burocracia sindical

Traidores: UPCN dice que no reclamará bono de fin de año

Andrés Rodríguez, uno de los “gordos” de la CGT, dice que no reclamará bono de fin de año para los trabajadores del Estado. Se suma así al llamado “pacto social”: ponerle una mordaza a los trabajadores para “tirar todos del mismo carro” con los empresarios.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


«No vamos a exigirle a Alberto un bono navideño ni de fin de año porque sabemos que la situación es muy difícil» dijo en una entrevista en la radio Futurock.

No lo suficientemente difícil para los trabajadores, parece. Mientras perdieron casi la mitad de su poder adquisitivo en el último año y medio, las cosas no son “difíciles” para los bancos que le cobran su tasa de interés del 70%. Tampoco lo es para los sojeros, que siguen disfrutando de las bajas de las retenciones y ahora del dólar a 60 pesos.

«Todo esto no se va a resolver fácil ni en poco tiempo, tenemos que acompañar. Creo que el acuerdo económico y social se va a dar» dijo haciendo referencia al llamado “pacto social” que pregonó por primera vez CFK en la primera presentación de Sinceramente.

Andrés Rodríguez es un notorio carnero y traidor de los trabajadores estatales desde hace al menos tres décadas. Nuevamente hace gala de su vocación de alcahuete. Pero las cosas no comienzan con el nuevo gobierno. Rodríguez vive muy por encima de las posibilidades de cualquier afiliado de UPCN y se codea socialmente con lo más alto de la clase capitalista argentina, además de “sindicalista” es miembro de la Sociedad Rural. Patrón y “dirigente”, personaje de los dos lados del mostrador.

No es el único “gordo” que deja en claro qué significa el pacto social: «Hay que empezar a trabajar mirando el 10 de diciembre, conversando con todos los sectores, porque a la Argentina la sacamos adelante entre todos o no la saca nadie» dijo Viviani, de peones de taxi.

Mirá también:  Vergüenza: Alberto Fernández elogia a Larreta

Los “dirigentes”, desde sus cómodos sillones, llaman a los trabajadores a apretarse los cinturones. Lo dicen en nombre de que “todos” hagan un sacrificio, pero ya sabemos cuánto han sacrificado los empresarios en “todas” las crisis económicas del país.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre