rebelión

Triunfo popular en Chile: Piñera retrocede

Testimonio desde Santiago de Chile: Piñera retrocede con el aumento de las tarifas del subterráneo/metro.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Melvin

Una crisis social de grandes magnitudes se desató en Chile cuando se decretó un alza de 30 pesos chilenos en el boleto del metro (subte) el que se suma a otros producidos en los últimos meses en el transporte público: micros (colectivos). Esta cifra puede parecer irrisoria, pero para la mayoría de la población, especialmente para los trabajadores que ganan el salario mínimo, es un golpe mortal a sus bolsillos y a su calidad de vida: una manifestante señalo que si una persona gastaba 50.000 pesos chilenos al mes en transporte no le alcanzaría para comer.

Otro transeúnte (un encargado de edificio) se manifestó de acuerdo con las evasiones masivas para pagar no en el metro/subte (aunque muchos no están de acuerdo con los desborde de violencia), y señalo que ya no le estaba alcanzando con el sueldo que ganaba por las alzas de tarifas. Debemos considerar además que el sistema de transporte de Chile es uno de los más caros de Latinoamérica. Esto en un país en que los políticos y las autoridades de gobierno se vanaglorian de la estabilidad económica y los logros macroeconómicos del sistema neoliberal.

Estos aumentos produjeron una movilización espontanea de la población, donde nuevamente los estudiantes secundarios y las mujeres han jugado un papel de vanguardia. Comenzó entonces una evasión masiva para no pagar en el metro, y se produjeron incidentes con la policía.

El gobierno de Piñera entonces respondió con la represión policial y todo se desmadro, con la radicalización de los manifestantes quienes incendiaron estaciones del metro, trenes, colectivos, saqueo de supermercados, etc. Una especie de rebelión popular que se tomó las calles de Santiago. Causó aún más molestia social y enardeció los ánimos la actitud del presidente y de algunos ministros quienes (obviamente como empresarios y miembros de la clase dominante) demuestran nula sensibilidad social ante los reclamos y demandas de los ciudadanos. En la tarde-noche se produjeron cacerolazos en distintos barrios de la capital. El alza del boleto de metro es solo la punta del iceberg de una serie de problemáticas más profundas que afectan a los chilenos: sistema de salud publico deficiente, sistema de educación pública de mala calidad, pensiones de miseria, corrupción política, inaccesibilidad a la vivienda, daño al medioambiente por parte de grandes empresas trasnacionales; aumentos de luz, gas, bencina, y un largo etc.

Mirá también:  Insólito: Aumentos de las tarifas del gas... de las boletas ya pagadas

Una tensa jornada se vive hoy sábado en Santiago de Chile, con la ciudad militarizada, y protestas sociales en muchas ciudades del país. Nuevamente en la capital se han repetido cacerolazos y cortes de calles.

A pesar de las medidas del presidente Sebastián Piñera de sacar a más de 500 militares a las calles de la capital (declarando el estado de emergencia) en apoyo de las fuerzas de carabineros (policía militarizada) para contener a los manifestantes, la población lejos de amedrentarse demostró una actitud de lucha que no se veían desde hace tiempo en Chile. Los medios de comunicación y el gobierno tratan de criminalizar la protesta social centrándose en los actos de violencia y en el vandalismo de producidos algunos sectores marginales.

A estas horas (20 P.M.) Piñera recula ante la magnitud que iba adquiriendo la protesta social, anunciando: la suspensión del alza del transporte público y la voluntad de citar a una mesa de dialogo con distintos actores políticos y sociales en busca de desactivar esta inesperada bomba social. A pesar de estos anuncios se ha decretado el toque de queda (desde las 22 pm hasta las 7 am).

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre