Socialismo o Barbarie 32/33 | Editorial – Introducción

    Roberto Saenz
    Dirigente del Nuevo MAS y la corriente internacional Socialismo o Barbarie. Director general de izquierdaweb.com

    Presentamos a continuación el informe oral editado sobre la coyuntura mundial presentado oportunamente en la conferencia internacional la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie de febrero de este año. El texto fue retrabajado en los meses posteriores y terminado en junio. Lo dedicamos a nuestro joven compañero Alejandro Vinet, que falleció en París militando esforzadamente por poner en pie nuestra corriente. 

    “Podríamos decir que Trump está tan lejos del fascismo clásico como Occupy Wall Street, los Indignados y Nuit Debout [Noche de pie] lo están del comunismo del siglo pasado. Sin embargo, encarnan una polaridad social y política tan profunda como ésa que en épocas pasadas oponía al fascismo y el comunismo” (Enzo Traverso, Las nuevas caras de la derecha).

    Para comenzar, una cuestión de rigor y obvia: el mundo es grande y la corriente es pequeña. Se manifiestan todo tipo de “capas geológicas”, problemas, determinaciones, etc., con cuestiones que inevitablemente se nos escapan. Además, en nuestra actividad cotidiana, en nuestros grupos, estamos absorbidos por las realidades nacionales, a lo sumo regionales. Y eso también dificulta aprehender en toda su extensión los problemas generales, mundiales. Hasta porque nos falta percepción directa de muchos de ellos. Esas percepciones que son clave a la hora de hacer política revolucionaria, de no “pontificar” sobre lo que no conocemos.

    La Argentina es un país muy demandante. Y aquí está el núcleo de nuestra corriente. En Brasil hay también una experiencia acumulada. Pero nuestro núcleo allí es aún débil y el país inmenso. En Europa, obviamente, por la pérdida de Ale, estamos debilitados incluso en lo que es una fase de implantación inicial. En Costa Rica el grupo está fortaleciéndose. Pero Costa Rica refleja Centroamérica, que es un mundo dentro de otro mundo. Y Honduras es casi un mundo en sí mismo, aunque muy vinculado a las características del patio trasero yanqui, que es otra particularidad.

    Es complejo, entonces, hacer una panorámica del mundo. Mucho más con este mundo en plena transición, en plena transformación: económica, política y geopolíticamente el mundo está en plena mutación. Es complejo aunque, por supuesto, hay que hacer el esfuerzo. Existen muchas determinaciones, muchas realidades, muchas problemáticas complejas de subsumir.

    Vamos a ubicar cinco o seis definiciones y también vamos a plantear problemáticas, temas a estudiar. Algunas de esas cuestiones se abordan en este número de la revista. La idea es plantear definiciones y establecer problemáticas para un desarrollo ulterior, haciendo el esfuerzo de sumergirnos en los problemas del mundo sin proyectar, mecánicamente, nuestras realidades. 

    La pérdida de Alejandro

    Por supuesto, no quiero dejar de mencionar que Ale no está. Venimos el último año con un golpe muy duro como corriente. Quiero repetir acá lo que dijimos cuando hicimos el homenaje en el partido, que fue muy lindo, muy sentido, en la puerta del colegio donde Ale había sido dirigente, el Nacional Buenos Aires, uno de los colegios más importantes de la Argentina. Allí dijimos que la explicación última de la circunstancia es que Socialismo o Barbarie es una corriente muy joven, en pleno desarrollo, en construcción, donde en muchos casos, las ubicaciones son “puestos de frontera”O sea, desafíos difíciles. Porque hay que poner en pie una corriente todavía minoritaria en una situación internacional que es compleja.

    Tenés que enfrentar fuerzas gravitatorias más grandes. Y entonces, muchas de las ubicaciones en el partido y la corriente son ubicaciones de frontera. Requieren romper con la comodidad; romper la inercia de las cosas. La construcción revolucionaria siempre se hace en el sentido de una ruptura con la dinámica inercial, que salvo cuando existe un ascenso de la lucha de clases o cuando ya se ha asentado la construcción del partido, significa una multiplicidad de tendencias adversas a enfrentar para que el partido se abra paso. Un poco esto reenvía al carácter de vanguardia de la actividad revolucionaria (algo que no siempre se entiende en su especificidad); si se es de vanguardia es porque deben vencerse mediaciones y presiones inerciales adversas.

    De paso, ya que estamos este año conmemorando el 200 aniversario del nacimiento de Marx, con la proliferación de bibliografía sobre su trayectoria (y la de Engels), a cada paso se puede ver las adversidades que tuvo que enfrentar, el carácter de vanguardia de su actividad. Cualquier vanguardia en el terreno que sea (artística, científica, política), debe hacer frente a esa presión inercial: el ir contra la corriente, el no poder “acomodarse”; de ahí que el posibilismo sea el reverso de esta circunstancia.

    De alguna manera ese elemento tuvo su peso en el caso de Ale por las adversidades que debió enfrentar: falleció militando, haciendo una tarea y una responsabilidad que le habíamos encomendado desde la corriente, siendo muy joven. Era un cuadro estratégico, un compañero joven muy capaz, políticamente bastante maduro y en otras cosas no tanto, claro; es una pérdida enorme para la corriente.Tuvimos un golpe. Hay que absorberlo y seguir adelante, incorporando a Ale como parte de la tradición de nuestra joven corriente. 

    Print Friendly, PDF & Email

    DEJAR UN COMENTARIO

    Ingresar comentario
    Ingrese su nombre