Macri - Pichetto

Una fórmula reaccionaria para el gusto de los mercados y el FMI

En horas de la tarde trascendió que Miguel Ángel Pichetto será el candidato a vicepresidente de Macri. Después de muchas idas y venidas, en las que se barajaron nombres de integrantes del PRO o la humillada UCR, finalmente ha optado por el senador del PJ.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


La primera definición que podemos hacer es que la fórmula elegida por el actual gobierno es la más reaccionaria que se podía haber encontrado en el “mercado político”. Se confirma así un giro a la derecha… de Macri. Pichetto se ha dedicado a hacer campaña contra los inmigrantes y es una de las figuras que más beneplácito tiene de parte del imperialismo norteamericana. La flamante fórmula presidencial Macri-Pichetto está pensada para el gusto del imperialismo, de Trump, de los empresarios nacionales y extranjeros. A priori, tiene elementos de reafirmación de Cambiemos como uno de libre mercado reaccionario pero está incluso a la derecha de la formula de cuatro años atrás, cuando hicieron campaña con globos de colores sin decir lo que realmente querían hacer.

El acuerdo alcanzado por Macri busca evidentemente rasguñar algunos votos del dispersado Peronismo Federal, parte de la llamada “ancha avenida del medio” que resultó ser apenas un callejón. Alternativa Federal parece haber sido deglutida por la polarización entre Macri y Fernández-Fernández, con Urtubey no levantando cabeza y Massa negociando con la aggiornada fórmula K. Macri busca ahora sus votos, presionando sobre todo al reelecto gobernador de Córdoba Schiaretti. Éste ha demostrado ya varias veces sus mayores simpatías por Macri que por el kirchnerismo, a pesar del “gesto” de éste de bajar sus listas para apoyar al PJ cordobés en las elecciones provinciales.

Previsiblemente, este acuerdo hará más profunda la polarización entre las dos principales candidaturas patronales. No hay que olvidarse, no obstante, que con la designación de Alberto Fernández como candidato a presidente, el kirchnerismo institucionalizó su giro a la centro derecha. Lo que tenemos finalmente es dos grandes candidaturas que, aún no siendo iguales (aunque ambas son capitalistas), buscan hacerles guiños de simpatía a “los mercados”, la clase capitalista. La nueva situación electoral expresa así un giro a la derecha producto de que el año pasado no se logró echar a Macri en las calles gracias al operativo de contención de la burocracia sindical y el kirchnerismo. Se pone en evidencia así también lo corto de miras de la izquierda que no quiso levantar la política de echar a Macri para “no hacerle el juego al kirchnerismo”. Ponerle fin a un gobierno reaccionario con la movilización obrera y popular sólo podía hacer girar la correlación de fuerzas a la izquierda.

Mirá también:  ¡La Asamblea Interestudiantil se proclamó por la unidad obrero-estudiantil!

Las tareas de la izquierda en las próximas elecciones son presentar una alternativa independiente frente a las dos candidaturas capitalistas. No hay que ceder a las presiones del “voto útil”, hay que presentar un programa anticapitalista en las próximas elecciones frente a la política de ajuste y amistad con el FMI que representan tanto Macri-Pichetto como Fernández-Fernández. Con esa orientación es que el Nuevo MAS reitera la pre candidatura presidencial  de Manuela Castañeira, única cabeza de fórmula mujer en esta elección, como el llamado a realizar internas abiertas de la izquierda para lograr la unidad. Hasta el día de mañana hay tiempo para llegar a un acuerdo.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre