Télam: el responsable es Macri

Mantener el paro, la ocupación y profundizar las medidas de lucha

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Héctor “Chino” Heberling

Ya se cumplieron 51 días de lucha con paro y ocupación de los edificios de Bolívar y Belgrano, una lucha heroica en defensa de los puestos de trabajo. Hasta ahora el gobierno ha hecho oídos sordos a los reclamos por la reincorporación de los 357 despedidos, ha mantenido una actitud cerrada a todo nivel, las audiencias en el Ministerio de Trabajo son una farsa en las que no se avanza un milímetro.

La orientación del conflicto, responsabilidad de la interna, se ha mantenido a rajatabla, la misma en orden de importancia ha priorizado el plano superestructural, baterías de presentaciones judiciales y cabildeos en el parlamento, otro plano podría llamarse el de la propaganda y por último está el de las medidas concretas.

Todos los conflictos son una combinación de estos planos, pero hay algo que está por encima de todo, más si se trata (como es el caso) de despidos en una empresa estatal, el conflicto es político, entonces contra quién apuntamos los cañones, a quién hacemos responsable, tiene una importancia fundamental. Desde el primer día y hasta ahora siempre se responsabilizó a Lombardi, esto fue hecho a pesar de que todos sabemos que Lombardi es un subordinado que cumple órdenes del gobierno, no haberle pegado a Macri como responsable de los despidos aprovechando la bronca contra el gobierno y la baja en las simpatías con el mismo, le privó al conflicto de dos cosas: en primer lugar, claridad de la base contra quién se pelea y en segundo lugar, cosechar más voluntades en su apoyo.

Si la cosa es desgastar a Lombardi, alcanzaría sólo con una orientación superestructural. El problema se presenta cuando los días pasan y no se avanza un milímetro, un par de medidas cautelares y audiencias en el parlamento pueden ser puntos de apoyo, pero de ninguna manera te solucionan las cosas. En el mismo sentido juega haber logrado “romper el cerco mediático”. Se puede tener mucha simpatía de los colegas y los sectores progres, pero la realidad que lee la mayoría de la población la dicta el grupo Clarín-TN y los otros medios chupamedias del gobierno. Evitar la confrontación directa con Macri tiene que ver con una posición sostenida por el sindicalismo K, de esperar el desgaste del gobierno, para en 2019 “votar bien”; no se radicalizan las medidas en aras de sostener la gobernabilidad del sistema. El problema de esto es que están en juego las cabezas de 357 compañeros!!

Entonces se llega a los 51 días y “el pescado está sin vender”, el desgaste comienza a aflorar y comienzan a revolotear las dudas en los compañeros. El tiempo siempre juega a favor del poderoso, y ahora el gobierno empieza a jugar más fuerte, empezaron los aprietes más directos, con los patovicas en la puerta o la amenaza de cerrar la sede de la calle Bolívar. Se vienen momentos de definición.

El tiempo perdido no se puede recuperar, pero aún se está a tiempo de cambiar la orientación del conflicto, hay voluntad de lucha. Los mineros de Río Turbio no sólo trajeron la solidaridad y su apoyo, propusieron unir las luchas de todos los estatales contra el gobierno de Macri, por ese camino hay que rumbear. Mantener el paro y la ocupación, lanzar una gran campaña entre la población donde se denuncie a Macri como el responsable de los despidos, llamando a todo el mundo a movilizar masivamente a la próxima audiencia, los funcionarios tienen que sentir la presión de los trabajadores movilizados, primero en el Ministerio de Trabajo y después al CCK, hasta lograr la reincorporación de los 357 compañeros!!

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre