Sindicalismo combativo de la Zona Norte | Un plenario de crisis

El movimiento obrero de la zona norte y el sindicalismo combativo. Finalmente, el sábado 3 se realizó el Plenario del Sindicalismo Combativo de la Zona Norte con la presencia de alrededor de 400 compañeras y compañeros.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Rodolfo Torres

Finalmente el sábado 3 se realizó el Plenario del Sindicalismo Combativo de la Zona Norte con la presencia de alrededor de 400 compañeras y compañeros. La mesa fue representativa de las expresiones independientes de la zona (SUTNA, SUTEBA Tigre, ferroviarios, trabajadores de la salud, estatales y docentes, la Interna de Unilever, trabajadores metalúrgicos, etc) pero las delegaciones fueron escasas, por no decir testimoniales.

La mayoría abrumadora de la concurrencia fueron trabajadores de las corrientes político sindicales y una delegación importante de compañeros de los movimientos sociales.

Es evidente la contradicción entre las representaciones conseguidas en los últimos años y la participación de las bases de esas experiencias en este tipo de encuentros y de las actividades, cuestión que debería ser abordada críticamente.

Dicho sea de paso, más allá de la importancia del PSC, las representaciones conseguidas son una gota en el océano de los sindicatos y las representaciones burocráticas que constituyen la inmensa mayoría en la zona y en el país.

Tanto la declaración política como las resoluciones fueron votadas y  son correctas en general.

 

Algunas observaciones

La declaración comienza marcando la necesidad de una nueva dirección del movimiento obrero, pero no indica las tares inmediatas o intermedias para llegar aello. Tampoco precisa las características que debería tener esa nueva dirección.

Para llegar a una nueva dirección hay quedesbordar, destruir a la burocracia sindical estatizada y pro-patronal que dirige el movimiento obrero argentino.

Es evidente que para esto es necesario un programa, pero solamente con tener el programa no alcanza.

Sobre esto una vez más remarcamos que los paros nacionales son una oportunidad para que los sectores combativos y la izquierda se muestren como alternativa haciendo el paro activo, pero en concreto en la zona es intentar cortar la Panamericana,que es donde el gobierno pone el centro y sería realmente una acción que nos mostraría como alternativa real y distinta a la burocracia, que hace paros para descomprimir y desmovilizar.

La burocracia siempre falta a la cita; en vez de movilizar el 24 de octubre contra el presupuesto del genocidio social fueron a rezar a Luján el 20 para ver si se hacía el milagro de que no se votara el presupuesto… Los milagros no existen.

A este claro planteo, de intentar cortar la Pana en el marco del paro,  se esbozaron dos respuestas: una que es una discusión táctica cortar o no la Pana. Para nosotros es una discusión política, lo táctico es si se puede o no, pero lo que no hay es acuerdo político en intentar cortarla, por lo menos en los últimos paros.

Mirá también:  Gran festival en Pilkington | Intervención de Esteban Salvatierra

El segundo argumento es que sólo se puede cortar si hay organizaciones de masas; que hacerlo sin ellas sería ultra izquierdismo. Esto no es así, la realidad mostró que todos los cortes que se hicieron fueron de vanguardia  y a la cabeza los sectores que estaban luchando en ese momento. Así fueron los cortes de Kraft, de Pilkington, del Rioplatense, de Gestamp y de Lear, por recordar sólo algunos. Ultraizquierdista sería si los paros no tuviesen el consenso de masas que tienen, fuesen divididos o minoritarios, cosa que no es así.

Este debate es para nosotros importante porque por la vía de actos o marchas rutinarias no vamos aparece como alternativa de dirección, más allá que no esté mal hacer un acto contra los despidos y suspensiones, por ejemplo.

 

Crisis y discusión

El Plenario estuvo en duda hastaúltimo momento por la división en la UF de Haedo. La Bordó no sólo compite contra la Verde de la burocracia “Pedracista” en el cuerpo de delegados, sino contra la Negra que está formada por los ex compañeros de la EmFer y demás corrientes de izquierda, entre ellas el PO y el MST.

Izquierda Socialista planteó postergar el Encuentro para evitar una crisis, a nosotros nos pareció atinada la propuesta pero la mayoría no acordó y finalmente se realizó.

Todo el Plenario estuvo cruzado por esta discusión, cada una de las corrientesdefendió sus postura, básicamente la Bordó (IS) acusó de divisionistas a la Negra y la Negra (PO/MST) de burocrática y de no haberlos integrado a la Bordó. El debate estuvo cruzado por todo tipo de acusaciones, calumnias e injurias, pero la sangre no llegó al río.

Nosotros llamamos a votar a cualquiera de las dos listas porque las consideramos  independientes de la burocracia, pero con ambas tenemos diferencias.

En la discusión algunos ven un debate de modelos sindicales, para otros remite a la discusión del frente único, para nosotros la necesaria unidad de los luchadores remite a la discusión de la democracia obrera,y a anteponer los intereses del conjunto a los intereses de la legítima autoconstrucción.

Mirá también:  Escándalo | Se filtró el plan de cierre del Astillero Río Santiago | Mirá el documento

No hay unidad sin las minorías, sin asambleas democráticas donde todo el mundo pueda expresarse y participar, sin internas abiertas  y donde se elija a un candidato único de la oposición.

Democracia obrera son asambleas sin maniobras, es respetar los mandatos de las mismas. La democracia obrera hace al imprescindible proceso de auto determinación de los trabajadores, a su politización, a decir la verdad, etc.

La única experiencia reciente donde se hicieron internas para unificar a la oposición fue en FATE, pero no bajo la conducción de la Negra, sino en el periodo 2008-2012 cuando dirigía la Marrón histórica. En las últimas elecciones a delegados en FATE hubo 4 listas independientes y hubo en más de un sector que se enfrentaron entre sí.

 

Un Plenario al servicio de las luchas

Para nosotros el reagrupamiento de los luchadores es imprescindible pero no para aparecer como alternativa en abstracto, sino para apoyar las luchas reales y concretas. Es real que hubo pocas luchas dirigidas por los sectores independientes pero en las que hubo no estuvo, por ejemplo, en el acampe de los mineros, el Plenario no estuvo. El SUTNA no convocó al Plenario para que apoye a su lucha en las paritarias, por ejemplo.

El Plenario está en crisis porque tiene una orientación equivocada donde el centro son las representaciones conseguidas y no las luchas y los luchadores concretos. Donde se impone el criterio de la representación y no el de la lucha.

Por último y a título de ejemplo y de propuesta, el Plenario de la Zona Norte resolvió hacer un acto en relación a la crisis en la industria automotriz, a los despidos encubiertos y suspensiones en el sector en la Ford. Al cerrar esta edición la patronal de FATE mandó una carta documento al sindicato y ampliamente distribuida a los trabajadores, amenazando que va a pedir el preventivo de crisis y responsabilizándolos por la baja productividad,el ausentismo, etc.  Cuando la realidad de la fábrica muestra que una vez por mes hay un accidente gravísimo, el último se llevó dos dedos. Esta verdadera provocación patronal tiene que ser respondida con fuerza y el Plenario se tiene que poner a la cabeza. Por esto creemos que el SUTNA debería llamar a unacto en la puerta de fábrica para repudiar la maniobra de la empresa y convocar al Plenario a tomarlo como propio.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre