista viene con la provocación de que junto al “presidente encargado” se haya mostrado Leopoldo López. Se trata de una figura indiscutiblemente golpista, ultra derechista ampliamente repudiado por los sectores populares. Fue él responsable de intentonas golpistas de años anteriores ya desde la época de Chávez mismo. Participó activamente del golpe de Estado en 2002, fue unos de los responsables de las movilizaciones racistas de las “guarimbas” que dejaron decenas de muertes años atrás, etc. En una de las movilizaciones cebadas por personajes como este es que los “guarimberos” prendieron fuego vivo a un trabajador por “tener cara de chavista”, es decir, por ser de color. En suma, López es una figura nefasta representante de lo peor de la vieja clase dominante venezolana y los sectores medios ultra reaccionarios. Desde principios del 2014 se encontraba preso y hace ya un tiempo en un régimen de prisión domiciliaria muy laxo. Liberarlo para dar muestra de vocación definitoria no parece haber sido algo muy difícil.

Mirá también:  Movilizamos para repudiar a Bolsonaro

En el video difundido el día de hoy desde las redes sociales de Guaidó, el “presidente” golpista afirma que la iniciada hoy sería la “fase final de la Operación Libertad”. Así fue llamado el operativo golpista hace alrededor de un mes. “Hoy como presidente de Venezuela, como legítimo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas convoco a todos los soldados a todos, a toda la familia militar, a acompañarnos en esta gesta como siempre hemos.”

“Son muchos los militares…. A todos los que nos están escuchando: es el momento, el momento es ahora… Vamos a recuperar la democracia y la libertad en Venezuela” dando a la intentona golpista de hoy un tono definitorio. De todas formas, sus mensajes difundidos el día de hoy tienen más apariencia de fuerza que realidad. De hecho, las propias declaraciones del video comienzan con una mentira: “El llamado aquí en La Carlota a acompañar este proceso del cese definitivo de la usurpación que hemos convocado en todo momento y construcción de capacidades…” Así daba a entender que los golpistas controlaban la base aérea militar de ese nombre. Incluso los medios simpatizantes del golpe como La Nación dan cuenta de que quienes se mostraban junto a Guaidó y López fueron despejados con gases lacrimógenos desde el interior de La Carlota. El video en realidad fue filmado en un costado cercano a la base.

Los llamamientos de Guaidó por redes sociales siguieron durante toda la mañana. “Pueblo de Venezuela inició el fin de la usurpación. En este momento me encuentro con las principales unidades militares de nuestra Fuerza Armada dando inicio a la fase final de la Operación Libertad.” Decía en twitter cuando comenzaba la mañana. “Pueblo de Venezuela vamos a la calle, Fuerza Armada Nacional a continuar el despliegue hasta que consolidemos el fin de la usurpación que ya es irreversible” en un tono tal vez demasiado triunfalista.

“Fuerza Armada Nacional han tomado la decisión correcta, cuentan con el apoyo del pueblo de Venezuela, con el aval de nuestra constitución, con la garantía de estar del lado correcto de la historia. A desplegar las fuerzas para lograr el cese de la usurpación.” Se suceden así las afirmaciones de que tendría un sólido sector de las Fuerzas Armadas apoyándolo, cosa menos que cierta hasta el momento.

Los gobiernos de Estados Unidos, Argentina y Colombia se han pronunciado ya en apoyo al golpe en curso. El gobierno de Trump en boca de su secretario Pompeo. Duque, presidente de Colombia, es el único primer mandatario que ha hablado de manera directa hasta el momento, “Hacemos llamado a militares y al pueblo de Venezuela para que se ubiquen del lado correcto de la historia, rechazando dictadura y usurpación de Maduro”. Macri, por su parte: “APOYAMOS MÁS QUE NUNCA LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA Celebramos la liberación de Leopoldo López y acompañamos la lucha del pueblo venezolano para recuperar su libertad. Reconocemos al Presidente Encargado Guaidó, a la Asamblea Nacional y desconocemos la autoridad del dictador Maduro”.

Por su parte, el chavismo afirma que la situación estaría bajo control. Rodríguez, ministro de comunicación dice: “Informamos al pueblo de Venezuela que en estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República”.

Mirá también:  La crisis de los gobiernos “progresistas” de Sudamérica

Diosdado Cabello, presidente de la Constituyente madurista y jefe militar, dijo que y la situación es de tranquilidad: “Ya estamos desplegados e invitamos a todo el pueblo de Caracas al Palacio de Miraflores a defender a la Revolución y a nuestro pueblo. Invitamos a todos los milicianos, motorizados, patrulleros y patrulleras.”

La movilización en Miraflores convocada por el chavismo es multitudinaria y parece despejar las dudas respecto al tono triunfalista de los mensajes de Guaidó, que hasta el momento sólo controlaría el “distribuidor Altamira”.

Desde Venezuela nos llega que el sentimiento de los sectores populares  es que, a pesar del odio y la bronca que genera la crisis económica, son muy pocos quienes apoyan a los “escuálidos”. Hay un odio arraigado entre la población a quienes ven como enemigos de sus intereses. Este es un dato importante porque eso no necesariamente se iba a mantener en el tiempo para siempre y menos con la evidente crisis que atraviesa Venezuela. Este parece estar siendo hasta el momento el factor determinante de que las intentonas de Guaidó apoyadas por el imperialismo hayan naufragado.

Como hemos hecho desde el primer momento, aún siendo opositores a Maduro, desde la corriente internacional Socialismo o Barbarie e Izquierda web rechazamos incondicionalmente cualquier intentona golpista e imperialista y afirmamos que es el pueblo venezolano quien debe decidir los destinos del país.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre