Los aumentos no se aguantan más

Tarifazo: en Tucumán prendieron fuego la empresa de energía eléctrica

Los tarifazos recurrentes que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri son uno de los principales factores que afectan el bolsillo de la clase trabajadora en nuestro país. Esta vez, las tarifas impagables de luz hicieron despertar la bronca popular en la localidad de Monteros, provincia de Tucumán.



Renzo Fabrizio

El hecho ocurrió el lunes, en una jornada de movilizaciones en toda la provincia contra los aumentos de tarifas. Las marchas se sucedieron en varias ciudades tucumanas, además de Monteros: en Alberdi, Famaillá, Tafí Viejo, Bella Vista, Concepción, Banda de Río Salí, Los Ralos y por supuesto en San Miguel, la capital provincial.

Dos días después, Macri declaraba en una radio cordobesa que “hay que aguantar”, en referencia a la grave crisis económica que golpea el país y que afecta en primer lugar a las clases populares. Pero la realidad es que la situación ya es inaguantable, y los vecinos de Monteros terminaron por estallar de bronca al incendiar el ingreso a las oficinas de EDET, la empresa encargada del suministro eléctrico en Tucumán; lo cual generó que se viralice el video del hecho en las redes sociales.

Sin embargo, no fue el único hecho de ese estilo. En las restantes movilizaciones de otras localidades hubo también situaciones de tensión, quema de neumáticos y fuerte presencia policial custodiando las oficinas de la empresa. El brutal ajuste que lleva adelante Cambiemos empieza a generar un clima social más conflictivo.

Recordemos que hace seis meses el gobierno nacional realizó el “pacto fiscal” con las provincias, que incluyó la quita de subsidios a las tarifas de transporte, luz y gas; lo que implicó un aumento desmedido de las mismas. A pesar de eso, desde el gobierno se siguieron promoviendo los tarifazos, siendo el último de luz de 32% en el mes de febrero.

Como si esto fuera poco, en sintonía con el terrible ajuste que exige el FMI, el gobierno también le retiró la tarifa social a unos 160.000 usuarios, perjudicando así de manera directa a los sectores más pobres y más vulnerables de la sociedad y beneficiando a las empresas que están teniendo ganancias siderales con los enormes aumentos dea precio dólar: así, tiene lugar una inmensa transferencia de recursos de los trabajadores a los empresarios.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre