Covid-19

Tigre: Dos despidos y 30 los contagios en el Centro Médico Talar

Los casos de contagios del personal llegan a 30 y la patronal avanza con represalias y despidos de dos enfermeras que vienen denunciando la grave situación y las terribles condiciones de trabajo.



Pasan los días y el Estado Nacional, las autoridades Provinciales y Municipales se llaman al silencio, en lugar de tomar acciones que tiendan a controlar la situación y proteger, tanto a los trabajadores de la salud como a los usuarios del Centro Médico Talar.

Recordemos que el día lunes se realizó una concentración en la puerta de la clínica para denunciar los hechos que está viviendo el personal, con una ola de contagios de covid-19 entre los trabajadores, el no pago de los aportes a la ART, por lo que no poseen cobertura médica y el rechazo a ser atendidos por la misma institución. La situación se agravó luego de que una de las trabajadoras, Flavia Almeda, terminara internada en terapia intensiva al contagiarse de coronavirus.

A este contexto, se suma el despido de dos enfermeras, Ruth Leites y Alejandra Sotelo el díamiércoles, quienes recibieron un telegrama de despido. Cabe mencionar que ambas estan al frente de los reclamos y denuncias a través de las redes sociales y vienen dando la pelea para lograr la representación gremialen la institución médica, ya que hace más de 25 años que no existe. Por lo que los despidos son claramente una persecución sindical hacia los trabajadores que se quieren organizar. En este contexto, es fundamental continuar con la organización de los trabajadores y la solidaridad de distintos sectores apoyando su lucha.

Es irónica la posición del gobierno provincial. Mientras el miércoles Kicillof anunció el plan de ayuda financiera al sector privado de la salud en unos 400 millones de pesos mensuales, en el peor momento desde que comenzamos la cuarentena, alcanzando el mayor número de casos tanto en contagios como en fallecidos; hoy el estado no garantiza la aplicación de protocolos de seguridad y prevención, sin llevar adelante un control estricto, principalmente, en los centros privados de la salud donde a diario escuchamos denuncias por las malas condiciones de trabajo, los procedimientos irregulares y la ausencia de protocolos.

Mirá también:  3 mil trabajadores en vilo tras solicitud de quiebra de Molinos Cañuelas

Además, en su anuncio el gobernador manifiesta claramente su preocupación en que las empresas privadas que lucran con la salud no quiebren, sin hacer ni una mención a la grave situación que atraviesan los trabajadores de la salud, ni asegurar que el préstamo sea destinado a sostener las fuentes laborales y cubrir el 100% de los salarios. Incluso, el decreto de prohibición de despidos es papel mojado, dejando correr las suspensiones y despidos, como se evidencia en el Centro Médico Talar y muchos otros sectores donde cada vez son más los puestos de trabajo que se pierden.

El Centro Médico Talar se encuentra bajo la propiedad del grupo BASA, conglomerado empresarial que posee 18 clínicas y sanatorios instalados a lo largo y ancho del país. Una de sus principales fuentes de ingresos son los contratos por grandes cifras que firman con las Obras Sociales y las Aseguradoras de Riesgo de trabajo (ART).

A continuación reproducimos el comunicado de los trabajadores del Centro Médico Talar.

#URGENTE COMUNICADO:

El Centro Médico Talar despide a 2 de las representantes de los trabajadores que vienen reclamando los elementos de protección y seguridad, mientras sigue aumentando el número de compañeros infectados. (Ya son 30 los casos de coronavirus en el sanatorio)

En el día de hoy, el Centro Médico Talar de forma ilegitima e ilegal despide a Ruth Leites y Alejandra Sotelo.

Los despidos son claramente una persecución sindical hacia los trabajadores que nos queremos organizar. Exigimos la inmediata nulidad de los despidos discriminatorios.
El estado no puede permitir, que en medio de una pandemia, despidan a trabajadores que estamos en primera línea, y mucho menos por reclamar por la salud de nuestros compañeros, pacientes y la de nuestras familias.

El Centro Medico Talar quiere callar nuestra voz, pero no lo va a lograr. Vamos a seguir luchando, esto recién comienza. Tenemos el apoyo y la solidaridad de miles trabajadores, docentes, estudiantes, pacientes y familiares.

Sabemos que para terminar con la ambición de estos empresarios, que solamente les importa sus ganancias, y no les tiembla el pulso en dejar familias en las calles, es necesario construir una gran unidad de todos los trabajadores. Por nuestros compañeros, y por todos los trabajadores de la salud y los que se atienden acá, le decimos que no vamos a bajar los brazos e iremos hasta el final.

Exigimos:

  1. Inmediata reincorporación Ruth Leites y Alejandra Sotelo.
  2. Basta de persecución a los trabajadores que se quieren organizar.
  3. Ante el aumento de compañeros contagiados (30), exigimos test masivos para todos los trabajadores del Centro Medico Talar, a sus familiares y pacientes

Hoy más que nunca es fundamental cuidar a los que nos cuidan, impulsar campañas de solidaridad con los trabajadores de la salud y los distintos sectores en lucha que se encuentran en la primera línea de batalla contra la pandemia y exigir al gobierno la triplicación del presupuesto de salud para mejorar las condiciones de trabajo y la aplicación de los protocolos de salubridad, al tiempo que debe garantizar el pago total de los salarios. No puede haber “ayuda” económica para los empresarios que se llenan los bolsillos sobre las espaldas de los trabajadores. Frente al inminente aumento en la curva de contagios, que deja entrever lo precario del sistema sanitario argentino, es urgente el aumento del presupuesto en salud para enfrentar la crisis.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre