Basura capitalista

Techint despide 1450 trabajadores

La empresa perteneciente a los Rocca, que ostentan el primer puesto entre las mayores fortunas del país, acaba de anunciar despidos masivos en tres provincias.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.



Los despidos son en empresas constructoras del principal grupo empresario del país en las provincias de Buenos Aires, Neuquén y Córdoba.

Los Rocca son los empresarios más ricos de Argentina, con una espalda financiera más que suficiente para soportar la crisis de la cuarentena sin mayores pérdidas que lo ganado en pocos días. Pero la lógica de hierro del capitalismo se impone de esta forma: si no se gana en enormes cantidades siempre y todo el tiempo, nada es viable.

Cuando hay ganancias extraordinarias, que son más que multimillonarias, a los trabajadores les caen algunas migajas en su mesa. Cuando esas ganancias crecen, las migajas se mantienen con suerte iguales. Cuando hay una mínima crisis, ineludiblemente la pagan los trabajadores. Cuando hay ganancias extraordinarias, es natural que vayan a engordar los bolsillos de los más ricos entre los ricos; cuando hay alguna mínima pérdida, se reparte democráticamente de manera tal que la sufran los trabajadores. Los millones producidos por ellos durante años se quedan prudentemente guardados en una cuenta bancaria.

Paolo Rocca (Maximiliano Luna). El principal multimillonario del país.

Según la revista Forbes, Rocca posee él solo nada más y nada menos que 6,6 mil millones de dólares… ¡Un solo hombre tiene en sus bolsillos una suma cercana al 10% del PBI argentino y no puede perder ni un centavo! Así, los verdaderos productores de esa riqueza se convierten en víctimas de lo construido con sus propias manos.

Los responsables de Techint Ingeniería y Construcción, se presentan a sí mismos como “una de las principales empresas constructoras del país, contribuyendo al desarrollo de la industria nacional y al fortalecimiento de las comunidades donde trabaja” con sus 70 años de historia. Lo que no cuentan es que llevan décadas y décadas de fraudes en torno a la obra pública y los negocios con el Estado. Durante el menemismo, se llenaron los bolsillos de manera fraudulenta con negocios como la privatización de SOMISA y la concesión de CEAMSE, que pasaron de ser empresas del estado a despedir miles y miles de trabajadores y llenarle los bolsillos a este grupo de parásitos.

Mirá también:  Neuquén: Grave denuncia de abuso policial a una docente

¿Y la UOCRA? Dicen: “Hay un abuso por parte del sector empresario que una vez más dan la espalda al país y a sus trabajadores. Mientras, todos estamos poniendo el hombro para que ante esta pandemia sigamos sacando Argentina de este grave momento”. Las declaraciones de los supuestos representantes de los trabajadores suenan a un pedido de que les alcancen un pañuelo en el qué llorar en la comodidad de su cuarentena. Ni una palabra de defender a los trabajadores, nada de exigirle (o siquiera rogarle) al gobierno una medida mínima en defensa de los puestos laborales, nada: lloriqueo en los medios.

La Cuarentena implica una crisis social y económica como hacía mucho no se veía. Pero existen recursos de sobra para soportar unos días de encierro. El problema que cruza a toda la sociedad es que las riquezas producidas por los trabajadores (comida, edificios, servicios, etc.) existen solamente para llenarle los bolsillos más y más a un puñado minúsculo de personas.

Pronunciándose sobre esto, la Corriente sindical 18 de Diciembre se pronunció diciendo que: «Exigimos de inmediato la PROHIBICIÓN DE DESPIDOS POR 180 DÍAS y la reincorporación inmediata de todos los trabajadores. Cada patronal que despide en este momento debe ser expropiada y estatizada bajo control de los trabajadores. Exigimos que la cuarentena deba ser cumplida y recibiendo el 100% del salario habitual.»

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




1 COMENTARIO

  1. Nadie esta a favor de que se despida personal y mucho menos en la situación sanitaria, social, económica y política que vive el país. Pero hay que diferenciar el sector publico del privado, ya que en el primero «conviven» el personal de planta con capacidad, preparación y experiencia, con los que ingresan políticamente, que no siempre son los mas capaces……
    En el ámbito privado se rinde examen día a día, y muchas veces las grandes empresas que realizan obras para el estado, se encuentran con la situación de que este no paga en termino las pautas acordadas.
    Como el futuro es incierto, cualquier oportunidad es propicia para «limpiar empleados» de tal manera que permanezcan los mas capaces y eficientes…………..en el sector publico, sin no saben….se los ubica en algún lugar que no molesten….percibiendo sus haberes…….

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre