Suspensiones en la multinacional General Motors

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Max Encina

La patronal de la multinacional General Motors ubicada en la ciudad de Alvear, provincia de Santa Fé, anunció que a partir del 17 de septiembre empezará un plan de suspensiones que abarca a 1500 trabajadores, se reducirán los tres turnos laborales a dos (mañana y tarde) y los trabajadores pasaran a cobrar el 70% del sueldo, sin contar que no cobraran más presentismo y productividad, sumado a que se calcula que la inflación llegará a más del 42% para fin de año (según reconoció el mismo gobierno nacional).

 

Para la empresa millones, para los trabajadores… ajuste

Mientras los trabajadores/as sufrimos el ajuste de Macri y el FMI, General Motors gana millones, veamos como ellos mismos lo anuncian: “Reestructurar la compañía en los últimos años nos ha permitido asignar recursos y capital a oportunidades de mayor rentabilidad, incluyendo nuestra siguiente generación de camionetas y estableciéndonos como líderes en el futuro de la movilidad”, dijo Dan Ammann, presidente de GM a nivel mundial. “La totalmente nueva familia de pickups grandes que se lanza este año generará fuertes retornos para los años que vienen”.

Sus ingresos netos durante el período ascendieron a u$s36.100 millones, un 3,1 % más que en el mismo periodo de 2017

Sumado a esto en Argentina General Motors llegó a posicionarse primero en ventas con el modelo del Chevrolet Prisma en marzo de este año con 3744 unidades vendidas ($524.900 cada unidad), y el mes de agosto se posicionó segundo con el Chevrolet ONIX con 2529 unidades ($505.900 cada unidad). Según los dichos del presidente de GM y con los pocos datos que conocemos de sus ganancias, cualquier trabajador se da cuenta que la empresa no tiene ninguna crisis. Es decir que todo es una gran mentira para seguir flexibilizando y ajustando en pos de mayores ganancias.

 

El SMATA, perro fiel de la patronal

La burocracia sindical del SMATA viene jugando un rol de traición descarada a los trabajadores, como ya vimos en conflictos de gran importancia como Gestamp y Lear en 2014. El año pasado inclusive arreglando en GM con la patronal las 350 suspensiones. Hoy día vuelven a traicionar y a “comunicarle” a los trabajadores nuevas suspensiones y la reducción de su salario, sin plantear en momento alguno medidas de fuerza contra este ataque a su salario y condiciones laborales. Toda la fuerza del SMATA  esta orientada a que los trabajadores no luchen y lleguen reventados al 2019 para “votar mejor” como dijo Ricardo Pignanelli, secretario general del SMATA (en sintonía con su actual aliado Hugo Moyano y todo el kirchnerismo).

 

La salida la tienen los trabajadores

Los trabajadores tienen que exigirle al sindicato la realización de asambleas que les permitan empezar a organizar medidas de lucha concretas, que no pase una sola suspensión ni despido, que se repartan las horas de trabajo por el mismo salario y la apertura de los libros de contabilidad para tener conocimiento de las supuestas “perdidas”, hay que rodear de solidaridad y fuerza a los trabajadores de GM y acompañarlos en su lucha, los compañeros del Astillero Rio Santiago son un ejemplo de esto, ahora es cuando no se puede esperar al 2019.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre