Última tanda de Elecciones UBA, un primer balance | Gran elección de la izquierda

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


 

Entre la noche de ayer y esta tarde se conocieron los resultados de las elecciones de la última tanda de elecciones en la UBA con las votaciones en Filo, Psico, Sociales y FADU (solo resta agronomía que se vota esta semana). El primer dato que muestra la votación es un freno o retroceso (según la facultad) de las listas vinculadas al gobierno nacional y las gestiones de las facultades. En esta tanda de elecciones, el sector que más lo pudo capitalizar fueron las listas vinculadas al kirchnerismo, con el dato principal de que lograron ganar el centro en Sociales con la Lista 15 (Kirchenismo, La Mella, Dignidad, Sur) y un crecimiento en Psico en una elección que aparecía disputada con la Franja Morada y la izquierda, que quedaron más atrás. Mientras tanto, en Filo, la Izquierda al Frente logró mantener la conducción por varios puntos de diferencia y lo mismo sucedió en FADU con la Lista 5 (encabezada por La Corriente, que este año sumó a Nuevo Encuentro al frente, la novedad de la elección). De conjunto, todas las elecciones de la UBA mostraron un retroceso de las listas del gobierno y las autoridades, que en la primera tanda fue capitalizado sobre todo por la izquierda, mientras que en la segunda en mayor medida por el kirchnerismo.

El clima general en estas elecciones fue más bien frío, con votaciones chicas, poco debate y sin demasiada militancia respecto de otros años. Se vio un reflejo conservador de los estudiantes luego de un proceso de lucha por el presupuesto muy importante (Filo, Sociales y Psico tuvieron las tomas más largas y masivas), con un sector importante más preocupado por otras cosas que por las elecciones, lo que se reflejó por ejemplo en que el nuevo activismo independiente no se sumó de lleno a la campaña.

Mirá también:  Cambiemos quiere desguazar las escuelas técnicas

Con respecto a la ubicación de la izquierda, el primer dato es que se logró mantener el CEFYL independiente de la gestión y el gobierno, donde desde el ¡Ya Basta! cumplimos un rol fundamental para fortalecerlo renovándolo por la izquierda. Sin embargo, en estas elecciones el FIT demostró una orientación conservadora: bloquearon la posibilidad de organizar listas más competitivas que reflejaran realmente el proceso de lucha del cuatrimestre, poniendo en primer lugar sus acuerdos de aparato, lo que hizo que las votaciones de Psico y Sociales quedaran muy lejos de poder disputar realmente los centros. En Psico imposibilitaron la participación real en las listas de los activistas independientes que estuvieron a la cabeza de la toma, dejándolos mucho más relegados: desde el Nuevo MAS junto a los independientes sosteníamos que ellos eran quienes debían encabezar la lista para oponer una alternativa que frenara al EDI (Franja Morada) y superara al Impulso (Mella, Sur), planteo que fue impedido por el PO. En sociales sucedió algo similar, lo que dejó a la izquierda por detrás en el debate, quedándose La 15 con los votos para sacar a la UES. Además, esta orientación conservadora también se vio en las propias campañas, donde mostraron un rol muy desdibujado (especialmente se notó la crisis del PO que en algunas facultades mostró una gran debilidad), con poca militancia y sin dar ninguna pelea real para sumar al activismo a la pelea contra el presupuesto 2019 y para ganar centros de estudiantes que se jueguen contra Macri y las autoridades.

Por último, el FIT mostró durante toda la campaña una orientación facciosa y divisionista en contra del ¡Ya Basta! – Nuevo MAS en todas las facultades, buscando excluirnos o relegarnos en los armados de las listas. La situación se mantuvo hasta el día de ayer donde de manera absolutamente escandalosa trataron de expulsarnos del escrutinio en Filo, situación que logramos revertir haciendo valer el gran desarrollo del ¡Ya Basta! en la facultad, que es una de las principales organizaciones. Lo mismo se repitió en Psico, donde con métodos de patota echaron a una compañera del Nuevo MAS de la facultad para que no pudiera ingresar al recuento de votos. Por nuestra parte, a pesar de esta política divisionista, desde el ¡Ya Basta! desarrollamos grandes campañas para poner los Centros de Estudiantes al servicio de la pelea contra el ajuste de Macri y el FMI, construyendo una gran columna el miércoles 24 ante la votación del presupuesto en Congreso (en todas las facultades propusimos que se levanten las votaciones para asistir con toda la fuerza de la rebelión educativa y la marea verde). A su vez, planteamos claramente que la salida es por la izquierda, por el camino de la unidad obrero-estudiantil para derrotar al Macrismo, batallando contra las listas K que quieren esperar a 2019. En estas elecciones salimos muy fortalecidos, con decenas de compañeras y compañeros que se sumaron a las campañas, conquistando secretarías y la Vicepresidencia Primera en el CEFYL. Desde el ¡Ya Basta! vamos a seguir peleando en todos los centros de estudiantes para fortalecer esta alternativa y por un movimiento estudiantil que pelee codo a codo con los trabajadores y el movimiento de mujeres para derrotar al macrismo y por una salida desde la izquierda. Sumate a dar esta pelea con nosotros!

Mirá también:  Líneas 144 y 137, trabajadoras en pie de lucha

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre