Mientras apunta a Venezuela…

Trump ataca a Cuba

El pasado 17 de abril, cumpliéndose un aniversario más de la agresión militar de Playa Girón (Cuba) y en medio de los ataques a Venezuela, Trump intentó volver a imponer la Ley Helms Burton de agresión económica a la isla.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Laui Roja


¿Qué pasó el 17 de abril de 1961?

El 17 de abril de 1961, se desarrolló en las costas de Cuba la agresión conocida como la “invasión de Bahía de Cochinos”o la “batalla de playa Girón”. Esa agresión la efectuaban los llamados “gusanos”; a saber, tropas de exiliados cubanos de extrema derechaarmados y dirigidos por Estados Unidos. Intentaban invadir Cuba intentando derrocar a Fidel Castro, para imponer un gobierno títere de Washington.

La acción fracasó rotundamente en menos de 65 horas, aplastada por las milicias y el ejército cubano. Aún pueden verse los trofeos de esa guerra en el Museo de la Revolución, en La Habana.

Diez días antes de la Batalla de Girón, el Departamento de Estado realizó una reunión para planificar cómo sería la invasión. La reunión estaba a cargo del presidente John F. Kennedy y toda su cohorte imperialista.

 

La batalla comienza

Ocho aviones B-26 de EEUU, con falsas insignias de Cuba, volaron hacia la isla y bombardearon sus aeropuertos militares con el objetivo de destruir la aviación cubana. Pero la acción fracasó estrepitosamente.

Al aterrizar uno de los aviones con el fuselaje deteriorado subproducto de los balazos, su piloto pidió asilo político al haberse presentado como un rebelde anti castrista, perteneciente a la armada cubana.

La sorpresa fue al descubrir que el avión pertenecía a EEUU y había sido pintado con los colores cubanos, los agujeros de las balas eran de una pistola calibre 9 mm y el piloto era un impostor. Este montaje intentaba convencer al mundo de la necesidad de la intervención yanqui a la isla.

El 17 de abril de 1961, la invasión se inicia con la Brigada 2506, que desembarca en Playa Girón y en Playa Larga. Más de quince mil soldados cubanos los esperan: el sentimiento antiimperialista está a flor de piel. Finalmente los invasores se encuentran rodeados sin municiones y sin la posibilidad de recargar sus armas, ya que los buques de la CIA son hundidos por los cubanos.

Mirá también:  EE UU| Falleció John McCain, un asesino imperialista y neoliberal

Desde EEUU, Kennedy cancela la segunda ola de bombardeos. La derrota de los invasores es estrepitosa.

De esta manera la revolución cubana sale vencedora.

 

¿Qué es la Ley Helms Burton?

En 1996, el presidente Bill Clinton firma y pone en vigor la llamada “Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática”. Esta ley es más conocida por sus promotores: el senador republicano por Carolina del Norte, Jesse Helms, y el representante demócrata por Illinois, Dan Burton.

La ley apuntaba a que se iniciaran demandas contra empresas mixtas (con grandes capitales principalmente españoles) que operan en terrenos que han sido expropiados por la Revolución Cubana de 1959.

Esto no es novedad en la política imperialista que, acostumbrados de la Doctrina Monroe, puede someter según sus placeres a los países de América Latina.

La Ley Helms Burton tiene la finalidad de que los gusanos de Miami, base social de Donald Trump, “vuelvan” a ser propietarios los que fueron expropiados por el proceso revolucionario de 1959.

La burguesía cubana-norteamericana desde 1959 ha tenido el programa de que el Estado Cubano se derrumbe totalmente. Desde la expropiación, ha reclamado que el gobierno de EEUU recupere sus propiedades y el Estado Cubano para hacerlo una estrella más en la bandera yanqui, tal como es la suerte de Puerto Rico.Esta salida quedó en gran medida frustrada… pero con Trump podría reabrirse la puerta.

 

¿Cuál es el contexto de la isla en la actualidad?

Hace varios años la isla está sometida a los grandes cambios en el modelo económico a partir de los lineamientos de restauración capitalista votados en el 2011 y el impulso del “cuentapropismo” como salida para diversos sectores sociales, teniendo en cuenta la falta de alternativa laboral de buena parte de la juventud.

Mirá también:  Bolsonaro: un gobierno entreguista

En este marco, la Constitución recientemente votada admite distintos tipos de formas de propiedad, incluyendo como agregados novedosos a la propiedad privada de medios de producción,  el reconocimiento del “papel del mercado” y las inversiones de corporaciones extranjeras… todas medidas de restauración capitalista al estilo China y Vietnam.

Esto ha atraído inversiones extranjeras, principalmente de la Unión Europea y en particular, de España. Así, una delegación de la UE, con el primer ministro de España, Pedro Sánchez, a la cabeza, visitó la isla en los últimos meses. El Estado Cubano mantiene varias empresas mixtas con capitales extranjeros, con mayor cantidad los españoles. La UE está preocupada que los gusanos vuelvan a tener sus propiedades. Esto amenaza a muchos de sus inversores tanto por las propiedades que ya tienen en Cuba como por competencia en el turismo.

 

La relación con EEUU

En la actualidad, las relaciones de la isla con el país imperialista están en sus peores momentos de hostilidad.

En el marco de una coyuntura que tiende a ir hacia la derecha desde la asunción de Trump, EEUU intenta reflotar la Doctrina Monroe[[1]] en los países de Latinoamérica. Y es en ese marco que se está desarrollando la presente intentona golpista en Venezuela.

Con Trump al mando de EEUU, y la crisis del “globalismo” que comienza a erosionar el mundo, la política del imperialismo yanqui es la de reinstalar la ley Helms Burton, cuya aplicación a fondo significaría la recolonización de Cuba: quieren que vuelvan los gusanos que antes de la revolución de 1959 le ponían a su disposición los recursos naturales y humanos de la isla.

¡Rechazamos la intervención imperialista!

¡Quienes deben decidir los destinos de Cuba son sus trabajadores!

 

[1]  “América para los americanos”. Esta doctrina dio vía libre para que EEUU pueda intervenir en las políticas internas de cada país.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre