Una entrega celebrada por los dueños del país

El acuerdo con los bonistas le ha servido al gobierno para garantizarse tiempo. Es decir, armar un calendario de pagos que arranca con sumas millonarias a partir del 2025. Menos abultadas al inicio pero que aumentan fuerte a partir del 2028 hasta el 2035, y que le permite negociar en lo inmediato con el FMI. … Sigue leyendo Una entrega celebrada por los dueños del país