Como parte de la campaña de solidaridad con los despedidos y el fondo de huelga, los compañeros de Pilkington estuvieron hoy en el Garrahan. La respuesta de enfermeras, médicos y trabajadores en general fue de mucha simpatía.

Como ya sucedió en FATE, el Astillero Río Santiago y otros lugares de trabajo con larga tradición de lucha, los compañeros y compañeras del Garrahan demostraron su voluntad de acompañar a los despedidos en su lucha haciendo un importante aporte al fondo de lucha. Así, se juntaron en los pasillos del hospital aportes por 4 mil pesos mientras la Junta Interna independiente – entre quienes están Silvana Piñeyrúa, Gustavo Lerer y la compañera María Inés- puso 10 mil.

En los lugares de trabajo se siente en todo momento la solidaridad de clase con los despedidos.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre